Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Paula Mattheus arranca su aventura en solitario con nuevas canciones

1

Paula Mattehus es de Getxo, Bizkaia. Hace 12 años que la pasión de su vida, la música, tocó a su puerta componiendo sus primeras canciones, sin imaginarse que su potencial acabaría explotando y alcanzando a miles de personas.

Paula, que se inició en la música en otras formaciones, ha fijado su propio sello personal cantándole al mundo con una voz especial y única, pero su singularidad no se limita a esa destreza natural. En la ecuación de su éxito intervienen también su frescura, sus letras autobiográficas y la necesidad de experimentar con toda clase de estilos y géneros musicales sin ningún tipo de prejuicio.

ESCUCHA AQUÍ EL PROGRAMA 👇🏼

En 2020 marcó su nueva etapa con ‘Algo diferente’, el adelanto de lo que iba a ser un EP lleno de sorpresas que le ha llevado a fichar por una de las grandes discográficas del país. Paula ha pasado por Cara A de LOS40 Euskadi y ha contado que planea sacar su primera puesta de largo y conquistar el mercado musical más allá de las fronteras vascas.

Además, estrena ahora ‘Viaje sin Vuelta’, su nuevo single junto a la colaboración y producción de Pol 3.14, un tema compuesto íntegramente por ella donde se adentra en un estilo indie pop que le queda como anillo al dedo.

Creo que la gente ha apreciado mucho el acto de valentía que tuve en un momento dado

Cara A: A una artista tan activa como tú no le para ningún confinamiento. ¿Cómo ha sido tu propio confinamiento durante el proceso creativo? Te caracteriza ser creadora de emociones, de sentimientos, de canciones…

Paula Mattheus: Sí, la verdad que en el confinamiento tampoco me aburrí tanto. Me dediqué a producir, aprender a tocar el piano, estuve componiendo un montón… de hecho muchas de las canciones que estoy sacando salieron del confinamiento. Y bueno, aunque obviamente, como todos, tuve momentos de bajón, creo que lo aproveché bastante bien.

Cara A: Esos temas que han surgido de tu puño y letra nos hablan de ti, de tu vida… nos acercan a Paula Mattheus. Están teniendo buenísimas criticas, ¿te esperabas esa respuesta por parte de tus cada vez más numerosos fans?

P: Yo siempre digo que si me llegan a contar hace un año lo que está pasando ahora, no me lo hubiese creído. Cuando saqué las primeras canciones pensaba: “cuando acabe de sacar la quinta canción, me gustaría llegar a los 10.000 oyentes mensuales en Spotify…” Y este año, ¡¡he llegado a los 130.000!!

Cara A: ¡Enhorabuena! Seguro que parte de tu éxito está en traspasar emociones, contar quién eres, lo que quieres hacer y reflejar mucha verdad en tus letras, ¿no?

P: Creo que la gente ha apreciado mucho el acto de valentía que tuve en un momento dado, simplemente por ser fiel a mi misma. Lo que yo quería hacer lo he intentado reflejar en las canciones, el tipo de música que me gusta, lo que escucho, lo que me mueve a mí… y yo creo que al final hay más verdad aquí que en muchas otras cosas que he hecho en mi vida.

Cara A: Y tu inicio en solitario llegó potente con Alguien diferente. Una canción que habla de evolucionar, de encontrarte con alguien un tiempo después y descubrir que no es esa persona que conociste.

P. Tal cual, Alguien diferente habla exactamente de eso. Me hace gracia porque mucha gente a veces no lo pilla, pero creo que es algo que nos ha pasado a todos. Encontrarnos con alguien del pasado y decir “dios mío, yo se que tú eres la misma persona que conocí… pero ya no.”

Cara A: En tus temas tampoco falta ningún ritmo ni estilo musical: folk, pop, rock, rumbero…. No te pones límites, todo tiene cabida en Paula Mattheus.

P. Sí, sobre todo porque creo que la vida y nuestras emociones son una montaña rusa, no todo el día somos una balada ni todo el día somos una rumba… a mí me gusta tener de todo.

Cara A: Por eso no te ponemos etiquetas, pero sí un sello discográfico, uno de los más importantes: RLM. A día de hoy es casa de grandes artistas como Rozalén, Raphael…. Y ahora también de Paula Mattheus. ¿Cómo ha sido el proceso?

P: Me hace gracia que digas Rozalén y Raphael porque todavía me cuesta verme en el roster de artistas y decir “¡ostras, que estoy ahí!”. Es muy fuerte. Un día de septiembre me llegó un mensaje que decía “Hola Paula, nos gusta mucho lo que haces, nos gustaría conocerte.” Si te soy sincera, yo en ese momento todavía no sabia lo que era RLM (risas). Empezamos a hablar y la verdad, me gustan mucho como personas, creo que son grandes profesionales.

Cara A: Estás en muy buenas manos pero ahora toca cambiar el chip, tienes que dejar de auto gestionarte y dejarte llevar.

P: Todavía estoy mentalizándome porque siempre he trabajado mucho en mis propias cosas, he tirado del carro y se me hace muy raro tener que bajar la guardia y decir, “bueno, del ego se ocupan otras personas y yo solo hago música”. Es algo que siempre había querido pero a la vez me está costando un poquito. Pero bueno, poco a poco me acostumbraré. Llevo muchos años tocando y de pronto los últimos 6 meses han sido una locura: me llamó RLM, me llamaron otros cuatro… Fue como, “a ver, en qué momento ha ocurrido esto si yo sigo siendo la misma persona que hace cinco meses”. No entendía nada, de verdad (risas).

Cara A: La asignatura pendiente a día de hoy son los conciertos, poder presentarle al público tus temas y que ellos disfruten en directo. Está complicado, ¿has tenido que dejar muchos directos en la recámara?

P: Sí, la presentación del proyecto intenté hacerla el 11 de marzo. Nos confinaron 3 días después. Luego en octubre en Galileo, tenía un sold out y también lo tuve que cancelar. Y ya por fin, toqué en el Teatro EDP de Gran Vía en Madrid por primera vez el 29 de enero. Fue increíble.

Cara A: Y eso te ha dado una tarjeta de presentación por todo lo alto. No viene mal recordar ese eslogan que dice que “La cultura es segura”…

P: Yo no me canso de decirlo por redes sociales. Hay mucha gente que me dice, “pero cómo voy a ir a un sitio donde hay 400 o 300 personas”, y yo les digo… “es que no sabéis cómo están organizadas esas 300 personas”. Es mucho más peligroso que te juntes con tus 10 amigos que han estado trabajando durante toda la semana en un bar, en una terraza, en una casa, con unas copas… Porque no vamos a mentirnos, la gente lo está haciendo. Es mucho más peligroso lo que estás haciendo ahí, que irte a un concierto con una mascarilla, con distancias de seguridad, gel hidro alcohólico… De verdad, no entiendo cómo a la gente no le entra en la cabeza que con una FFP2 en un sito así, abierto, ventilándose, limpiándolo, con distancias de seguridad… no puede pasar nada. Y sobre todo que es una hora de concierto, no estás 8 horas ahí sudando. La industria musical tuvo clarísimo desde un primer momento que se iban a criminalizar los conciertos en cierta medida. Han tenido un cuidado extremo para que no hubiera ningún contagio y nos cortasen el grifo.

Cara A: Hablando de cultura y de disfrutar… sabemos que además de componer y cantar, te gusta la poesía. Es uno de esos sueños que tienes guardado en el cajón, ¿verdad?

P: La gente que me conoce de cerca sabe que yo escribo desde enana. Todas esas cosas que he ido escribiendo y no se han convertido en canción las he ido plasmando en un poemario que me editaron hace unos meses. Lo tengo en la recámara guardadito pero sé que es algo que en algún momento voy a sacar. En estos meses he escrito mucho y lo quiero reeditar. Es un proyecto que verá la luz cuando llegue su momento.

Fuente: Los40 https://los40.com/los40/2021/02/19/musica/1613729965_175599.html#?ref=rss&format=simple&link=link

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: