Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Alan y Elkeson, la esperanza china que viene de Brasil

0

Liga China Los dos brasileños nacionalizados, la esperanza china para clasificarse para el Mundial

Alan y Elkeson posan juntos tras el primer entrenamiento juntos en la...
Alan y Elkeson posan juntos tras el primer entrenamiento juntos en la selección china

Hace más de medio siglo, Mao Zedong pregonó en una de sus intervenciones públicas una de sus frases más celebres cuando señaló que “las mujeres sostienen la mitad del cielo”. Dentro de la selección china masculina de fútbol, bien se puede hablar que las esperanzas de clasificación para el Mundial de Catar 2022 están sostenidas en el dúo que forman Alan y Elkeson, los dos delanteros de origen brasileño que están a las órdenes del seleccionador Li Tie.

En mes y medio, sus goles empezarán a ser decisivos para marcar el camino de la selección rumbo a Catar, un objetivo mundialista que el país lleva veinte años esperando. Acompañados en el ataque con Wu Lei como tercera pieza, el rendimiento de este tridente se presume como fundamental para alimentar las esperanzas de los ‘dragones rojos’ en obtener una de las cuatro plazas fijas mundialistas en la confederación asiática. Un reto para el que Alan y Elkeson se han puesto las pilas juntos por vez primera este viernes en la concentración de la selección para preparar los cuatro encuentros clasificatorios restantes antes del verano.

Junto a Aloísio y Fernandinho, la dupla Alan y Elkeson son los cuatro futbolistas nacionalizados de origen brasileño que han sido llamados por la selección en alguna ocasión, un grupo al que se añaden dos futbolistas con ancestros chinos como Nico Yennaris y Tyias Browning.

Sin embargo, las autoridades futbolísticas no pretenden una ‘invasión’ en la selección de futbolistas no nacidos en el país, llegando por ejemplo a copar la mitad de una alineación como sería posible si se utilizara a todos ellos al mismo tiempo. La idea es que estos jugadores ayuden a elevar el nivel del combinado nacional, pero hacerlo en su justa medida, sin que la selección llegué a perder su esencia, con la identificación derivada de utilizar a los futbolistas locales.

Es por ello que en la cabeza de Li Tie está hacer uso de ellos alternativamente, tratando de que en cada once los jugadores nacionalizados no pasen de dos, o en circunstancias especiales, incluso llegar a tres. Un número mayor en el campo, aunque es posible que tenga su parte positiva a pie de césped, puede conllevar también un cierto sentimiento de desarraigo que se quiere evitar. Suficiente desprestigio acumula ya entre los aficionados al fútbol su selección por su papel en los últimos años, como para también dañar la imagen de los futbolistas locales quitándoles en gran número la posibilidad de jugar en ella, el sueño de toda una vida para la mayoría de ellos.

Y dado que uno de las principales carencias de la selección está en el frente de ataque, y es aún más acusado su problema con el gol en los partidos más importantes, se antoja probable que Li Tie apueste por poner a dos delanteros contrastados como Alan y Elkeson de la partida. Con Aloísio parece que iniciando su cuesta abajo, y la posibilidad de encontrar extremos como Fernandinho entre la base local, los dupla de Alan y Elkeson deben ser los que carguen con la responsabilidad del gol en esta nueva selección china. Aquellos que, desde los partidos de clasificación en marzo ante Maldivas y Guam, hasta los compromisos decisivos en junio con Filipinas y Siria, sean junto a Wu Lei los ‘hombres-gol’ en el combinado nacional. Goles que sirvan para en un primer momento situar a la selección en la tercera ronda de clasificación mundialista de Asia, y posteriormente obren el hito de dar a China uno de los cuatro billetes fijos en la zona asiática para Catar 2022.

La pareja Alan y Elkeson ya suman entre ambos más de catorce años viviendo en territorio chino. Elkeson fue el primero en llegar al fichar por el Guangzhou Evergrande en diciembre de 2012, y durante su etapa en la Superliga china entre el club de Cantón y las dos temporadas y media que militó en el Shanghai SIPG, se ha convertido en el segundo goleador histórico de la competición sólo por detrás de Li Jinyu. Desde 2019 cuando fue convocado por Marcello Lippi, ha sido el primer futbolista sin ancestros chinos en jugar con la selección, en la que ha disputado ya cuatro partidos en los que ha anotado tres goles. Mientras, Alan está iniciando su séptimo año en el país, al que también accedió por la puerta de entrada del Guangzhou Evergrande, aunque las dos últimas temporadas el jugador ha estado cedido al Tianjin Tianhai y Beijing Guoan. Y aunque durante su etapa en el Red Bull Salzburg coqueteó con la posibilidad de adquirir la nacionalidad y jugar para Austria, ha sido finalmente ahora con China cuando se le han abierto de par en par las puertas del fútbol de selecciones.

Debido a los cambios en el calendario clasificatorio mundialista en la confederación asiática a causa de la pandemia, una clasificación que estaba prevista originalmente acabar este mes de octubre se verá alargada hasta marzo del año que viene. Cuando dentro de mes y medio, Alan y Elkeson es posible que disputen su primer partido oficial juntos ante Maldivas, a los ‘dragones rojos’ les quedará un año para saber si han cumplido el sueño de Catar. Si lo hacen, es más que probable que la mitad de ese cielo mundialista se haya sostenido con los goles de Alan y Elkeson, los dos nacionalizados de origen brasileño que se han estrenado hoy conjuntamente en la selección.

Fuente: Marca https://www.marca.com/futbol/liga-china/2021/02/05/601d1520ca4741814c8b45b0.html

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: