Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

La peligrosa dependencia del Real Madrid de un Tavares deslumbrante

5

ACB Liga Endesa El gigante de 2,20 m es más de medio equipo… y está sobrecargado de minutos

Walter Tavares se dispone a coger un rebote en un partido de Euroliga.
Walter Tavares se dispone a coger un rebote en un partido de Euroliga.
EFE

Hay una sensación generalizada entre todos cuantos han visto partidos del Real Madrid en los últimos dos meses de la extraordinaria dependencia que los blancos tienen de Walter Tavares. El gigante de 2,20 m siempre ha tenido una cuota importante de protagonismo desde que llegó ya comenzada la temporada 2017-18, pero su impronta aumentó tras la marcha de Facundo Campazzo a la NBA el 23 de noviembre, y creció más aún tras la grave lesión de Anthony Randolph el 18 de diciembre. Tanto, que a día de hoy da la impresión de que el pívot es más de medio equipo.

La última demostración de ello llegó este mismo viernes en el partido de Euroliga en Berlín, Los blancos se complicaron la vida en el último acto encajando un parcial de 16-2 coincidiendo con que Tavares estaba en el banco descansando tras haber recibido un golpe peligroso en la rodilla en el tercer acto. Laso le devolvió a la pista y el gigante resolvió. Provocó un error en el tiro de Maodo Lo con su intimidación, cogió el rebote y en la siguiente acción sumó un 2+1 que acabó decidiendo el partido.

No fue casualidad. Es incuestionable que el Madrid es un equipo con él en cancha y otro muy distinto (peor y más frágil )cuando no está. Su capacidad de intimidación es brutal y los rivales se lo piensan mucho a la hora de penetrar o tirar. Pone muchos tapones y cambia el arco de tiro de los lanzadores rivales bajando sus porcentajes. Y en ataque una vez que recibe en las inmediaciones del aro es imparable. Los rivales se estrellan ante él y juegan atenazados y hasta con cierto miedo cuando El Muro está en cancha y mucho más liberados si no está. Cambia la forma que tienen de encarar los partidos.

Laso sabe lo determinante que es: “Es un jugador de muchísima altura y envergadura. Un jugador que cambia partidos por la situación que crea en el ataque contrario, porque obliga a cambiar tiros. Rebotea y es rápido para su altura. Es muy determinante, ocupa muchos espacios, bloque bien y tiene instinto taponador”, dijo cuando lo ficharon.

Lo que no esperaba el entrenador madridista es que el pívot tuviese que redoblar esfuerzos tras la marcha de Campazzo. El Madrid perdió a su jugador más valorado y Tavares a su mejor socio: “Facu es un gran jugador y tenía una gran conexión conmigo, pero esto es el Madrid. Tenemos que ser más fuertes como equipo”, dijo el pívot tras irse el base. “Yo estoy feliz aquí y eso es lo más importante, quiero ayudar al equipo a ganar”, suele decir quitándose importancia.

Todos estaban obligados a dar un paso adelante y el suyo fue gigantesco. Desde su marcha su protagonismo aumentó tanto como la dependencia de su equipo en él. Desde que se fue Campazzo ha promediado 11 puntos, 8,2 rebotes y 21,6 de valoración en cinco partidos de Liga. Y en la Euroliga, donde se ha hecho más imprescindible aún, en 13 partidos sin Facu ha acreditado 12,8 puntos, 9,2 rebotes, 2,3 tapones y 22,3 de valoración.

Y su impronta creció aún más desde que Randolph se lesionó el 18 de diciembre. Su carga de minutos se incrementó hasta convertirse en peligrosa. En Liga su presencia aumentó a 26,6 minutos, y en Euroliga desde que se fue Facu se disparó a los 29,6 minutos Y de 24,1 a 26,4 desde que se lesionó Randolph, algo menos tras el fichaje de Alex Tyus para darle algún respiro.

Laso ya avisó de ese peligro: “Hay jugadores con sobrecarga. Tavares, Thompkins, Taylor están jugando muchos minutos y se van acumulando”. Y celebró la llegada de Tyus: “Es un jugador que necesitábamos desde el inicio de temporada, porque íbamos a matar a Tavares“.

Por ahora el gigante sobrevive… y el Madrid con él. En Euroliga es su máximo anotador (11,8), reboteador (7,8), taponador (1,9), el más valorado (19,2), y también el que más tiempo está en cancha: 26.11 minutos, más que en sus tres primeras temporadas con los blancos: 17.26 en la 2017-18, 19.22 en la 2018-19 y 22.35 en la 2019-20. Que crucen los dedos para que no falte.

Suscríbete a la Newsletter de Basket de MARCA y recibe en tu correo electrónico, de lunes a domingo y a primera hora de la mañana, las noticias exclusivas, entrevistas, reportajes, gráficos y vídeos que marcarán el día en la NBA, Liga Endesa, Euroliga y el resto del mundo de la canasta.

Fuente: MARCA https://www.marca.com/baloncesto/acb/2021/01/31/6015c348e2704e1d6e8b45fa.html

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: