Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

La base en mitad del desierto donde EEUU prueba los venenos más letales

3

Las grandes potencias mundiales suelen presumir de tener arsenales armamentísticos al alcance de muy pocos. Algunos de estos países incluso hacen demostraciones públicas del poder con el que cuentan, exhibiendo su músculo militar y dándoselo a conocer al mundo entero. Pero estos países valen más por los secretos que esconden que por las novedades bélicas que muestran. Y ahí es donde entran en juego las bases secretas, lugares en los que realizan todo tipo de pruebas con diferentes tipos de armas y en los que se ensaya lejos de las miradas curiosas. Eso es, precisamente, lo que ocurre en Dugway Proving Ground.

Cuando hablamos de bases secretas, muy probablemente nuestra mente se dirige hacia países expertos en opacar la información, como pueden ser Corea del Norte o China, pero nada más lejos de la realidad. De hecho, Estados Unidos -que presume de ser de unos países más libres del mundo- cuenta con numerosas bases secretas en su interior. Sin ningún género de dudas, la más conocida es el Área 51, una zona siempre envuelta de misterio relacionada con el mundo de la ufología, en la que se supone que se llevan a cabo pruebas con dispositivos aéreos. Pero no es ni la única ni la más importante.

Foto: La táctica de China para esconder sus submarinos de combate: cuevas submarinas secretas. (Reuters)

Posiblemente, Dugway Proving Ground sea uno de los lugares más misteriosos de Estados Unidos. Es una instalación del Ejército de Estados Unidos y se encuentra en pleno Gran Desierto de Salt Lake, en Utah. Se trata de una zona perfecta para mantener el más absoluto secreto de sus operaciones, pues no solo está ubicada en una extensión de terreno donde prácticamente no hay población, sino que está rodeado por tres de sus lados por diferentes cadenas montañosas. De hecho, en el último censo de la zona llevada cabo en 2010, en las inmediaciones de la base solo viven 795 personas. Pero, ¿qué hacen en la base?

En realidad, solo se sabe cuál es la misión principal de Dugway Proving Ground: probar armas biológicas y químicas. O, dicho de otra manera, el objetivo primordial es tratar de investigar, analizar y buscar remedios para algunos de los venenos más letales del mundo, según explica ‘BBC’. Precisamente por esa razón, se entiende el absoluto secretismo que mantiene a su alrededor, al investigar todo tipo de elementos tóxicos que puedan servir para una guerra biológica o bacteriológica y buscar la manera de desarrollar procedimientos para contrarrestar sus efectos. Además, se llevan a cabo pruebas en diferentes entornos para entender cómo se comporta en cada lugar.

La base fue creada en plena Segunda Guerra Mundial, en el año 1942, donde comenzaron a probarse los efectos de diversas armas biológicas y químicas. De hecho, allí se probaron elementos como agente tóxicos, lanzallamas, rociado químico o armas de fuego, entre otros elementos, así como ropa protectora al efecto. Al terminar la IIGM, la base quedó cerrada, pero volvió a reactivarse durante la Guerra de Corea, para convertirse en el año 1954 instalación permanente del Ejército de EEUU. Desde entonces, la labor desarrollada en su interior es básicamente de defensa contra agentes químicos y biológicos que pueden ser potencialmente peligrosos, donde solo algunos pocos afortunados han conseguido acceder y fotografiar la zona para dar testimonio de los trabajos que se realizan en su interior.

Así, se encargan no solo de investigar y analizar estos agentes tóxicos, sino que se trata de comprender cómo actúa y, sobre todo, buscar un remedio en caso de que un enemigo quiera utilizarlo contra la población. De hecho, en el interior de de sus instalaciones han simulado diferentes entornos para tratar de analizar no se comportan los venenos en diferentes ambiente: así, han recreado falsas habitaciones, profundas cuevas, ciudades, vehículos atacados por agentes tóxicos o instalaciones ‘envenenadas’ por los conductos de ventilación, entre otras, donde hacen todo tipo de pruebas. Y, por supuesto, se analiza al aire libre para ver sus efectos.

El desierto donde se llevan a cabo las pruebas al aire libre. (CC/Wikimedia Commons)
El desierto donde se llevan a cabo las pruebas al aire libre. (CC/Wikimedia Commons)

Esta base se hizo famosa a nivel mundial en el año 2015, cuando por error enviaron a varios puntos de Estados Unidos paquetes con unos de los agentes nerviosos que estaban investigando. Se trataba de ántrax que, de manera inexplicable, fue enviado a otras instalaciones norteamericanas. Tras el suceso, Dugway Proving Ground tuvo que dar explicaciones y poner en marcha el protocolo de defensa ante este agente tóxico, con lo que consiguieron evitar cualquier problema. A partir de ese momento, la base se vio obligada a realizar 35 cambios en su bioseguridad para evitar que vuelva a suceder una situación similar.

Curiosamente, se encuentra solo a 21 kilómetros de distancia del Campo de Pruebas y Entrenamiento de Utah, que actualmente es el espacio aéreo restringido más grande del planeta, con 49.000 kilómetros cuadrados sobre el cielo y 6.900 de espacio terrestre prohibidos. O, dicho de otra manera,, una de las mayores bases secretas del mundo está literalmente al lado de uno de los espacios aéreos restringidos más amplios del planeta. ¿Estarán llevando a cabo otro tipo de pruebas diferentes a las que públicamente nos ha hecho creer? Solo el ejército de Estados Unidos lo sabe.

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mundo/2020-11-12/dugway-base-secreta-eeuu-prueba-venenos-letales-mundo_2829300/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.