Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

“Gracias por todo, maestro”. La comunidad artística despide al violinista Tadashi Maeda

4

“Voy a volver caminando a la Mama Cuchara”, dijo Tadashi Maeda, de 48 años, en una de las últimas charlas en el Centro Cultural Mama Cuchara de la capital. “Sin embargo, nunca se fue y nunca se irá, porque su presencia y su música seguirán recorriendo nuestras salas y pasillos. Nos honramos en decir que fuimos parte importante de su vida, y su segunda casa”, publicó la institución en su página de Facebook como despedida al maestro japonés que falleció el pasado sábado 23 de enero a causa de una complicación hepática.

“¡Gracias maestro Tadashi Maeda por la buena charla, las enseñanzas, el buen humor, la amistad y la música!, concluyó la publicación que además ofrecía sus condolencias a su esposa, Chinatsu Maeda, y a sus dos, hijos Mina y Bungo, en estos momentos de pesar.

El presidente de la República, Lenín Moreno, se sumó a las condolencias nacionales a través de Twitter: “El arte ecuatoriano está de luto con el fallecimiento del virtuoso violinista Tadashi Maeda, uno de los músicos más importantes y creativos radicados en el país, gran profesor y promotor de la música ecuatoriana. Mi abrazo solidario a su familia, amigos y colegas”, escribió.

La cantante Margarita Laso también recordó al fallecido músico: “Con otras estrellas fugaces va de viaje nuestro Tadashi Maeda. Hermano de la música, admirado, entrañable, nos deja una desgarradura. Este Quito lleno de lágrimas. Mi más amoroso abrazo para su dulce familia. Buen viaje, querido Tadashi. No me olvido de lo que me diste”, publicó.

Otro intérprete que lamentó su partida fue Sergio Sacoto quien aseguró que su corazón se había quedado en silencio tras conocer la noticia. “Amigo te prometo robarme un poco de tu amor y genialidad cada vez que haga música. Buen viaje y un gran nuevo comienzo. ¡Se te quiere Tadashi!”.

[embedded content]

Desde Cuenca llegaron también las palabras de la Orquesta Sinfónica de esa ciudad que destacó que fue Tadashi quien impulsó el desarrollo de la escuela de violín en Ecuador. “A la memoria de un genial violinista, compositor, arreglista, activista del arte, pedagogo, y amigo que hizo de Ecuador su tierra y que enseñó a varias generaciones de músicos con el mismo amor, energía, pasión y su gran y desbordante personalidad”.

Palabras de Chía Patiño, el primer contacto de Tadashi con Ecuador:

“El genio espanta, y sobreponerse al susto de acercarse a hablar con el gran Tadashi Maeda en la Universidad de Indiana (Estados Unidos) fue ya un reto. Éramos jóvenes. Delgado, rebelde, carismático y de peinado impredecible, pero siempre alucinante: poseedor del regalo que los dioses otorgaron a Orfeo: donde él tocaba, el tiempo paraba. Escuchábamos. Sello de pocos.

Alma transparente que combatía todo con humor. Quizás su cuerpo no aguantó el peso de su tremenda humanidad: mientras más sabía, más nos daba, y más transparente se volvía.

Sabiendo que detestaba el invierno de Suecia, no fue difícil seducirlo con estas tierras ecuatoriales. Conquistó Quito, Guayaquil, Cuenca y Loja… y el resto también. Adoptó al Ecuador y queda su escuela. El español lo aprendió rápido, incorporando inmediatamente los “arraray” y “achachay’, y por supuesto un “quesff?”, además de su sonrisa pícara.

[embedded content]

Fiel compañero en nuevas aventuras, aceptó una nueva invitación: casi 12 años guio a los elencos de la Mama Cuchara. Poder soñar y crear con alguien sin miedo a caer, es un lujo: brindo por ti Tadashi, por ser un líder generoso. Nadie sabrá las miles de clases que no has cobrado: tu pasión por dar, el gran maestro.

Adoraba cocinar. La única queja que recuerdo ya muy cerca de un final: “tengo hambre, pero ya no puedo comer.” Nunca perdió su hambre por vivir. Curioso insaciable. Tantas veces escucha su “¿sabías que…?” y como niño, compartía su nuevo hallazgo… ¿Sabías que se me rompería el alma viéndote partir? Hoy lo sé”.

Maestro Patricio Jaramillo, director de la Orquesta Filarmónica Juvenil de Guayaquil

“Conocí al maestro Tadashi Maeda cuando fui Coordinador y Director de la FOSJE – Guayaquil 1998, un gran violinista y pedagogo. Desde aquel entonces surgió una gran amistad que nos llevó a desarrollar proyectos conjuntos, lo invitaba frecuentemente a dictar clases y talleres para nuestros integrantes de la Orquesta Infantil y Juvenil, alumnos del Conservatorio Niccolo Paganini y también con la Orquesta Filarmónica Juvenil de Guayaquil. Formé parte junto a él del Grupo Cuerdas del MAAC en el programa El MAAC y la Música.

[embedded content]

Fue solista en algunos programas y tuve el honor y gusto de dirigirlo, uno de ellos cuando interpretó el Concierto para Violín de L. van Beethoven como solista invitado con la Orquesta Sinfónica de Guayaquil en la Iglesia San Francisco y en otra ocasión en Quito con la Filarmónica Juvenil de Guayaquil interpretando las Cuatro Estaciones de A. Vivaldi. Siempre estaba dispuesto a ayudar y compartir sus conocimientos, no le importaba la retribución económica, siempre pedía que no falte el ceviche y la cerveza. Admiraba el trabajo que se hace con los niños y jóvenes en el campo de la música. Lamento mucho su partida, excelente profesional y sobre todo un gran ser humano”.

Fuente: EL UNIVERSO https://www.eluniverso.com/entretenimiento/2021/01/24/nota/9600424/despedida-tadashi-maeda-muerte-musicos-ecuador-violin

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: