Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

La saga de los Thuram echa raíces en Francia en la dura derrota ante Finlandia

4

Francia 0-2 Finlandia Los Max también se estrenaron en la victoria (1-0) de Alemania ante R. Checa

Thuram intenta superar a dos rivales de Finlandia.
Thuram intenta superar a dos rivales de Finlandia.
AFP

Los amistosos previos a la Nations League se disputaron en familia. Los cocos del viejo continente dejaron hueco a los debutantes antes de la doble cita oficial. Un escenario en el que dos sagas escribieron su nombre en Francia y Alemania. Los Thuram y los Max traspasaron el ámbito familiar.

“Marcus tiene la habilidad de cambiar los partidos. Es hijo de un jugador famoso y su padre debe estar muy feliz, pero no está aquí por eso”, explicó Didier Deschamps tras convocar por primera vez al delantero del Borussia Mönchengladbach. El seleccionador francés, campeón del mundo en 1998 y de la Eurocopa en el 2000 con su padre Lilian, rotó e hizo debutar a su hijo Marcus en la dura derrota (0-2) ante Finlandia en París.

“No ha sido convocado por su padre. Tiene su fuerza. En el fútbol ser ‘hijo de’ es peligroso. Recuerdo que Lilian lo protegió mucho y se negó a exponerlo demasiado. Un día me dijo: “¡Espero que Marcus sea mejor técnicamente que yo!” ¡Le dije que no sería difícil!”, señaló en ‘Le Parisien’ Robert Pires. 26 años después del estreno de Lilian – ex de Parma, Juve, Barcelona… y futbolista con más partidos (142) con Francia- frente a la República Checa el 17 de agosto de 1994, su hijo de 23 debutó con la absoluta. Fue la séptima pareja de padre e hijo que lo hace con ‘Les Bleu’s tras los Djorkaeff, los Sénac, los Stopyra, los Rio, los Gallice y los Pleimelding.

“Siempre vi a padre como mi padre, no como un futbolista. Me da buenos consejos, pero quiero hacer mi propio camino”, confesó un Marcus que puedo marcar… pero se topó con el larguero en la primera y que mandó fuera su chut en la segunda. Fue el más activo en un choque en el que los suplentes de Francia (Griezmann y Varane entraron en los instantes finales) no pudieron con una Finlandia que ganó en París gracias a los tantos de Forss y Valakari en tres minutos mediada la primera parte. “Quería que mis hijos se quedaran en casa tranquilos, sin presión, o haciendo judo o esgrima, pero han acabado jugando al fútbol”, dijo Lilian. Ya es internacional… en un partido que terminó de forma dolorosa y con derrota para Francia. Nunca una selección, más allá del puesto 50 en el ránking FIFA, había ganado a ‘Les Bleus’ en casa. Finlandia, en el puesto 55, recoge el testigo de Bielorrusia (50) que lo logró en 2010 (0-1).

Un camino que también recorrió ayer Philipp Max. “He cumplido mi sueño”, confesó el lateral del PSV al debutar con Alemania en la victoria (1-0) ante la República Checa igualando a su padre, Martin Max, pichichi de la Bundesliga con el 1860 Münich en el 2000 y 2002, que jugó un único partido con la ‘Mannschaft’ el 17 de abril de 2002 ante Argentina. “Llevamos tiempo siguiéndole. Es un gran jugador que crea muchos goles desde el lateral”, explicó un Löw que dio entrada a los menos habituales y ganó con gol de Waldschmidt. El seleccionador teutón hizo que los Max se unieran a los Bernard, los Burdenski y los hermanos Dörfel como los dúo padre e hijo que jugaron con Alemania. Todo queda en casa.

Fuente: Marca https://www.marca.com/futbol/futbol-internacional/2020/11/11/5fac5c6822601dfb498b4602.html

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: