Entrevista | La Flaka: “A veces me pregunto cuándo va a llegar el momento de que alguien apueste por mí”

54

Lo suyo es una auténtica Obsesión, y no en el mal sentido, porque La Flaka, que estuvo a punto de dejar a un lado su carrera en la música para ser monja, cumple su sueño de versionar a la mexicana Ana Gabriel en su icónico hit de 1999, la canción que marcó su adolescencia.

¿Cómo se consigue enamorar a Alejandro Sanz?Porque canté Mi soledad y yo con tantas ganas que puse mi corazón encima del escenario. A a partir de ese día, mucha gente empezó a seguirme y, a día de hoy, aún siguen conmigo.

¿Esa pasión es lo que mejor la define?Sí. Yo lo pongo todo, y da igual sitio, que haya mil personas o que haya ocho mil. Doy mi diversión, porque me encanta que se diviertan conmigo. Lo que siento por la música yo te lo ofrezco para que tú lo recojas, y al final lo consigo, siento que llego. Cuando me bajo del escenario digo: ‘¡Guau! ¡Qué bien!’.

“No soy millonaria, pero vivo bien de la música”

Cuando se baja de él, ¿deja atrás a La Flaka para ser, de nuevo, Jessica?Intento separarlas, porque, al fin y al cabo, la de Jessica es la vida de madre, de esposa y de la persona que tiene otro negocio, que es una escuela de baile. La vida de La Flaka es diferente, es música, que también está en la de Jessica, pero claro, tiene que ser compartida con más cosas. Sí que van de la mano, pero intento separar lo sentimental de lo que es la artista, porque a veces eso me pierde.

Me habla de ser madre. ¿Puede conciliar?Intento tirar hacia adelante con todo y tenerlo todo en orden, dentro del desorden que es mi vida. A veces es un lío, porque llevo la vida de artista y la de madre. El despertador suena a las 7 de la mañana para ir al cole, pero a lo mejor yo he llegado de grabar a las 5. Pero, con buen orden en casa, al final se puede llevar.

“Hay momentos que me quiero sentar a componer y no puedo, porque tengo la cabeza en pagar facturas o hacer la compra”

¿Puede decir que vive de la música?Sí, al cien por cien. A ver, no soy millonaria, pero vivo bien y vivo de lo que hago, que eso es muy complicado. Estoy feliz porque hago lo que me gusta, me ofrece cosas bonitas como viajar y, encima, gano dinero de lo que yo sé hacer, que es música.

Aunque su notoriedad ha sido ahora, lleva toda la vida intentándolo.¡La paciencia la tengo! (ríe). Sí que es cierto que llevo muchos años dedicándome y viviendo de la música, y, salvo en una época en la que me desilusioné, siempre he pensado que iba a conseguir mi meta de ser cantante. ¿Que me va a costar llegar? Pues me voy parando, porque no tengo el apoyo de duna gran compañía detrás, yo me lo financio todo. Hay veces que me pregunto cuándo va a llegar el momento de que alguien apueste por mí y me quite algún peso de encima, pero en el sentido de que tengo mucho trabajo. Que me den 50.000 euros, por decir una cifra, y me digan ‘haz cuatro temas y cuatro videoclips’, sin tener que preocuparme por nada más. Es que hay momentos que me quiero sentar a componer y no puedo, porque tengo la cabeza en pagar facturas o hacer la compra.

¿Y por qué cree que no han apostado por usted?Va todo un poco ligado de la mano. Por ejemplo, hay artistas que necesitan dar un pelotazo, pero yo tengo una edad y un estilo en el que mi target no es juvenil, sino familiar, y eso complica la cosa.

“Cuando tú eres artista de verdad, se nota. Sabes lo que lo que tienes que darle a tu público”

Empezó en la música con 12 años. ¿Artista se nace o se hace?Yo creo que se nace. Puedo estar equivocada, pero cuando tú eres artista de verdad se nota. Un artista sabe lo que lo que tiene que darle a su público y tiene armas para ello, en todos los sentidos. Hay gente con mucho talento, que canta o baila muy bien, pero que transmite poco.

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista a La Flaka, cantante
La Flaka, durante su entrevista con ’20minutos’.
JORGE PARÍS

He leído que, de no haber sido artista, habría sido monja.La llamada de Dios no la sentí, pero sí estuve mucho tiempo queriendo ser monja. Es que me transmiten mucha paz y me llama mucho la labor social que hacen. Mi padre me preguntaba si yo me veía encerrada en el convento, y yo le decía que podía ser de las que viajan e incluso cantan.

¿Nunca ha pensado montar un coro religioso?A lo mejor lo hago algún día, porque yo tengo ese punto de locura (ríe).

“La llamada de Dios no la sentí, pero sí estuve mucho tiempo queriendo ser monja. A lo mejor algún día monto un coro religioso”

¿Cómo es trabajar con tu marido, que encima también es artista?Mira, yo le adoro, pero a veces le digo ‘o me dejas, o me voy! No te vas a ir tú, me voy a ir yo’ (ríe). Aunque nos llevamos muy bien y tenemos mucha compenetración, porque vemos las cosas más o menos igual, siempre llega un momento en el que hay fricción. Es que Junior es muy intenso (ríe).

¿Volvería a presentarse a algún talent de televisión?A mí me gustan mucho. Yo creo que ya la gente me conoce, así que yo creo que no iría a un concurso de música, pero sí a otro tipo MasterChef. Que, además de la artista, vean también a la persona. Me encantan las cámaras, los platós, y no hay quien me calle.

“Realmente no canto flamenco en sí, lo que tengo de flamenco son mi forma y mi voz”

¿Y a Eurovisión?¡Sí que he pensado presentarme! Si voy, iría con algo muy fuerte. Lo bueno es que nadie tiene el poder de saber lo que gusta y lo que no gusta. Piensas que algo va a encantar y, cuando lo sacas, no gusta nada, o al revés, no das un duro por un tema y de repente es un pelotazo.

¿Obsesión es la canción de su vida?Sin duda. Lo es porque ese verano me lo pasé demasiado bien (ríe). Todo lo que me transmite es felicidad.

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista a La Flaka, cantante

La Flaka

  • Artista. Triana (Sevilla). 38 años.

La Flaka, el nombre artístico de Jéssica Cánovas, lleva toda la vida en el mundo de la música, desde que de pequeña cantara en los tablaos de los barrios de Triana y La Macarena de su Sevilla natal. En 2015, ‘La Voz’ la lanzó a la fama. Tiene un disco en el mercado, ‘Capricho’, producido por su marido, Junior Míguez.

El tema tiene tintes electrónicos. ¿Se había imaginado mezclar su estilo, que es más el flamenco?Me encanta mezclar flamenco con todo, porque realmente no canto flamenco en sí, lo que tengo de flamenco son mi forma y mi voz. En mis conciertos no vas a ver flamenco cien por cien.

Leave A Reply

Your email address will not be published.