Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

¿Por qué no nos ponemos de acuerdo con el número de colores de esta ilusión óptica?

0

Ilustración para el artículo titulado

Imagen: Twitter

La imagen de portada ha estado dando vueltas en las redes sociales desde hace varios días. Se trata de una de esas ilusiones ópticas que tantas veces hemos visto, y que tantas veces nos ha engañado ¿Cuántos colores hay en la imagen?

En Gizmodo no nos hemos puesto de acuerdo, los hay que han visto 9, 7 o hasta 15, y al igual que ocurre con el tuit que se hizo viral a comienzos del mes de febrero con la imagen, hay respuestas para todos los gustos y no parece existir consenso.

La respuesta al debate, por tanto, no está clara, pero lo que sí se puede es explicar lo que ocurre con dicha imagen. Para ello tenemos que remontarnos más de 100 años, momento en que el físico austríaco Ernst Mach desarrolló un profundo interés por la óptica y la acústica.

Advertisement

En 1865 se interesó por una ilusión parecida a la que vemos ahora: colores similares de tonos ligeramente contrastantes que se vuelven fácilmente distinguibles cuando se tocan, pero más difíciles de distinguir cuando se separan.

Match sugirió que estaba ocurriendo algo extraño en el globo ocular, dentro del tejido fotosensible que forma la retina. Años después se demostró que estaba en lo cierto, y estudios posteriores han confirmado que la mecánica detrás de este extraño truco de la vista se encuentra en un comportamiento retiniano llamado inhibición lateral.

Este fenómeno se define como aquel donde una célula inhibe a otra adyacente, ya sea en su diferenciación, crecimiento o actividad. Dicho de otra forma, pensemos en nuestra retina como una pantalla de cine que captura la luz proyectada a través de la pupila.

Advertisement

A su vez, la “pantalla” está cubierta de receptores, y algunos de estos reaccionarán de forma más vigorosa bajo una luz más brillante y enviarán un aluvión de señales al cerebro. Como explican en ScienceAlert:

Si imaginamos dos células enviando dos señales muy similares al cerebro, podríamos simplemente asumir que son del mismo tono. A nuestro cerebro le encantan los atajos, y en un mundo ajetreado realmente no tiene tiempo para dividirse los pelos.

Advertisement

Sin embargo, hemos desarrollado un truco que nos ayuda a distinguir patrones de forma más sencilla entre tonos similares. Consiste en que una célula individual sensible a la luz envía una señal, y le dice a sus vecinos inmediatos que estén en silencio:

Esta competencia hace poca diferencia entre los grupos de células que gritan y se callan tan fuerte como los demás. Pero cuando un grupo de células más silencioso, que reacciona a un tono más oscuro, se sienta junto a las células ruidosas, esta influencia inhibitoria sobre las células justo en el límite las obliga a responder de una manera única, mejorando efectivamente la diferencia entre los tonos.

Advertisement

Por tanto, la inhibición lateral explica por qué nuestros ojos pueden diferenciar mejor los tonos similares cuando están uno al lado del otro, aunque no explica por qué algunos de nosotros no podemos distinguir entre colores de brillo que apenas contrastan, como en este caso.

Además, hay otras variables que pueden explicar los resultados dispares de cada uno de nosotros, como las fuentes de luz circundantes, las diferencias en el brillo de nuestras pantallas y monitores, e incluso la composición celular precisa de nuestra retina. [ScienceAlert, Wikipedia]

Fuente: Gizmodo https://es.gizmodo.com/por-que-no-nos-ponemos-de-acuerdo-con-el-numero-de-col-1846237063

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.