Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Iverson, Odom, Wilkins… estrellas de la NBA que también acabaron en Europa

3

ACB Liga Endesa Pau Gasol sigue un camino parecido

Iverson, Odom, Wilkins... estrellas de la NBA que también acabaron en Europa

Pau Gasol decidió que sus días en la NBA se han acabado. Por eso, pensando en lo Juegos y en una posible retirada tras ellos, aceptó volver a Europa, al Barcelona, para exprimir sus últimos minutos como jugador de baloncesto.

Pero Pau no es la primera ni será la última gran estrella que decide protagonizar la última escena de su película en suelo europeo. Antes que él, otras estrellas de la galaxia NBA pusieron fin a sus días en activo jugando en el cada vez más exigente baloncesto continental. Hablamos aquí de jugadores de renombre histórico, aquellos que jugaron en Europa tras fraguarse una enorme carrera en la NBA.

Hubo algunos casos sonados, como el de George Gervin, una leyenda de la NBA que en 1986 aterrizaba en Italia en plena ebullición del Pallacanestro. ‘Iceman’ como se le conocía, fichó por el Banco di Roma y poco después, a los 37 años, se enroló en el TDK Manresa. Entonces no era muy habitual que jugadores con sólidas carreras en la NBA (y en la ABA en el caso de Gervin) jugaran en Europa. Gervin promedió 25 puntos por partido en el TDK y subió hasta los 34 en la fase por la permanencia.

Alex English, del que decían que era poesía en movimiento, decidió poner fin a su carrera en la NBA tras 15 temporadas y fichó por el Depi Napoli italiano, donde jugó una temporada sin demasiado éxito.

De todas las estrellas de los 80 y 90 que jugaron en Europa, Bob McAdoo fue el que mejor carrera tuvo. Fichó por el Olimpia Milán en 1986 y estuvo hasta 1993 en el Pallacanestro. Llegó a Italia como estrella NBA y MVP de la temporada 1974-75. Y en Milán llegó a jugar con leyendas como Mike D’Antoni y Dino Meneghin formando uno de los mejores equipos de todos los tiempos en Europa. Ganó la Copa de Europa en 1987 y 1988.

En realidad, antes que todos ellos, a Europa, a Italia, llegó Spencer Haywood, que aterrizó en Venecia en 1980 con el título de Rookie del año, campeón olímpico en 1968, 4 veces All Star y el anillo de campeón con los Lakers en su equipaje.

En los 80 y 90 Italia era receptora de los grandes de la NBA que buscaban un retiro activo. Así Artis Gilmore fichó por el Arimo de Bolonia en 1988-89. Gilmore lo fue todo en la ABA y en la NBA y a sus 39 años buscó en el Pallacanestro el final a su legendaria carrera profesional.

Ralph Sampson fue una de las Torres Gemelas de los Rockets junto a Hakeem Olajuwon. Con sus 2,24 metros recaló en el Caja de Ronda de Málaga lo que significó un tremendo impacto en el baloncesto de la ACB. Llegó en 1992, pero las lesiones en sus rodillas le mermaron tanto que prácticamente era un ex jugador cuando militó en el equipo malagueño.

Ya a mediados de los 90, Grecia sustituyó a Italia como destino preferido de los ex NBA. Así, Panathinakos logró convencer para su proyecto a Dominique Wilkins, uno de los nombres más rutilantes de la NBA de finales de los 80 y principios de los 90. A sus 35 años ganó la Copa de Europa con el PAO en la famosa final ante el Barça del tapón de Vrankovic a Montero. Con 37 tuvo una segunda etapa en Europa en el TeamSystem Fortitudo Bolonia.

También Darryll Dawkins, ahora embajador de la NBA, se marchó de la Liga para recalar en equipos europeos y asombrar, a pesar de su edad, en varios equipos italanos.

En una era más moderna, 2010, el impacto del fichaje de Allen Iverson por el Besiktas turco fue tremendo. Iverson ha sido una de las grandes estrellas de la NBA de finales de los 90 y principios de los 2000, un jugador muy seguido y admirado en todo el mundo, pero a sus 35 años y con su carrera en standby, decidió emprender la aventura europea que acabó muy pronto por culpa de una lesión.

También Lamar Odom decidió probar fortuna en el Viejo Continente y fichó por el Baskonia en 2014. Su aventura terminó tras dos partidos jugados, 23 minutos en pista y una lesión de dos meses que puso fin a su contrato con el equipo vitoriano.

Otra estrella de los 80 y 90 como Rolando Blackman decidió probar tres de las mejores Ligas europeas y se enroló en el Limoges francés, el Olimpia italiano y el AEK griego.

Otras estrellas de mucho nombre jugaron en Europa aunque lo hicieron después de llevar un tiempo retirados y en experiencias de pocos partidos en ligas menores. Eso son los casos de Magic Johnson, que jujgó en Suecia en un equipo que llevaba su nombre (Magic M7), y algún partido de exhibición en Dinamarca en 1996 o de Scottie Pippen, que jugó en Finlandia en el Torpan Pojat donde también jugó Dennis Rodman (el ‘Gusano’ también jugó en Inglaterra.

Fuente: MARCA https://www.marca.com/baloncesto/acb/2021/02/23/60355fdb46163fd7888b4592.html

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: