Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

El trágico domingo que inspiró a U2 para componer ‘Sunday Bloody Sunday’

9

La música tiene el poder de hacernos sentir emociones, de transmitirnos sensaciones, pero también en ocasiones es una gran herramienta de denuncia social. Muchos temas nacieron con la intención de transmitir la necesidad de cambiar las cosas, de denunciar problemas o situaciones utilizando la música como vehículo. Uno de los grupos que más ha desarrollado esta idea a lo largo de su carrera es U2. No olvidemos el carácter filántropo de Bono, su líder, que desde hace años lleva a cabo una labor muy activa como embajador para diferentes causas humanitarias.

Con su tercer disco, War, lanzado en 1983, U2 consiguieron hacerse mundialmente conocidos con un trabajo espeso y oscuro, pero en el que ya se podía apreciar en sus letras el carácter reivindicativo y de protesta de algunas de sus canciones. La conciencia social de la banda comenzó con War, un disco que la crítica siempre ha alabado como uno de los más importantes de su larga trayectoria.

Una de las canciones de este álbum sobresale por encima de las demás en la ideología de la banda, que siempre ha demostrado su carácter antibelicista y con tendencia a la paz. Se trata de Sunday Bloody Sunday, tema que abre el disco y que, a pesar de que causó mucha controversia por sus primeras interpretaciones, Bono siempre insistió en el mensaje anti-violencia de su letra.

La canción hace referencia al llamado históricamente Domingo Sangriento, un oscuro episodio que sucedió en Irlanda el domingo 30 de enero de 1972. En ese momento, el ejército británico se había adueñado de la ciudad de Londonderry, una población que siempre había mantenido las distancias con las órdenes que llegaban desde Gran Bretaña, buscando la independencia política. Ese día de enero, los separatistas habían convocado una protesta, pero la corona británica intervino para que no se produjera. Eran cerca de 15.000 las personas que se encontraban en la manifestación cuando un grupo de paracaidistas comenzaron a abrir fuego para dispersar a los asistentes. Como consecuencia, 14 personas murieron en ese Domingo Sangriento.

Diez años después de este lamentable suceso histórico, los chicos de U2, con dos álbumes y cierta relevancia en la industria musical, se dirigieron a Dublín para grabar su tercer disco. Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen Jr quisieron ir un paso más allá de lo que habían hecho hasta entonces y se lanzaron a componer un disco más espiritual y crítico con el mundo en el que vivían. El primer adelanto llegó con el nuevo año, en 1983, momento que aprovecharon para lanzar New Year’s Day, una canción de amor, pero en cuyas letras hay muchas referencias a un gran conflicto social.

“La guerra parecía ser el motivo de 1982. Dondequiera que miraras, desde las Malvinas hasta el Medio Oriente y Sudáfrica, había guerra. Al llamar al álbum War, le estamos dando a la gente una bofetada y a la misma vez tiempo para alejarse de la imagen acogedora que mucha gente tiene de U2″, decía Bono en una entrevista en NME.

Con este tema, U2 convertía en canción el sentimiento de todo un planeta en contra de la violencia que estaba ocurriendo en Irlanda desde hacía años. En uno de los vídeos oficiales de la canción en Youtube se puede escuchar a Bono refiriéndose a su significado: “Esta no es una canción rebelde”. En otra entrevista, Adam Clayton habla sobre la temática de la letra: “No se trata tanto de los problemas en el sentido físico, sino de la matanza humana de familias destrozadas”.

Fuente: Los40 https://los40.com/los40/2021/01/31/los40classic/1611857133_720465.html#?ref=rss&format=simple&link=link

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: