Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

En A Cielo Abierto se ven los murales de la icónica calle Panamá de Guayaquil

0

El proyecto de arte contemporáneo A Cielo Abierto, que consistirá en ocho murales establecidos a lo largo de la emblemática calle Panamá, ha sido una grata sorpresa en el último trimestre del 2020. Liderado en curaduría por Lupe Álvarez y Eliana Hidalgo Vilaseca, se encuentra en su primera fase, habiéndose inaugurado cinco murales. Es parte del plan de peatonalización Paseo de las Artes Calle Panamá, promovido por la Empresa Pública Municipal de Turismo y Promoción Cívica de Guayaquil. Adicionalmente contará con la plantación de árboles nativos, un parque infantil, dos plazoletas y un museo interactivo para niños. Cabe recordar que la calle Panamá fue regenerada en 2014; cuenta con una ampliación de la vereda oeste y la instalación de esculturas costumbristas.

Sobre la calle Panamá, entre Juan Montalvo y Loja, resplandece el colorido mural Nuestro sol, de Peter Mussfeldt, artista y diseñador germano-ecuatoriano, precursor del diseño gráfico en Guayaquil. Materializada en mosaico, su obra se suma a aquellas de icónicos muralistas como Manuel Rendón Seminario y Jorge Swett. En el primer cul-de-sac, en la calle Imbabura, se asoma Fotógrafo, del distinguido artista Jorge Velarde, una producción fiel a su característica temática de autorretrato, realizada con la colaboración de los artistas Daniel Ochoa, Andrea Moreira y Gabo Peña Zapatier.

Según Álvarez, el mediodía es la hora indicada para apreciar en su esplendor todo el repertorio iconográfico de la obra Genoma, de José Luis Macas Paredes, instalada sobre la pared lateral de la Clínica Panamericana, en la esquina noroeste de la intersección con la calle Roca. La obra se activa con luz, sea natural o artificial, cuando esta atraviesa los paneles de distintos colores ubicados de modo que forman una doble hélice, revelando en el espacio negativo los símbolos del ADN de la identidad guayaquileña. En la esquina opuesta, suroeste, el mural Barrio del Baxo, de Tayron Luna García, ocupa en su totalidad la pared lateral del edificio matriz de BanEcuador. Por último, La maestranza, de María Lorena Peña Puga, ubicada en Víctor Manuel Rendón y Panamá, honra la historia de los astilleros y de las actividades que catapultaron la economía de la ciudad. Este mural celebra un pasado en el que para los guayaquileños era sinónimo de orgullo ser una ciudad fluvial, y orienta hacia la construcción de una identidad.

En mi columna del 4 de febrero de 2018, ‘Espacios públicos: ¿qué falta?’, comentaba sobre la necesidad de Guayaquil de sumar la exhibición de obras de arte contemporáneo, itinerantes, conceptuales y de exteriores. Este proyecto ciertamente corresponde dicho criterio. Asimismo, en el artículo vaticinaba una celebración del bicentenario de independencia de Guayaquil con un boom artístico urbano. En este año atípico que hemos vivido, A Cielo Abierto ha impulsado a gestores y artistas a retomar sus actividades con la misma pasión que pretende satisfacer a un público ávido de cultura y arte; espero que el proyecto lo incentive a sacar provecho de su ciudad en exteriores. (O)

Fuente: EL UNIVERSO https://www.eluniverso.com/entretenimiento/2020/11/16/nota/8048602/murales-calle-panama-guayaquil

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: