Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

¿Cómo le ha ido al sector del automóvil en Colombia en este año?

3

Andemos, que es una asociación que agrupa a la mayoría de las marcas y lleva juiciosamente sus proyecciones, derivadas de las cifras del RUNT que son la fuente verídica y que afortunadamente existe pues son el reporte de las matrículas reales, calcula que el año cierre con un balance negativo del 30% con respecto al 2019 y dice que esperan mostrarnos unas 183.400 unidades vendidas al 31 de diciembre, asumiendo un mejor noviembre que los meses anteriores, y un gran diciembre.

Sin embargo, hay otras cuentas menos optimistas como las que hace Sofasa, ensambladora e importadora de los Renault que hay en Colombia, y también exitosa exportadora del 36 % de su producción esencialmente a México, Ecuador y Argentina y, en menor escala, a Bolivia y Chile.

Para Matthieu Tenenbaum, CEO de Sofasa, las cuentas son algo menos alegres y augura un cierre con unas 168 mil piezas vendidas, lo cual es de todas maneras una cantidad respetable en medio de las circunstancias y por la cual de alguna manera el sector debe sentirse decentemente librado en medio de tantos adversarios.

Sin embargo, hay cosas interesantes por analizar pues nuestro país es el que mayor descenso ha tenido por causa de la covid. A la fecha, y en las cuentas de Tenenbaum, el atraso real del sector es del 35% y este indicador de Colombia es el peor de América Latina pues otros países como Argentina, Brasil y México solo cayeron un 30%. No se puede hablar de cantidades de carros porque cada mercado tiene un tamaño diferente pero las cifras comparativas sí son el termómetro sobre la forma como cada economía ha respondido.

(Lea también: ¿Quién es quién en la conectividad de su carro?)

Mundialmente, es peor nuestra ubicación si se analiza que los clientes europeos han sido un 26% menos que en el 2019, los de América Latina en promedio un 31%, los norteamericanos más positivos ya que las vitrinas apenas muestran una caída del 17%, India el 25% y Rusia un 11%.

¿Por qué cae tanto Colombia en ese escenario? Hay múltiples razones que son las mismas que afectan a toda la economía y que, por supuesto, a las ventas de carros las tenían que frenar. Solamente pensemos que en el mes de abril, por el encierro apenas se vendieron 217 vehículos, muchos de los cuales probablemente eran arrastre del mes previo, cuando la rata es de unas 23.000 matrículas y más cada 30 días.

Hay que resaltar que no solo hubo encierro, sino que los organismos de tránsito suspendieron los servicios y por lo tanto no se podían matricular los carros, así hubiera ventas. Y también que la respuesta súbita que se impuso para trabajar por los canales digitales no fue inmediata para todas las marcas. Y aún, luego de estos meses de adaptación, está claro que toda la virtualidad instalada para vender autos al final del camino siempre termina con un contacto personal del cliente con el vehículo y en el concesionario pues es una decisión que necesita una experiencia sensorial, familiar y presencial. Que muchas marcas surten con el “domicilio” pero es una nueva conexión que tomó meses en organizarse y entre las personas va cuajando poco a poco. De ahí la feria Acelera que lanzan la próxima semana El Tiempo, Motor y CarroYa, que es la respuesta digital y virtual para esta nueva era del comercio de carros.

(Le recomendamos: Llega Acelera, feria automotriz virtual de EL TIEMPO y ‘Motor’)

Para no llover sobre mojado sino para ir secando el camino, una mirada hacia lo que viene es lo importante. Tenenbaum considera que volver a los niveles de ventas tradicionales, que podrían estar en las 280 mil unidades en el 2021 en tiempos normales, “tomará más tiempo porque la recuperación no se da de un día para otro. En el 2021 esperamos que el país consuma unos 200 a 220 mil vehículos y así gradualmente llegar a lo que el mercado normal debería mover”.

Este proceso se podría acelerar si mediaran algunas favorabilidades. Tenembaum dice que “así como a otros sectores les han dado apoyos directos, el del automóvil no ha recibido incentivos. Por ejemplo, la industria de electrodomésticos va para su mejor año porque tiene el apoyo directo de tres días sin IVA que, como se ha visto, ha sido una gran motivación para la gente que, además, en el encierro encontró muchas necesidades de servicios y entretención en sus hogares. Hace un año le presentamos al gobierno de manera conjunta con las otras ensambladoras, Colmotores y Hino, a través de la Andi, un plan de incentivos para el sector con un pacto de medidas que nos ayuden a sostener o subir el empleo gracias a una mayor productividad y competividad”.

Por ejemplo, dice “apoyar y estimular las exportaciones de las ensambladoras con facilidades para esos procesos sería un gran paso. Si se bajan los impuestos de IVA y del consumo para los productos ensamblados en el país, seguramente podríamos atender esa mayor demanda y eso genera empleo y desarrollo. Igualmente, tal como sucede en otros países, el gobierno podría circunscribir y obligar a sus entidades a que las compras de vehículos en las gamas que apliquen a sus necesidades se hagan siempre con los autos hechos localmente. Esto, además, aseguraría el futuro de las ensambladoras. Pero hasta el momento no hemos logrado avances en el tema y entendemos que el gobierno tiene en este momento muchas ocupaciones por atender prioritariamente”.

¿Viene un cierre muy positivo de año? Es obligatorio anticipar que las cosas seguirán recuperándose pues son meses que tienen una mayor demanda y ayudarán al sector

Más allá de las cifras de ventas, internamente todo el sector en diferentes escalas ha tenido que sortear el momento. “Afortunadamente, aunque todos hemos sufrido, en Renault hay una red robusta en toda la cadena. Sofasa pudo sostener todo el empleo y suscribió anticipadamente el pacto colectivo de trabajo lo cual indica que no hubo despidos ni recortes. Por supuesto, nuestra producción bajó notablemente ya que la planta estuvo cerrada nada menos que dos meses por las órdenes del gobierno y volver no fue fácil mientras se hicieron todos los ajustes de bioseguridad. Usualmente Sofasa fabrica 65.000 unidades cada año y en este que se cierra apenas haremos unas 39.000, es decir, un 36% menos. De ese volumen un 64% se queda en el mercado nacional y el 36% es la exportación. Hay que recordar que la planta de Envigado es una de las tres más eficientes y competitivas dentro de todo el universo industrial de Renault en el mundo”.

Hay más de 700.000 vehículos por las calles de Cali.

Los vehículos duraron ‘guardados’ durante buena parte del año. ¿Cómo rematará este sector el 2020?

Foto:

EL TIEMPO

Como en casi todas las marcas, de todas maneras, la dinámica ha sido visible con lanzamientos de modelos que ratifican la confianza en la recuperación. Naturalmente, Renault, que tiene los cinco autos más vendidos del país, es el blanco de la competencia que persigue quitarle el 22.6% que tiene en el mercado general, teniendo en cuenta que no compite con vehículos comerciales pesados ni medianos.

Casi de cada 100 carros vendidos, 4 son de esa marca, y en el segmento de los populares, donde hay más compradores, Chevrolet ha salido con modelos que apuntan directamente a esos nichos, competencia que beneficia al cliente ya que la oferta es más abierta y moderna.

“Tenemos lanzamientos inminentes (la Duster nueva que vendrá de Brasil) que se demoraron por el cierre de la planta ya que es un producto local, y trabajamos ya en el cierre industrial para el lanzamiento de un carro totalmente nuevo que reemplazará a uno de los actuales del portafolio”.

Obligatorio preguntar por los eléctricos. “Solo nos movemos en el mundo de los carros totalmente eléctricos con tres modelos, Twizy, Zoe y Kangoo, y tenemos gran aceptación. Colombia está muy avanzada con respecto a los otros países de la región en el tema y es destacable que, durante la pandemia, la gente no se ha desestimulado y las ventas de esos vehículos cero emisiones ha sido consistente. En el marco general de esa tecnología, cada día los híbridos tienen más movimiento y medidas como eximirlos de pico y placa ha robustecido las ventas”.

(Le puede interesar: Reversible por avenida La Esperanza y otras medidas para la calle 13)

¿Viene un cierre muy positivo de año? Es obligatorio anticipar que las cosas seguirán recuperándose pues son meses que tienen una mayor demanda y ayudarán al sector.

Aunque nadie se atreve a descartar que pueda llegar una segunda ola de confinamientos y restricciones, vistas las situaciones de países que nos llevan meses de avance en las manifestaciones de estas curvas de desarrollo y regreso del virus y ante las cuales no somos ajenos ni más inmunes.

Probablemente si se da esa circunstancia, no sea controlada de una manera tan severa y rígida como la de la cuarentena inicial para evitarle a la economía poner la caja en neutro y, ojalá, nunca más en reverso.

JOSÉ CLOPATOFSKY
DIRECTOR REVISTA MOTOR

Fuente: El Tiempo https://www.eltiempo.com/economia/sectores/vehiculos-como-le-ha-ido-a-este-sector-en-2020-en-colombia-550165

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: