Daniel Sancho abandona la comisaría tailandesa para ser puesto bajo disposición judicial

17

Koh Phangan (Tailandia), 7 ago (EFE).- El joven español Daniel Sancho, sospechoso del asesinato del cirujano colombiano Edwin Arrieta, abandonó escoltado por la policía la comisaría de Koh Phangan (sur de Tailandia), donde confesó el crimen, para ser puesto bajo disposición judicial.

Según pudo ver EFE, Sancho salió de la comisaría escoltado por la policía y ocultando sus manos bajo una tela roja, y se espera que ahora sea trasladado en un barco privado a la vecina isla de Koh Samui, donde un juez deberá decidir si presenta cargos oficiales contra el español.

De decidir a favor de presentarlos, es muy probable que pase a ser ingresado en prisión hasta el juicio, ya que la posibilidad de que quede en libertad bajo fianza es baja ante la gravedad del caso.

Antes del traslado y preguntado al respecto, Sancho aseguró hoy a EFE desde la comisaría que “quiero colaborar en todo lo que pueda”.

El joven, de 29 años, se encontraba allí desde que el viernes comenzó a ser interrogado como sospechoso del asesinato y desmembramiento del cirujano plástico colombiano Edwin Arrieta, de lo que se confesó culpable frente a la policía tailandesa el sábado.

Brooklyn Tech Support

El español ha afirmado a EFE que la policía tailandesa le ha tratado bien durante el proceso.

La familia de Sancho, hijo del actor español Rodolfo Sancho, ha contratado a un despacho particular para la defensa de joven, según confirmaron a EFE fuentes cercanas al caso, aunque de momento le sigue representado la abogada de oficio tailandesa.

El abogado contratado por los españoles podría empezar desde hoy a representarle, una vez Sancho se encuentre en Samui.

El cádaver de Arrieta fue desmembrado y los primeros restos, la pelvis y una pierna derecha, fueron encontrados en la turística Koh Phangan el jueves y el viernes, respectivamente, según el informe policial, que detalla que la extremidad fue hallada en un vertedero de la isla.

La policía ha confirmado a EFE que la cabeza también ha sido recuperada y que se ha identificado que los restos del cadáver pertenecen a Arrieta.

Arrieta, de 44 años, era un cirujano plástico oriundo de la población colombiana de Lorica, en el departamento de Córdoba (norte).

En una conversación con EFE el domingo, Sancho se declaró culpable del crimen y aseguró: “Soy culpable, pero yo era el rehén de Edwin. Me tenía como rehén. Era una jaula de cristal, pero era una jaula”.

Según el informe policial, Sancho llegó a Koh Phangan el 31 de julio y el 1 de agosto compró cuchillos y bolsas de basura negras y verdes en una tienda de la isla.

El mismo apunta que Arrieta no llegó a la isla hasta el miércoles, 2 de agosto, y que Sancho fue a recogerle (al punto de llegada del ferry desde Samui) a las 15.05 horas. Ambos se dirigieron juntos después a un bar cercano al hotel Bougain, donde estuvieron hasta las 18.00 horas, para ir a otro lugar después.

El propio Sancho reportó el jueves por la noche en la comisaría de Koh Phangan la desaparición de su amigo en la madrugada del 3 de agosto.

Leave A Reply

Your email address will not be published.