Investigan presunta estafa piramidal en la Ciudad

47

Los abogados Christian Parodi y Fernando Palazzo siguen de cerca los movimientos de un expediente que tramita ante la UFI N° 1 de La Plata, a cargo de Ana María Medina, y que investiga una trama que ellos entienden constitutiva de los delitos de “asociación ilícita y estafa”.

Según adelantaron en contacto con este diario, en el rol de coautores habría varios allegados a un futbolista de la primera división del club Gimnasia.

Incluso los letrados aseguraron que en el transcurso de esta semana pedirían la orden de detención para todos los implicados.

Parodi y Palazzo dicen estar ante un millonario defalco, del tipo piramidal, dedicado a captar inversores en moneda extranjera, bajo promesa de reintegrarles el dinero con intereses realmente exhorbitantes.

Tanto que a un vecino platense al que representan “le causaron un perjuicio económico de 70.000 dólares”, comentaron a EL DIA.

Brooklyn Tech Support

“El hermano del futbolista de Gimnasia no posee ningún automóvil y/o bien inmueble a su nombre, a pesar de haber recibido cientos de miles de dólares mediante una modalidad de estafa que se consumaba con la firma de un contrato de corretaje o inversión”, señalaron los letrados a este medio.

Los abogados sospechan que el dinero sería enviado al Paraguay, donde no descartan que ya tuvieran planeado buscar refugio.

En ese sentido, aclararon que solicitarán que la investigación determine la complicidad del resto de la familia del deportista, por lo que analizan requerir varias detenciones “en razón de los peligros procesales existentes”.

Por lo que trascendió, la investigación apunta a determinar la existencia de una empresa delictiva dedicada a captar inversores en dólares bajo promesa de devolver descomunales cifras en moneda dura, al mejor estilo de la Generación Zoe, que encabezaba Leandro Cositorto.

En ese sentido, Parodi y Palazzo apuntan a que Joaquín Domínguez, hermano del futbolista Benjamín Domínguez, junto a su esposa y el suegro, un albañil paraguayo de 70 años de edad, “montaron un sistema piramidal en la ciudad de La Plata”, que contaría con ramificaciones en otros distritos, como Mar del Plata, Buenos Aires y Berisso, de acuerdo a lo que surge de las múltiples denuncias que pesarían en su contra.

Al parecer, utilizando a un centro religioso como pantalla y lugar de prédica y captación de inversores, al igual que el citado Cositorto, se presume que se fabuló ante las víctimas las más variadas extravagancias para captar su interés: inversiones en criptomonedas, bonos y proyectos inmobiliarios.

Leave A Reply

Your email address will not be published.