Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Segundo ‘impeachment’ a Trump: las claves de un juicio repleto de fuegos artificiales

0

Un ‘impeachment’ exprés con fuegos artificiales. Ese es el plan de los Demócratas para el juicio político contra Donald Trump que comenzará este martes, después de que una turba de cientos de seguidores del presidente asaltaran el Capitolio el pasado 6 de enero y Trump fuera acusado por la Cámara de Representantes de incitación a la insurrección. La paradoja del juicio es que, si se lleva a cabo rápido y ninguna de las partes llama a testigos, podría decidirse el próximo lunes. Es decir, el célebre día de los presidentes, en conmemoración por el cumpleaños de George Washington.

Trump se convertirá en el primer presidente de la historia de Estados Unidos en enfrentarse dos veces a un ‘impeachment’, uno de ellos tras dejar la Casa Blanca. Pero, a diferencia del primero, celebrado por las supuestas presiones al presidente de Ucrania para sacar rédito político, los demócratas quieren convertir el juicio en una suerte de circo político, en palabras de algunos republicanos. Los demócratas han aprendido varias lecciones del primer ‘impeachment’: «No busques la confrontación con los republicanos, usa muchos y muchos vídeos y, sobre todo, haz cortos tus argumentos para evitar que el jurado y los senadores se aburran», explicaba el ‘New York Times’ hace unos días.

Los congresistas demócratas que impulsaron el ‘impeachment’ a principios de enero fueron muy duros en el escrito de acusación contra Donald Trump, y le atribuyeron “incitación a la insurrección”. Le consideraban “particularmente responsable de la violencia y destrucción” durante los hechos ocurridos el 6 de enero, cuando hordas de seguidores trumpistas rompieron el cerco de la policía y asaltaron el Capitolio. “Su traición [a Estados Unidos] es de proporciones históricas”.

Los demócratas se centrarán en tres puntos en la acusación contra Trump: repetir una y otra vez que había ganado las elecciones; animar a sus seguidores a que siguieran luchando por su futuro, lo que acabaría en actos sediciosos “violentos y mortales”, y, por último, transformar las palabras en hechos tratando de presionar al secretario de Estado de Georgia para que ‘encontrara’ suficientes votos para ganar allí.

Donald Trump. (Reuters)
Donald Trump. (Reuters)

Por su parte, la defensa del equipo de abogados de Trump se basará en dos ejes. Primero, el juicio es «inconstitucional» porque no se puede llevar a cabo un ‘impeachment’ contra un presidente que ya no se sienta en la Casa Blanca. El Senado, argumentan, no tiene mandato para celebrarlo. Sin embargo, los demócratas advierten de que el delito sucedió durante su periodo como presidente y la votación en la Cámara de Representantes tuvo lugar mientras Trump estaba en la Casa Blanca. Otro argumento a favor según los demócratas es que, en caso de que el ‘impeachment’ salga adelante, uno de sus posibles resultados sería la prohibición a Trump de volver a presentarse como presidente.

Salvo sorpresa, el ‘impeachment’ tiene pocas opciones de prosperar, porque los demócratas no cuentan con dos tercios del apoyo del Senado

El segundo punto de la defensa será la Primera Enmienda. Cuando Trump hablaba de “fraude” electoral, dirán sus abogados, el 45 presidente de EEUU tan solo se estaba acogiendo a su derecho de libertad de expresión y, en ningún caso, incitando a los extremistas a que invadieran el templo de la democracia estadounidense.

Salvo sorpresa, el ‘impeachment’ tiene pocas opciones de prosperar. Los demócratas controlan la Cámara de Representantes, pero tras las elecciones senatoriales del pasado 4 de enero, están empatados con los republicanos en la Cámara Alta (50-50). Para que el juicio político prospere, se necesita el apoyo de dos tercios del Senado. Es decir, los demócratas requerirían, como mínimo, que 17 miembros del Partido Republicano rompieran filas y votaran contra Trump.

Foto: Conrad Tribble. (Carmen Castellón)
La agenda española de Biden: «La idea no es tirar para atrás todo lo que hizo Trump»

Ángel Villarino Enrique Andrés Pretel Fotografía: Carmen Castellón

El pasado martes, se celebró una votación en el Senado por una moción de Rand Paul, senador por Kentucky, en contra del ‘impeachment’. Y, aunque los republicanos la perdieron, era una señal de las dificultades que tienen los demócratas de conseguir que prospere el ‘impeachment’. “Es una de las pocas veces en Washington en que una derrota es, en verdad, una victoria”, dijo Rand Paul, senador republicano por Kentucky. “45 votos significan que el juicio del ‘impeachment’ está muerto antes de empezar”.

Juicio destinado al fracaso

Tan solo cinco senadores republicanos votaron en contra de su propio partido: Susan Collings (Maine), Lisa Murkowski (Alaska), Mitt Romney (Utah), Ben Sasse (Nebraska) y Pat Toomey (Pensilvania). Se ha especulado con que algunos senadores conservadores puedan cambiar el destino de su voto tras la presentación de las pruebas por el equipo demócrata, como puede ser el caso del todopoderoso Mitch McConnell, líder del Partido Republicano en el Senado. Sin embargo, visto lo que ha ocurrido con los ‘desertores’ conservadores y los ataques continuos que han vivido, es poco probable que muchos republicanos voten en contra de Donald Trump.

El pasado 14 de enero, la Cámara de Representantes aprobó el inicio del proceso de ‘impeachment’ con 232 votos a favor (con 10 votos republicanos) frente a 197 en contra. “Sabemos que hemos sufrido una insurrección que violó la santidad del Capitolio del pueblo y que trató de revertir la voluntad debidamente registrada por el pueblo americano”, dijo aquel día Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes. “Y sabemos que el presidente de Estados Unidos incitó a esta insurrección, esta rebelión armada contra nuestro país. Debe irse. Es un claro peligro para el país que todos amamos”.

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mundo/2021-02-09/estados-unidos-donald-trump-fuegos-artificiales_2942567/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.