Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Andy, de Andy y Lucas, entre lágrimas al recordar su época más dura

7

Todos recordamos o lo hemos dado todo al ritmo de canciones como Tanto La Quería o Son de Amores. Y es que la música de Andy y Lucas forma parte ya de la historia de este arte en nuestro país. Pero no todo es tan bonito como parece.

La vida también te presenta retos que te ponen a prueba. Tú debes superar si eres capaz de superarlos o no. Y en el caso de este dúo gaditano no iba a ser menos.

Ambos visitaron el programa Volverte a Ver de Carlos Sobera, emitido en Telecinco el pasado 8 de enero. Por supuesto, las lágrimas estuvieron aseguradas. Quisieron darle una sorpresa al padre de Andy y a la madre de Lucas, aunque la sorpresa se la acabaron llevando los telespectadores.

El primero de ellos recordó una de las etapas más oscuras de su vida. Estuvo dos años sin hablarse con su padre, pues consideró que le faltó en dos de sus pérdidas más duras: la de su pareja y la de su abuelo. “A mí me han criado mis abuelos. Mi padre estaba siempre trabajando. Cuando no estaba con mis abuelos, estaba con mi madre. […] Yo siempre he sido el cabeza de familia en mi casa. No es que se lo eche en cara, pero mis hermanos sí es verdad que discutían con él. Yo al ser el mayor nunca…”, dice entre lágrimas.

Cuando su abuelo cae enfermo, a Andy le faltó la presencia y el apoyo de su padre en el hospital. “Él vivía a tres o cuatro kilómetros”, añade. Pero, ¿cómo llegaron a entenderse y solucionar sus diferencias? En una procesión de Semana Santa.

“Somos muy cofrades. La confradía de su barrio, que prácticamente lo considero también mío, es el de Santa María. Él sacaba un Cristo allí. Sale los miércoles santos. Yo fui a verlo donde siempre lo vemos. Me lo encontré allí”, explica. Un amigo de su padre se acercó a él para convencerlo de que acortasen las distancias. Aunque se resistió, lo hicieron allí mismo. Se fundieron en un abrazo y ambos se emocionaron.

Los años han pasado y su relación ha mejorado. Han vivido el confinamiento domiciliario juntos, lo que también les ha permitido conocerse aún más y encontrar el equilibrio en el amor que sienten el uno por el otro.

Por su parte, Lucas también aprovechó la ocasión para agradecer a su madre todo lo que ha hecho por él y sus hermanos a lo largo de su vida. Su padre falleció hace unos años y, desde entonces, todos han apoyado a su madre en cada momento del día.

Dicen que no hay nada como el amor de un padre o una madre, pero el que Andy y Lucas sienten por los suyos también demuestra que el de un hijo es indescriptible.

Fuente: Los40 https://los40.com/los40/2021/01/20/love40/1611138388_594805.html#?ref=rss&format=simple&link=link

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: