Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

‘Asesinas de Snapchat’: qué hicieron y por qué no revelan sus nombres

5

En diciembre de 2014, dos adolescentes, de 13 y 14 años, ingresaron a la vivienda de Angela Wrightson, de 39 años, quien vivía sola en su casa de Stephen Street, Hartlepool (Inglaterra) y a quien las autoridades de ese país consideraban una persona vulnerable por su dependencia al alcohol.  

De hecho, de acuerdo con los informes policiales, las menores de edad aprovecharon que la mujer se encontraba en estado de embriaguez para torturarla. La atacaron por más se siete horas con diferentes objetos, como una pala, una mesa, un televisor, una impresora y hasta un palo con tornillos.

Después, las jóvenes publicaron varias imágenes en la red social Snapchat en las que se veía a Wrightson ensangrentada. 

(Lea también: Las estafas más descaradas cometidas por líderes religiosos).

El caso estremeció al mundo entero. Los policías que acudieron a la escena del crimen aseguraron que nunca habían presenciado un asesinato similar.

“En mis 25 años de servicio, nunca había visto un asesinato tan brutal cometido por dos niñas”
, señaló el agente policial Peter McPhillips a la ‘BBC’.

El cuerpo de Wrightson fue encontrado desnudo de la cintura para abajo,  cubierto de sangre, gravilla y trozos de vidrios. 

(De interés: John Travolta recreó el baile de ‘Grease’ para el Super Bowl).

“Uno se imagina el miedo y sufrimiento que debe haber vivido Angela Wrightson en las últimas horas de su vida”, aseguró un funcionario de la fiscalía  de ‘Hartlepool’.

La condena

En 2016, las jóvenes fueron declaradas culpables y sentenciadas a “cadena perpetua con penas mínimas de 15 años por tortura”, informó la ‘BBC’. Durante el juicio no se dio a conocer la identidad de las asesinas porque se trataba de menores de edad, decisión que el juez del caso decidió mantener, por lo menos, hasta que cumplieran la mayoría de edad. 

En ese momento, se argumentó que revelar sus nombres representaba un riegos para sus vidas, especialmente, teniendo en cuenta que una de ellas intentó suicidarse. 

“Es probable que eliminar el anonimato exacerbe lo que ya es una situación peligrosa”, expresó el juez. 

(Le recomendamos: La cruel confesión de una madre que acabó con la vida de sus 5 hijos).

Batalla legal por mantener el anonimato 

Una vez las jóvenes cumplieron la mayoría de edad, la protección de su identidad expiró, por lo que durante una audiencia, en 2020, el abogado de las acusadas solicitó que se mantuviera la orden que impedía conocer la identidad de las mujeres, argumentando que eran personas “extremadamente vulnerables psicológicamente”. 

Además, como el caso había sido muy mediático, temía que terceros pudieran agredirlas u ocasionarles cualquier tipo de daño.

Las demandantes viven con el temor de que, si se revelan sus nombres, sean atacadas. Y eso afecta su salud mental y amenaza su rehabilitación, y de hecho promueve el riesgo de autolesión o incluso suicidio”, aseguró el abogado. 

Pero en ese momento el juez no tomó ninguna decisión y suspendió el juicio porque, en redes sociales, se divulgaron algunas imágenes de las acusadas. 

(Siga leyendo: Niño salió a pasear y volvió a casa con amigo nuevo: ¡un venado!).

Finalmente, este jueves 4 de febrero, a través de una sentencia, una corte inglesa decidió concederle a las jóvenes el anonimato de por vida para protegerlas, señalando que existe evidencia científica que demuestra que, de revelar su identidad, podrían autolesionarse. 

Tendencias EL TIEMPO

Fuente: ElTiempo https://www.eltiempo.com/cultura/gente/asesinas-de-snapchat-ganan-batalla-legal-564743

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: