Secuestraban narcos, pedían dinero por su rescate y luego los asesinaban: así operaba tenebrosa banda colombiana

53
Se hacen llamar Los comapan y operan en Popayán y sus alrededores / Diseño propio
Se hacen llamar Los comapan y operan en Popayán y sus alrededores / Diseño propio

Unidades de la Policía, seccional Cauca, andan tras la pista de ‘los Comapan’, una nueva banda delincuencial dedicada a engañar, secuestrar y asesinar narcotraficantes que, engañados, recurren a ellos para comprar cocaína.

“La víctima, un narcotraficante, llega hasta este lugar, hace una transacción con esas personas (…) Después de que hacen la transacción, realizan una prueba que constata que da positivo para clorhidrato de cocaína. Con esa información, el comprador se va, trae el dinero y cuando llega al sitio lo secuestran o lo asesinan”, según dijo en entrevista para Noticias Caracol el director de la Policía Antinarcóticos, Alejandro Zapata.

Sus declaraciones llegan en medio de una serie de operativos, realizados en cercanías a Popayán, en donde, se cree, opera la banda cuyos integrantes se hacen pasar por disidentes de las Farc para atraer más compradores.

Brooklyn Tech Support

Hay varios casos registrados en el departamento del Cauca “precisamente de extorsión, asesinatos y, sobre todo, de secuestro bajo esta modalidad”. Todos coinciden al tener como víctimas a personas dedicadas al tráfico de estupefacientes. E, irónicamente, son los comandos de la jungla de la Policía Nacional, los que, de momento, intentan proteger sus vidas.

En allanamientos recientes encontraron cocaína falsa, utilizada como carnada; carteles y documentos alusivos a las disidencias de las Farc: su coartada; armas, réplicas; municiones, y dólares y euros falsificados. “Cuando llega a ese sitio personal uniformado, armado, encuentra lo que podría ser clorhidrato de cocaína y, además, divisas”, indicó para el medio citado el director Zapata.

Si bien no existen cifras exactas sobre el número de víctimas de la mal llamada limpieza social en Colombia, en el último informe del Centro de Memoria Histórica, explicaron las razones detrás de esta práctica: “Bajo premisas como ‘árbol que no da fruto debe ser cortado’ y ‘lo que no sirve, no debe estorbar’ grupos de personas encubiertas, a menudo envueltos en las tinieblas de la noche, asesinan a personas en estado de completa indefensión. Sus convicciones les revelan estar haciendo lo correcto, pues las víctimas portan consigo una marca de identidad: habitar la calle, un oficio sexual, delinquir, ser joven popular, lo cual, según los perpetradores, condena y despoja de toda dignidad a las víctimas, reduciéndolas a la condición de mal que es necesario extirpar”.

Semanas atrás fue difundido un panfleto con el que anunciaban una nueva limpieza social en Sincelejo y otros 20 municipios del departamento, para poner punto final a las acciones delincuenciales de ladrones, violadores y personas relacionadas con el narcotráfico.

El documento, firmado bajo el nombre de Estado Mayor, por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia –también conocidas como el Clan del Golfo– sostenía que sus víctimas ya se encontraban identificadas.

Aunque, por las características del panfleto, el secretario del Interior del departamento, Luis Guerra, sugirió que podría tratarse de un grupo de delincuencia común que se hace pasar por el Clan del Golfo para extorsionar a la población:

“Esto podría obedecer a intereses particulares de la delincuencia común para realizar extorsiones. Esta es la información que manejamos en comunicación con la Policía del departamento de Sucre y su seccional de inteligencia”.

Y es que no solo los delincuentes estarían en peligro, según el panfleto, también, entraran en la mira del “Clan del Golfo” los comerciantes de pequeñas, medianas y grandes empresas que se nieguen a hacer un aporte económico a su causa.

Quienes realicen el pago, se lee en el documento, recibirán un paz y salvo con el que serán inmunes después de las 10:00 de la noche, momento en el que decretan una especie de toque de queda, en el que le pedirán a la población en general que se identifique o, de lo contrario, serán ejecutados.

Leave A Reply

Your email address will not be published.