Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

¿Cómo se comportó el empleo formal por la pandemia en el 2020?

5

Para establecer cuáles fueron las dinámicas que marcaron el empleo formal en Colombia entre enero y agosto del año pasado, los ministerios del Trabajo y de Comercio, Industria y Turismo (a través de Innpulsa) desarrollaron un estudio cuyos resultados dieron a conocer ayer.

(Le puede interesar: ‘Crean red con sedes para los emprendedores en ocho ciudades’).

Se trata de ‘Empleo en Colombia: ¿cómo se ha comportado el empleo durante el 2020?’, documento que aporta una mirada a los efectos de la pandemia sobre el trabajo formal durante ese periodo, su relación con las características y el tamaño de las empresas, los segmentos más afectados y los más dinámicos, así como el flujo de empleo formal, en términos de intensidad digital.

El informe comienza por resaltar que con cada extensión del aislamiento obligatorio hubo incrementos notables de las cifras de desempleo y de las afectaciones en el funcionamiento de las empresas, razón por la cual las proyecciones de crecimiento económico en Colombia y en el mundo se revisaron a la baja en los últimos meses.

En ese contexto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) situó su pronóstico de crecimiento global para el 2020 en -4,4 por ciento y el de Colombia, en -8,2 por ciento.
Durante el segundo trimestre del año –indica el estudio– se perdieron más de 4,8 millones de puestos de trabajo en el país; además, si bien 4,5 millones de trabajadores no cayeron en el desempleo, sufrieron una reducción del número de horas laboradas.

Ambos factores repercutieron negativamente en los ingresos, ya que la proporción de hogares que en total reciben menos de un salario mínimo al mes se elevó de 34 a 48 por ciento.

La falta de flujo de caja –que afectó el pago de nóminas–, la baja capacidad para implementar el trabajo en casa o el teletrabajo, la alta informalidad y la aplicación de cambios en las dinámicas de oferta y demanda de sectores económicos están entre las causas de la caída del empleo.

Con respecto a los más afectados por toda la crisis, el estudio indica que los trabajadores informales o independientes fueron los más golpeados. Les siguen los empleados formales de empresas pequeñas y luego, los de empresas grandes.

(Además: ‘Las carreras más apetecidas para estudiar con becas en el exterior’)

Cifras de ocupados por tamaño de empresas y afiliación a pensiones

Cifras de ocupados por tamaño de empresas y afiliación a pensiones.

Foto:

Dane

Sin embargo, los autores señalan que los independientes tienden a recuperar su actividad con mayor facilidad que los demás, “en tanto que reconstruir los vínculos laborales formales no solo toma más tiempo, sino que puede tener mayores implicaciones en materia de crecimiento económico”, dado que son los empleos más productivos y los que ofrecen mejores perspectivas a los trabajadores en términos de aprendizaje, capacitación y desarrollo profesional.

“Esto significa –advierte el estudio– que cuando un trabajador sale de la formalidad, se pierden las inversiones hechas por la empresa en su entrenamiento, la inversión que el país hizo en su educación y los impuestos que paga la empresa que lo ocupa”.

Los autores llaman la atención sobre la necesidad de proteger el empleo formal y reducir la informalidad, que sigue siendo elevada, “hasta el punto de que el porcentaje de ocupados que no cotizan ni a salud ni a pensiones representa el 62,3 por ciento del total”, sostienen.

A causa de las restricciones y el aislamiento preventivo, desde marzo también se evidenció una disminución de los ocupados (5’371.000 menos en abril, con respecto al mismo mes del 2019) e inactivos (4’313.000 más en abril, con respecto al mismo mes del 2019).

¿Y las empresas?

Todas las empresas, y en particular las micro y pequeñas, acabaron afectadas. Entre enero y agosto, el número de las micro que generan puestos de trabajo registró una leve caída en su contribución al empleo.

Llama la atención que si bien este segmento concentró cerca del 70 por ciento de las empresas empleadoras, solo representó el 23 por ciento del empleo formal del país.

En contraste, las grandes, que reúnen únicamente el 7 por ciento de las empresas empleadoras, representaron cerca del 46 por ciento del empleo durante los primeros ocho meses del 2020.

(También: ‘Este año, los floricultores se la juegan a exportar US$ 1.500 millones’).

En vista del impulso dado a la digitalización por las empresas, para garantizar la operación durante la pandemia, el documento profundizó en la relación que existe entre el empleo y el nivel de intensidad digital de las organizaciones, que se mide a partir de su componente tecnológico, el capital humano requerido, los cambios en la operación y la automatización.

Así se determinó, por ejemplo, que el 19 por ciento de las empresas estaban en nivel digital alto; dicho porcentaje asciende a 22 por ciento en el caso de las empleadoras. Esto sugiere que estas últimas tienen mayor intensidad digital.

Encuentre también en Economía y Negocios:

Las exportaciones colombianas que desafiaron la crisis en el 2020

Galón de gasolina y de diésel suben $ 198 y $ 145, a partir de mañana

Estos son los perfiles de la convocatoria para jóvenes de Ecopetrol

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Fuente: El Tiempo https://www.eltiempo.com/economia/sectores/pandemia-de-covid-19-como-le-fue-al-empleo-formal-durante-el-2020-565026

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: