“Nunca he amado mi cuerpo”, Megan Fox habla de la dismorfia corporal que padece

86

Megan Fox es una de las celebridades más reconocidas en todo el mundo, su atractivo físico hizo que la revista People la catalogara como la mujer más bella del mundo en 2012, sin embargo, la belleza no es una cualidad que ella perciba en sí misma.

Así lo dio a conocer la protagonista de “Transformes”, quien apareció este mes de mayo en la portada de Sports Illustrated Swimsuit 2023.

Ahí, la estrella de Hollywood relató cómo ha lidiado con la percepción que tiene sobre su físico y lo difícil que es para ella aceptarse.

Fox de 36 años, se sinceró en la entrevista y habló sobre la dismorfia corporal que padece y cómo eso no le ha permitido apreciar sus características naturales.

“Tengo dismorfia corporal. Nunca me he visto como me ven los demás, nunca, en toda mi vida, he amado mi cuerpo, nunca jamás”, expresó Megan.

Brooklyn Tech Support

La actriz también reveló que desde muy pequeña fue consciente de su cuerpo y de cómo lucía su rostro y eso la llevó a obsesionarse con su apariencia.

Además, durante toda su vida se comparó con otras mujeres y fue muy crítica con ella misma, por lo que ahora trata de avanzar y poder trabajar en el amor propio.

“Cuando era pequeña, esa era una obsesión que tenía, ¿pero debería verme de esta manera y por qué tenía una conciencia de mi cuerpo tan joven?, no estoy segura. El viaje de amarme a mí misma va a ser interminable”, aseguró Megan Fox.

¿Qué es la dismorfia corporal?

El trastorno dismórfico corporal (TDC) es un padecimiento de salud mental en el que una persona tienen una obsesión por uno o más defectos en su apariencia.

“Puedes sentirte tan avergonzado, intimidado y ansioso, es posible que evites muchas situaciones sociales”, de acuerdo con la Clínica Mayo.

El tratamiento del trastorno dismórfico corporal puede incluir terapia cognitivo-conductual y medicamentos.
Algunos de los signos de las personas con esta condición son:

• Comparar constantemente su apariencia con otras personas
• Realizar procedimientos estéticos con poca satisfacción
• Creer que los demás están al tanto de su apariencia de una manera negativa y se burlan de ella
• Estar convencido de que se tiene un defecto y eso la hace una persona fea o deforme

Leave A Reply

Your email address will not be published.