Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Juez decide que ya no será necesario liberar a reclusos por COVID-19 en el condado de Orange

14

Un juez que previamente ordenó que la población carcelaria en el condado de Orange se reduzca a la mitad para cumplir mejor con el distanciamiento social para ayudar contener la propagación de COVID-19 dijo el martes que está satisfecho con lo que el Sheriff Don Barnes ha hecho hasta ahora, y que ya no es necesario liberar a ningún preso en este momento.

“La situación actual es que no puedo llegar a la conclusión que el sheriff no haya cumplido sustancialmente tanto la orden del 11 diciembre ”de reducir a la mitad la población carcelaria”, dijo Peter Wilson, juez de la Corte Superior del Condado de Orange.

El juez reconoció que “los hechos se han desarrollado significativamente desde la audiencia sobre este asunto en diciembre, que resultó  en la orden del 11 de diciembre y la orden de aclaración que siguió”.

Un brote en la cárcel en diciembre causó la infección de casi 1,250 reclusos y dos muertes.

Hasta el martes, 13 reclusos estaban infectados, incluidos siete nuevos presos, según Dennis Breckner,  sargento del alguacil.  Un recluso fue hospitalizado y los funcionarios esperaban los resultados de 334 pruebas.

Los oficiales del alguacil han estado llevando a los reclusos a instalaciones no utilizados y albergando a dos reclusos en celdas usualmente utilizados para ocho reclusos para lograr el objetivo de distanciamiento físico requerido por Wilson.

La Cárcel Central de Mujeres, que había estado cerrada hasta hace poco, se utiliza para poner en cuarentena a los reclusos infectados o expuestos.

“Estoy tratando tanto como sea posible de basar mis decisiones aquí en ciencia en lugar de una reacción instintiva a los hechos en cuestión, y la [prisión estatal] permite la cohorte en pequeñas cantidades, donde, por ejemplo, son dos personas por celda si se implementan otras medidas”, dijo Wilson.

“Desde la audiencia inicial, el alguacil ha puesto en marcha una serie de protecciones adicionales que no existen en ese momento”, agregó Wilson.

Esas medidas incluyen un aumento de las pruebas y la cuarentena de los reclusos, dijo Wilson, y agregó que “la forma en que se transporta a las personas a los tribunales y la drástica reducción del tráfico hacia y desde los tribunales” han tenido un impacto.

“Reconozco que el aislamiento total es imposible”, dijo Wilson, señalando, por ejemplo, que no hay forma de evitar que el personal de la cárcel propague el virus de forma asintomática.

Los abogados de Barnes especularon que el brote de diciembre pudo haberse derivado de los reclusos que se infectaron de un viaje al tribunal, dijo Wilson.

“Hubo un incendio forestal en las cárceles debido a la congregación de vivienda”, dijo Wilson. “Ese alojamiento de congregantes se ha dirigido a la medida que se espera razonablemente dadas las circunstancias… por redistribución de la población [carcelaria] … Esto no discute la demanda o discute los problemas, pero lo que sí establece es que a partir de esta fecha, estoy satisfecho de que el alguacil está actuando de conformidad sustancial con la orden en la reducción y gestión de la población carcelaria para lograr o acercarse a un 50% de reducción”,  señaló Wilson, sin embargo, le dijo al sheriff que presentara otro informe actualizado el próximo mes.

Se programó una audiencia para el 26 de marzo para recibir una actualización sobre la situación. El juez quiere escuchar más detalles sobre el distanciamiento físico que se realiza en las celdas de dos personas.

Abogados de la Unión Americana de Libertades Civiles, que presentó la demanda, se quejó de que el sheriff no había hecho nada para cumplir con la orden del juez. Continuaron su solicitud de un monitor independiente para determinar qué presos podrían ser liberados para reducir la población carcelaria.

El abogado Kevin Dunn del departamento de abogados del condado se quejó de que ACLU ha continuado emitiendo nuevas demandas que se han desviado del objetivo original de la demanda. Abogó por la desestimación de la demanda para que ACLU podría presentar una nueva denuncia.

Por ejemplo, Dunn señaló un argumento de la ACLU de que el Pfizer y las vacunas Moderna tienen un 95% de eficacia para prevenir enfermedades. “Todavía no sería lo suficientemente bueno” vacunar a todos los presos”, dijo.

“No hay nada que la cárcel pueda hacer para salir de esta demanda”. 

La conclusión es que la corte nos dio la oportunidad de demostrar que podíamos lograr una reducción del 50% … Y cumplimos”.

Fuente: Noticiero Telemundo 52 https://www.telemundo52.com/noticias/local/juez-decide-que-ya-no-sera-necesario-liberar-a-reclusos-por-covid-19-en-el-condado-de-orange/2158697/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: