Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

‘La opacidad en la vacunación favorece la corrupción global’

4

El mundo ya está en el proceso de vacunación, que despierta optimismo porque es la herramienta para dejar atrás la pandemia, pero también genera dudas por los riesgos que supone la opacidad de cómo se han manejado los contratos entre países y farmacéuticas. Así lo afirma Delia Ferreira, presidenta de Transparencia Internacional.

(Ruta de vacunación del país iniciará en las zonas urbanas). 

¿Qué impacto ha tenido la covid-19 en la corrupción?

Los número siguen estancados, pues el promedio mundial es 43 puntos sobre 100, por lo que no ha habido avances. Y es claro que este año la corrupción vinculada a la pandemia ha sido determinante. Eso sí, un aspecto característico es que a diferencia de otras emergencias, las denuncias se han hecho conforme avanzaba la crisis, y no años después como es normal.

¿Qué tipo de correlación se puede observar?

Por ejemplo, los países percibidos como más corruptos son los que menos recursos tienen para enfrentar la pandemia.

(Activan portal para consultar los turnos de la vacunación). 

El otro gran aspecto es en cuanto a derechos civiles, pues los menos corruptos son los que menos han recurrido a medidas que afectan al orden constitucional y, por tanto, se ha dado una menor violación de los derechos de las personas.

Esta era una de las principales alertas, ¿se han visto muchos casos?

Sin duda ha habido casos de países que han utilizado la pandemia como excusa para concentrar el poder en el ejecutivo, desmantelar los organismos de control, afectar el acceso a la información pública y, en algunos, atacar la libertad de expresión y de prensa.

¿Es Latinoamérica un foco de la corrupción mundial?

La situación es grave: solo Uruguay, Chile y Costa Rica están por encima de la media global, y eso es una alerta. Venimos de una seguidilla de casos de corrupción que afectaron a la región, y también se ve un deterioro de los principios democráticos, pues hay una clara tendencia al abuso de poder y a los gobiernos populistas y autoritarios.

Además, la vinculación entre crimen organizado y corrupción es algo que está presente en casi todos los países, lamentablemente, y plantea nuevos desafíos.

¿Hay solución?

Sin duda, se puede trabajar para ampliar la transparencia y exigir que los mecanismos de control funcionen, pero el hecho de que hayamos visto en la pandemia que en muchos países estos organismos hayan estado paralizado no ayuda, es un absurdo total.

¿Cuáles son las vías de corrupción en pandemia?

En contratos públicos, hemos visto los mismos tipos de casos: compras con sobreprecios, de materiales que no reunían las condiciones, intermediarios que no cumplieron, pagos anticipados por el total por productos que no llegaron, y todo esto junto a esquemas de lavado de dinero.

Otro aspecto problemático ha sido la distribución de los subsidios de los gobiernos, pues se ha visto clientelismo, uso político y empresas que han accedido sin cumplir los requisitos. También hay casos de corrupción con las donaciones que durante la pandemia han hecho diversas compañías.

¿Hay estimaciones de las posibles pérdidas?

Hay estimaciones anteriores. Anualmente en compra de medicamentos se pierden US$500.000 millones, por lo que en la pandemia esa cifra debe ser muy superior. El sector salud es uno de los más propensos a la corrupción, y por eso nos preocupa la vacunación.

¿Cuáles son los riesgos?

La opacidad que se ha visto con los contratos de la vacunación es un riesgo, pues hace imposible la transparencia en el uso de los recursos públicos y favorece la corrupción. Y no solo en el tema económico, sino también respecto a las cláusulas de indemnidad, pues genera el riesgo de que los ciudadanos quedan desamparados ante posibles problemas. Y esto también llega al tema micro, la confidencialidad en la distribución favorece las corruptelas.

¿Veremos vacunas en las ‘apps’ de e-commerce?

Precisamente en el encuentro de Davos se comentó que en la deep web ya hay ofertas de dosis a 5.000 euros la unidad. Esta claro que este es uno de los riesgos, al igual que la venta de vacunas falsas. Es un tema cada vez más preocupante para nosotros.

¿Se esperan mejoras en cuanto a la corrupción?

No creo que esto ocurra pues seguiremos en pandemia, pero sí que estamos viendo a nivel internacional un empuje generalizado en ese camino, y varios indicios positivos.

EL ESTANCAMIENTO DE COLOMBIA 

En el último reporte de la percepción de corrupción, Colombia ocupa el puesto 92 entre 180 países, con una nota de 39 puntos sobre 100.

Según Andrés Hernández, director de Transparencia por Colombia, “hay un estancamiento, pues no se ha logrado una clara variación, mientras otros han mejorado incluso hasta 16 puntos”.

Agrega que hay varios aspectos clave en los que trabajar, entre los que están una capacidad de sanción más efectiva y ágil, mayor reacción antes los casos de corrupción, la transparencia en la política y un mayor control en recursos públicos, entre otros.

Fuente: Portafolio

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: