Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Donnarumma, un ‘gigante’ de 22 años que queda libre

0

Ha pasado tanto tiempo desde que Sinisa Mihajlovic le diera la alternativa el 25 de octubre de 2015, con 16 años y ocho meses, que Gianluigi Donnarumma (Castellammare di Stabia, 25-2-1999) parece ya un ‘veterano de guerra’.

«Durante la semana informé a Galliani de que le haría jugar y me preguntó hasta en tres ocasiones si estaba bromeando. No miré su edad. Vi en los ojos de Donnarumma el mismo futuro que vi en los de Totti [eran compañeros en la Roma cuando Mihajlovic convenció a Boskov de que le hiciera debutar]. El sábado vino Berlusconi a Milanello y le dije: «Presidente, sólo hay dos posibilidades. Si me despide juega Diego López. Si no me despide, juega Donnarumma», recuerda el ahora entrenador del Bolonia.

Vi en los ojos de Donnarumma el mismo futuro que vi en los de Totti

Sinisa Mihajlovic, exentrenador del Milan

«Es la fuerza de la naturaleza más grande que he visto nunca en la portería. Tiene un talento increíble. A los 16 años ya tenía un físico impresionante y ahora está batiendo todos los récords de precocidad», reconocía Diego López.

Es la fuerza de la naturaleza más grande que he visto nunca en la portería

Diego López, exportero del Milan

En menos de seis años en el primer equipo, la ‘torre’ de Castellammare di Stabia -mide 1,96 metros- ha vivido situaciones de ‘todos los colores’: ha ganado un título (Supercoppa 2016), ha tenido dos presidentes (Silvio Berlusconi y Paolo Scaroni) y siete entrenadores: Stefano Pioli, Marco Giampaolo, Luigi Riccio, Vincenzo Montella, Gennaro Gattuso, Sinisa Mihajlovic y Cristian Brocchi.

Donnarumma cogió el relevo de Buffon con una parada estelar en la tanda de penaltis

Con todos ha sido indiscutible. Por tanto, no es de extrañar que el 21 de febrero, en el derbi contra el Inter (0-3), se convirtiera en el jugador más joven (21 años y 361 días) en alcanzar los 200 partidos en Serie A. Batía, por goleada, a su ‘colega’ Buffon (24 años y 83 días), al que también ha dado el relevo en la ‘Azzurra’ (22 internacionalidades).

«¿Mi heredero? Pienso que Donnarumma, por edad, y posible evolución, es la opción más interesante», reconocía el propio Buffon ya en 2017. Donnarumma recogía el ‘guante’: «Buffon es mi ídolo de siempre, pero no tengo miedo de ser su heredero, aunque para llegar a su nivel debo mejorar mucho».

Los paradones clónicos de Donnarumma que dejan a Italia con la boca abierta

Donnarumma, en números

Aunque aún tiene margen de mejora, lo ha ido haciendo con el paso de los años. El juego de pies -sólo tiene un 35% de acierto en el pase esta temporada- sigue siendo su asignatura pendiente. Tampoco se siente cómodo fuera de la portería. Apenas sale a despejar fuera del área una vez cada dos partidos, cuando la media en Europa es de 0,6 por encuentro.

Verle en el papel de ‘salvador’ se ha tornado ya en habitual. Esta temporada, si nos atenemos al coeficiente de PSxG (goles esperados posteriores al tiro) ha evitado casi tres tantos (2,6) que debería haber recibido. Una estadística que en Serie A sólo mejoran Lukasz Skorupski, Juan Musso y Alessio Cragno.

Por arriba demuestra la suficiencia que le otorgan sus 196 centímetros: ha atrapado/despejado el 81% de los centros que le han efectuado el último año, cifra nada desdeñable.

Los penaltis se han convertido en una de sus especialidades. La temporada pasada detuvo cinco entre todas las competiciones, más que ningún otro portero de las grandes Ligas. Un ‘cóctel molotov’ que convierte a ‘Gigio’ y al Milan en el segundo equipo que más veces ha dejado la portería a cero (9) en esta Serie A.

Gigantesco Donnarumma: ¡salva la derrota con una mano imposible a Milik en el 92′!

«Tiene 22 años y es el número 1. Tiene la oportunidad de convertirse en el mejor de todos. Es un placer jugar con él», señala su compañero Simon Kjaer.

Tiene 22 años y es el número 1. Tiene la oportunidad de convertirse en el mejor de todos

Simon Kjaer, jugador del Milan

Renovación traumática

Las renovaciones, sin embargo, se le ‘atragantan’. La de 2017 ya fue traumática. «Pedazo de mierda», le llegaron a cantar sus propio ‘tifosi’, que colgaron una pancarta en San Siro con la leyenda: «¿Violencia psicológica es cobrar seis millones al año y pagar el sueldo a un hermano parásito [su hermano Antonio milita en el Milan]? Vete ya, la paciencia se acabó».

La dos estiradas imposibles de Donnarumma que asombran a Italia

Además, en un partido con la sub 21 le lanzaron billetes falsos de un dólar y colgaron una nueva pancarta en la que se leía: «Dollarumma». Una campaña que provocó que su representante, Mino Raiola, estallara en una entrevista con ‘La Gazzetta dello Sport’: «Si tienes un top como Donnarumma y luego ofreces el doble o el triple a Morata y Aubameyang…».

El caso es que Donnarumma acabó renovando con el Milan hasta 2021 a razón de unos seis millones anuales. El problema es que este verano vuelve a acabar contrato y la posible ampliación de su contrato se encuentra nuevamente en punto muerto.

Donnarumma se destapa como un auténtico ‘parapenaltis’ decisivo

El Milan, por el momento, le ha puesto sobre la mesa un contrato de 7 millones por temporada, una cifra que no parece satisfacer a Raiola, que exige 9. Ante esta situación, los ‘rossoneri’ habrían ofrecido una opción alternativa: un contrato de corta duración. Donnarumma ganaría esos 7 kilos, pero sólo se comprometería por 1 ó 2 años, con lo que volvería a quedar libre en un corto periodo de tiempo.

El caso es que los grandes de Europa (Juventus, PSG, Chelsea…) están atentos a lo que podría ser uno de los ‘chollos’ del verano. No lo olviden: Donnarumma tiene sólo 22 años y ya suma 239 partidos a sus espaldas. Tiene, eso sí, una asignatura pendiente: jugar la Champions League. «A mi juicio, Donnarumma debería jugar en un club con más caché en Europa ahora mismo», apuntaba recientemente Iker Casillas. Veremos.

* Datos obtenidos de FBref y StatsBomb y gráficas de BeSoccer.

Fuente: Marca https://www.marca.com/futbol/liga-italiana/2021/03/15/604b8d40268e3e2c518b4613.html

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.