Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Una galería de arte desde las alturas recuerda a los héroes de la pandemia y la importancia de cuidarnos

11

Desde las alturas y al estilo de pop art, una colorida enfermera instalada en la fachada de la estación Cuatro Mosqueteros de la Aerovía, recibe a los pasajeros quienes desde las cabinas están a punto de vivir la experiencia de la primera exposición aérea que se inauguró en Guayaquil.

Una iniciativa artística que busca rendir un sentido homenaje a todos esos héroes sin capa que trabajaron de sol a sol durante la pandemia. Es por eso su nombre: Guayaquil y sus héroes durante la pandemia de COVID-19.

Ayer en un acto formal fue entregada la primera etapa de la exhibición llevada adelante por la Fundación Guayaquil Siglo XXI, del Municipio de Guayaquil.

Al momento se exponen nueve obras de un total de catorce. Este primer capítulo reúne las ilustraciones de Alessandro Pautasso (Italia), Millo (Italia), Yo Az (Francia), Lalo Huesca (México), Ana Juan (España), Gabriel Maragaño (Chile), Marly Gallardo, Roger Ycaza y Sofía Zapata (Sozapato), de Ecuador.

“Quisimos salir de la tradicional representación gráfica que se viene haciendo sobre el tema (homenaje a los héroes) para ir un poco más allá y representar los valores de una ciudad y su gente”, afirma Luciano Koenig, curador de la muestra,

Las tenderas también son reconocidas en la muestra. La obra es de Lalo Huesca. Cortesía.

A la muestra se incorporaron -bajo su dirección creativa y artística- cualidades que caracterizan al guayaquileño, como la solidaridad, el esfuerzo, la compasión, el sacrificio y la generosidad. “Quisimos que el conjunto de las obras presenten un tributo lleno de vida, color y esperanza en el futuro de la ciudad y sus habitantes”, añade.

Koenig indica que es la primera galería aérea de arte del mundo y que la misión es causar en las personas esa sensación de estar en una galería desde las cabinas de la Aerovía.

“Cuando creamos el concepto de galería de arte pública tuvimos claro que por su naturaleza se trataría de arte urbano contemporáneo, ya que el utilizar los lenguajes del street art y la ilustración nos permitiría tener obras más gráficas y directas, de fácil visualización y mayor recordación e impacto”, explica el curador.

Xavier Álvarez, gerente general de la Fundación, señala que la segunda entrega estará lista para febrero. Sostiene que se trata de un tributo lleno de alegría y color. “Es en definitiva una mirada estética diferente que esperamos logre transmitir a los héroes de la pandemia y a sus familias, el orgullo colectivo de quienes habitamos esta ciudad”, manifiesta.

Es en definitiva una mirada estética diferente que esperamos logre transmitir a los héroes de la pandemia y a sus familias, el orgullo colectivo de quienes habitamos esta ciudad”, Xavier Álvarez, gerente general de la Fundación Siglo XXI.

Resalta que los materiales de impresión son de alta calidad, resistentes al sol, viento y lluvia. “En algunas obras se trabajó con materiales de tecnología ecológica y en otras obras con materiales reflectivos”, afirma Álvarez, quien indica que el proyecto demandó una inversión de $ 980.000.

Álvarez indica que esta primera exposición abre abre las puertas para otras más. “La visión con la que se diseñó este proyecto es justamente su dimensionamiento como una galería que, a diferencia de un mural, trae consigo la idea de ser una plataforma que permite la participación de muchos artistas“, proyecta.

Los artistas

Con sencillez y sensibilidad uno de los artistas sorprende con lo que podría tratarse de la ilustración más tiernas del recorrido: una abuela abrazando a su nieto. Con tonos azulados Roger Ycaza rinde un merecido reconocimiento a las personas de la tercera edad.

“Para mí fue muy bonito saber que podría trabajar en un homenaje dedicado a ellos, inmediatamente sentí que mi línea gráfica podía conectar con su sentir, con lo que podía transmitir, todo ese paso de los días en medio de tanta incertidumbre fue condensado hacia una visión que nos lleve hacia nuevos días, llenos de luz, esperanza, y claro, cercanía” expresa el joven ecuatoriano.

“El arte nos mantiene cerca, nos une, nos hace pensar y reflexionar”, añade.

Los abuelos también son homenajeados con la obra de Roger Ycaza, de Ecuador. Cortesía

Otra de las obras, en cambio, invita al ciudadano a contemplar con más detenimiento el Tributo a la sociedad civil, del ilustrador Yo Az, quien en su obra la conforma simbolismos que hablan de la ciudad, sus leyendas y sus raíces. “Todos los símbolos tienen que representar la ciudad y sus orígenes”, dice.

“Guayas y Quil son representativos de la ciudad y de su origen. Al incluirlos, muestro la importancia de los orígenes. También simbolizan fuerza y resistencia, la misma cualidad que la gente usaba y seguirá usando para combatir la pandemia”, añade el ilustrador.

Elementos que son complementados con figuras de personajes evocando la solidaridad. “Quería mostrar que una sociedad organizada basada en la ayuda mutua y la fraternidad puede luchar contra todas las pandemias”, continúa.

Una sociedad organizada basada en la ayuda mutua y la fraternidad puede luchar contra todas las pandemias” Yo Az.

En otra pieza, en cambio, se distingue una niña en pijamas descansando dentro de lo que parecería una piscina en forma de corazón, que es construida por otra menor. Una escena que invita a una lectura a conciencia.

“Esta obra se centró en los temas del amor y el cuidado. En estos tiempos difíciles en los que lamentablemente cada uno de nosotros ha perdido algo, debemos centrarnos en volver a incidir en nuestras relaciones. La imagen quiere subrayar este sentido de protección y quiere difundir el mensaje de que si realmente nos cuidamos, podemos cambiarlo todo”, dice su autor, Millo, en un comunicado de prensa.

Un homenaje a los niños es lo que hace el italiano Millo, quien con su obra reflexiona sobre el cuidado y protección. Carlos Barros.

En tanto, a la altura del parqueadero del Hospital Luis Vernaza, una doctora con unas gigantes de ángel se ilumina con el Faro del Barrio Las Peñas. Se trata del tributo a los doctores, de la pintora Ana Juan.

“Esta imagen es un homenaje a todos aquellos profesionales sanitarios que han arriesgado y también perdido sus vidas en un acto de amor, profesionalidad y entrega. Debajo de sus máscaras hay hombres y mujeres que han abandonado todo por el bien común y con sus alas protectoras libran un combate contra el mar furioso de la enfermedad”, describe la española.

Mientras tanto, las almas vuelan al infinito, la vida sigue y el faro de Guayaquil se convierte en guía y luz de un ejemplo de amor a la vida”, agrega.

Y así hay otros tributos a la familia, a las mujeres, a los repartidores, las enfermeras y las tenderas.

A la altura del parqueadero del hospital Luis Vernaza, un tributo a los doctores. Cortesía

De esta forma la exposición a cielo abierto combina los estilos, mensajes y tributos, que según Koenig fueron encargados en función del estilo visual del artista y a la temática sobre la cual ha venido trabajando. “Las obras debían contar con una variedad de estilos que van desde el pop hasta el surrealismo, de la representación figurativa a la simbólica”, dice.

Para el argentino Jorge Alderete, uno de los artistas que formarán parte de la segunda parte de la exposición, el arte es una pieza fundamental para la sociedad.

“Ha ayudado a reconstruir el tejido social muchas veces deteriorado por distintos motivos. No será la solución a los muchos males que nos acechan, pero sí, es una herramienta irremplazable en un mundo que imaginamos mejor”, sostiene el autor gráfico, quien con su obra rendirá un homenaje a los médicos.

Las nueve primeras obras podrán ser apreciadas en su totalidad desde el sistema de transporte aerosuspendido; desde la estación de la av. Malecón a lo largo de las calles Loja, Julián Coronel y av. Quito hasta llegar a la última estación en la av. 9 de Octubre. (I)

Elección de artistas

Sozapato hace un tributo a las mujeres. Cortesía.

Cuenta que para la selección de los artistas se hizo un extenso estudio entre más de 150 artistas nacionales e internacionales, en donde se tomaron en cuenta criterios como trayectoria, experiencia, estética, narrativa, técnica, entre otros.

Datos extras

Marly Gallardo hace un tributo a los repartidores. Cortesía.

La exposición Guayaquil y sus héroes durante la pandemia de COVID-19 son obras de diferentes formatos, dos de 7,5×10 m, ocho de 8×12 m y cuatro finales van desde los 200 hasta los 450 m. Así lo afirma Xavier Álvarez, gerente general de la Fundación Guayaquil Siglo XXI.

Para la segunda etapa se sumarán cinco artistas de varios países, como Okuda (España), Dr. Alderete (Argentina), Craig & Karl (Londres), Johnny Gavilánez (Ecuador) y David de Ramón (España). Cada uno rendirá un homenaje a personajes como los recolectores de basura, fuerzas del orden, bomberos y más.

Recuerde

El artista Gabriel Maragaño, de Chile, rinde un tributo a la familia, especialmente a la figura heroica de la mujer. Cortesía.

Al llegar a la estación las personas tienen que pagar por primera y única vez $ 2 de saldo y le entregan la tarjeta. De ahí en adelante, se carga con mínimo $ 0,70. El servicio de aerosuspensión funciona de 05:00 a 23:00, de lunes a domingo.

La tarjeta puede ser adquirida en las cuatro estaciones: Durán, Cuatro Mosqueteros, Julián Coronel y Plaza Centenario. En la actualidad —por cumplir con las medidas de bioseguridad— cada cabina de la aerovía permite solo el 50 % de su aforo, es decir, entre 5 y 6 personas pueden subirse por cabina. (I)

Fuente: EL UNIVERSO https://www.eluniverso.com/entretenimiento/2021/01/19/nota/9594922/aerovia-aeroarte-exposicion-aerea

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: