‘La vida breve’ llevó la lengua española en 1926 a la Ópera de Nueva York

27

El 6 de marzo de 1926, en la antigua sede del Metropolitan Opera House de Nueva York, en el número 1411 de Broadway, entre las calles 39 y 40, en el Garment District de Manhattan, se presentaba la ópera ‘La vida breve‘ (en una sesión junto a ‘Le Rossignol’, de Stravinski). Era el estreno en Estados Unidos de la obra de Manuel de Falla, que había visto la luz en Niza (Francia) trece años antes y en francés, y un año después en 1914, en el Teatro de la Zarzuela, ya en su versión española.

La peculiaridad de este estreno es que la obra se cantó en español, un idioma que no volvió a escucharse en el Met hasta hace unos días, cuando se estrenó, ya en la sede del Lincoln Center, que ocupa desde 1966, ‘Florencia en el Amazonas‘, una ópera de David Catán con libreto de Marcela Fuentes-Berain.

El Met ofreció en 1926 cuatro representaciones de ‘La vida breve‘ en Nueva York, los días 6, 19 y 25 de marzo y 5 de abril, y una más en Filadelfia, el 9 de marzo. La producción contó con la dirección escénica de Wilhelm Von Wymetal, los decorados de Joseph Urban, los figurines de Gretel Urban y la coreografía de August Berger.

En el podio estaba toda una leyenda del mundo de la ópera, el italiano Tullio Serafin, uno de los grandes directores de orquesta de la época. El reparto lo encabezaba la soprano valenciana Lucrecia Bori, una de las grandes estrellas del Metropolitan neoyorquino de la época, que interpretó a Salud. Le acompañaban el tenor armenio Armand Tokatyan (Paco), la mezzo canadiense Kathleen Howard (Abuela), el bajo italiano Louis D’Angelo (Tío Sarvaor), la contralto estadounidense Merle Alcock (Carmela), el barítono húngaro Arnold Gabor (Manuel), y el barítono italiano Millo Picco, que interpretó al cantaor. Completaban el reparto Charlotte Ryan, Grace Anthony, Angelo Badà, Max Altglass y los bailarines Florence Rudolph y Giuseppe Bonfiglio

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.