Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Nacionalismo, la amenaza que surge en reparto de las dosis

3

Pese a los llamados de manejar la distribución de las vacunas desde la óptica multilateral, el reparto de los escasos medicamentos está reflejando un gran nacionalismo alrededor del mundo.

(Lea: Invima aprueba nuevo ensayo de vacuna contra el covid en Colombia)

Uno de los últimos episodios se vio en la Unión Europea, que aprobó un mecanismo para prohibir la exportación de las vacunas que se fabriquen en su territorio si no tienen el aval de los miembros, lo que podría derivar en un menor suministro a otros países.

(Lea: Acabar con mitos, la otra tarea de la vacuna del covid)

Precisamente, el presidente Iván Duque hizo referencia a los riesgos. “Me preocupa cuando oigo cosas como (…) restringir la exportación de vacunas desde Europa”, a lo que agregó que “el multilateralismo ha actuado de manera tardía, porque se ha beneficiado el interés de unos países, cuando la coordinación total sería la más oportuna”.

(Lea: Gobierno aspira a vacunar un millón de personas en 39 días)

Pero este es tan solo el último hecho de una cadena que ha mostrado que las potencias han acaparado gran parte de la producción, como también lo era la no participación de Estados Unidos en Covax bajo la administración de Trump.

Al revisar los datos que facilita Bloomberg, el acopio excesivo de vacunas es evidente. Según los contratos revisados, hay algunos países como Canadá que tiene asegurados medicamentos suficientes para inmunizar tres veces a su población.

De igual forma, los 27 países de la UE cuentan con vacunas garantizadas para el 183% de su población, mientras que ese dato llega al 169% en Estados Unidos, al 230% en Australia o al 120% en Japón, entre otros casos.

De hecho, este fue uno de los temas que más preocupó en el foto virtual de Davos. El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, denunció el “nacionalismo de las vacunas”, el cual “excluye al resto de países”.

Además, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió una distribución justa, mientras que el secretario ejecutivo adjunto de la Cepal, Mario Cimoli, también denunció la situación: “de una producción de 6,5 billones de dosis, Latinoamérica tiene por contrato un 11% y África, un 4%”.

Fuente: Portafolio

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: