Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Selecciones al rescate

5
Selecciones al rescate: "Venir aquí es una bomba de oxigeno"

Les sobran motivos para sentirse patriotas… Cuando más lo necesitan, sus selecciones acuden al rescate. Jugadores discutidos o sin minutos en sus clubes que cambian de cara (y rendimiento) cada vez que escuchan los himnos de sus países. Los parones internacionales les sirven para recuperar la confianza que no tienen en sus equipos. Son los primeros en gritar: ¡Viva el fútbol de selecciones!

Pjanic quiere más. El bosnio aterrizó en el Barça este verano como uno de los grandes centrocampistas del calcio de la última década. Sin embargo, su inicio de temporada a las ordenes de Koeman no está siendo el deseado: todavía no ha salido de inicio en Liga y sólo ante la Juventus en Champions completó los 90 minutos. Un protagonismo muy diferente del que goza con Bosnia, donde es el líder de la medular y una pieza absolutamente imprescindible.

Los últimos meses no han sido los más brillantes en la carrera de Varane en el Bernabéu. A pesar de que sus fallos más recientes le han puesto en el disparadero, el central francés sigue siendo un fijo en su país. Deschamps no admite la duda. El madridista es el líder de la defensa de ‘Les Bleus’.

Otro que se crece cada vez que suena “La Marsellesa”. El delantero del Barça es, junto con Mbappé, la referencia ofensiva de Francia.“Deschamps sabe dónde ponerme”, confesó cuando le preguntaron por qué no rendía con su club al mismo nivel que con su selección. El tiempo que lleva Griezmann en el Camp Nou ha dejado claro que por fuera está desaprovechado. Donde rinde es por dentro. El problema es que esa es una zona con nombre y apellido: Leo Messi.

El campeón del Mundo gana vida con cada parón de selecciones: “No había conocido nunca un momento tan complicado en mi carrera. Ir con la selección es una bomba de oxígeno para mí“. El futuro de Pogba es incierto. El presente, preocupante: se ha quedado sin sitio en un United en (eterna) reconstrucción y no jugaba tan poco a estas alturas de temporadas desde que era un adolescente. A la espera de reconducir la situación, o de que algún club acuda al rescate, Francia es su tabla de salvación.

Guardiola llegó a decir que el Manchester City eran “Bernardo Silva y 10 más”. El portugués fue fundamental en la última Premier League que conquistaron los ‘Sky Blues’, aunque su rendimiento disminuyó la pasada campaña y Pep lo sentó en el banquillo. Una decisión que está manteniendo en este inicio de curso… y que no ha cambiado los planes de Fernando Santos. Bernardo es tan titular en Portugal que incluso juega por delante de Diogo Jota, la gran sensación del Liverpool.

El impacto de Jota está siendo tan grande que ya hay voces de peso como la de Jaime Carragher que piden que sea titular por delante de Roberto Firmino. El punta brasileño, imprescindible en los éxitos recientes de los reds, no ha arrancado la temporada a su mejor nivel. Tanto que en el último encuentro de Champions con el Liverpool fue suplente y en el duelo de Premier contra el City fue el primer cambio de Klopp. Con Brasil sucede todo lo contrario. “Es mi mejor momento con las selección”, dijo después de completar los 90 minutos y marcar el gol de la victoria en la tercera jornada ante Venezuela.

La historia de Eriksen en San Siro está tomando tintes de despedida prematura. “No es lo que soñé”, confesó el danés, frustrado por las pocas oportunidades que está teniendo con un Antonio Conte que le demanda más que talento: “Doy por sentada la técnica si te unes a un club como el Inter”. En medio de este panorama de tensión, la llamada de Dinamarca es un pequeño gran oasis para Eriksen: “Al menos aquí sí que juego”.

El veterano delantero uruguayo ha comenzado su aventura inglesa con un rol desconocido. Acostumbrado a liderar el ataque de todos los equipos en los que ha jugado, en el Manchester United está actuando de revulsivo desde el banquillo. Son seis partidos como ‘red devil’ y todavía no ha comenzado de inicio en ninguno. El ‘maestro’ Tabárez lo ve con otros ojos. No importa que haya cambiado de equipo, la dupla Cavani-Suárez sigue siendo innegociable en Uruguay.

Va tan sobrado de talento ofensivo el Borussia Dortmund que puede permitirse dejar en el banquillo a jugadores del nivel de Brandt o Thorgan Hazard. El hermano menor de Eden se está viendo eclipsado por los Haaland, Sancho, Reus o Reyna, aunque quién no lo estaría… Reconvertido a carrilero izquierdo, ha sabido hacerse un hueco en el sistema con tres centrales que emplea Roberto Martínez en Bélgica.

El centrocampista argentino pasó de ser intrascendente en el PSG a titular en la última final de la Champions. Entre un punto y otro se encuentra un jugador que no es una primera opción para Tuchel, que en esa posición prefiere perfiles menos arriesgados con el balón. De hecho, en las últimas semanas se ha rumoreado que podría recalar en el Inter en una operación de intercambio con Eriksen. Las condiciones de Paredes sí convencen al seleccionador de Argentina, Lionel Scaloni, que le ha entregador el mando del centro del campo albiceleste.

Uno de los ejemplos más claros de jugador al que se le ilumina la sonrisa cada vez que se acerca un parón de selecciones. Todo y nada. Rüdiger es imprescindible en el once de Alemania… y el banquillo del Chelsea. Tan exagerado es que en los dos primeros partidos del combinado germano en esta ventana internacional ya ha jugado más (156 minutos) que en todo lo que lleva de curso con los londinenses (180 minutos).

Otro todo y nada. Compañero de Rüdiger en el Chelsea, el ítalo-brasileño es el titular de Roberto Mancini en el lateral izquierdo de la ‘Azzurra’. Un rol radicalmente opuesto al que tiene en Stamford Bridge, donde ‘pelea’ con Marcos Alonso por ser el suplente de Ben Chilwell. De Alemania a Italia, la historia se repite. Emerson ha disputado más minutos en los dos primeros encuentros del conjunto transalpino en este parón (161) que en todo lo que lleva de temporada bajo las ordenes de Conte (149).

Un clásico reciente de la selección helvética que ejerce de revulsivo en el Liverpool. España ya sufrió los navajazos de Shaquiri, un atacante que siempre que se interrumpe el fútbol de clubes pasa de secundario a protagonista. Con los ‘reds’ tan sólo ha salido de inicio en un partido en esta temporada, mientras que en Suiza es la cabeza visible.

Messi, Griezmann, Ansu Fati, Dembélé, Trincao, Pedri, Coutinho… ante tal maraña ofensiva, al ex del Leganés le está costando dejar su huella en el Barça. Eso sí, desde que se viste de azulgrana es titular con Dinamarca. El delantero está teniendo una participación muy pobre en lo que llevamos de campaña: 37 minutos y cero goles. Sólo en el choque de Nations League contra Islandia jugó más del doble: 74. El banquillo del Camp Nou es mejor escaparate que la titularidad en muchos equipos.

Fuente: Marca https://www.marca.com/futbol/2020/11/18/5fb44461e2704e6d128b4618.html

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: