Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

“Otros 10.000 muertos en un mes”: los médicos piden cerrar Italia ante el colapso

4

Hospitales de campaña en aparcamientos, camas improvisadas en iglesias y capillas, pacientes atendidos en su coche (bombona de oxígeno incluida)… Italia se asoma al abismo del colapso sanitario en esta segunda ola de la pandemia mientras cada vez más voces -entre ellas las de los médicos- piden que se opte por un confinamiento total de la población para intentar prevenir más contagios que puedan provocar una mayor presión hospitalaria y más muertes.

Actualmente, Italia se acerca al millón de contagios por coronavirus (960.373), que ha dejado 41.750 víctimas mortales en el país, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Uno de los que han advertido de la gravedad de la situación ha sido Filippo Anelli, el presidente de la Federación de los Colegios de Médicos (FNOMCeO) en Italia. Anelli advierte que si el Gobierno no aplica un cierre total del país, se corre el riesgo de que se produzcan 10.000 fallecidos más el próximo mes.

Pacientes con síntomas de coronavirus esperando en el coche en una fila en el hospitla de Cotugno en Nápoles. (EFE)
Pacientes con síntomas de coronavirus esperando en el coche en una fila en el hospitla de Cotugno en Nápoles. (EFE)

En un mensaje que ha enviado al medio italiano La Repubblica, Anelli ha explicado que “los últimos datos no nos hacen prever nada bueno. En la última semana se han registrado unos 1.000 ingresos de media, 110 en la UCI, 25.000 en aislamiento preventivo y más de 300 fallecidos al día. Si la tendencia se mantiene, en un mes tendremos 10.000 muertos más y superaremos el umbral fatídico de los 5.000 pacientes en la UCI. El escenario que se vislumbra es dramático, y no solo por el tratamiento de los pacientes covid, sino por el tratamiento de pacientes de todo tipo de patologías. Se necesitan medidas drásticas, como el confinamiento total”.

A menos de dos meses de que acabe el año, crece también el temor en el país por la situación epidemiológica a la que se llegará durante las fiestas navideñas, cuando calculan que se producirá el pico de contagios.

El país transalpino ha intentando hasta ahora evitar un confinamiento total y ha optado por un semáforo de colores (amarillo, naranja y rojo) por regiones que marcan la gravedad de la situación en cada zona y la dureza de las restricciones para contener la propagación del virus que se deben aplicar en cada una.

Los trabajadores sanitarios realizan la vacunación antigripal de los ciudadanos no incluidos en la campaña de vacunación pública, en el Hospital Militar Baggio de Milán. (EFE)
Los trabajadores sanitarios realizan la vacunación antigripal de los ciudadanos no incluidos en la campaña de vacunación pública, en el Hospital Militar Baggio de Milán. (EFE)

Según el último decreto emitido por el primer ministro, Giuseppe Conte, las limitaciones de movilidad y otras restricciones se valorarán cada semana en base a criterios científicos y epidemiológicos y estarán vigentes por un periodo de tiempo de dos semanas.

El objetivo es funcionar con ese decreto hasta el próximo 15 de noviembre, fecha clave en la que el ejecutivo italiano tendrá que comprobar si las medidas aplicadas han dado resultado y han conseguido revertir la tendencia creciente de la curva de contagios del virus, aunque el plan del confinamiento total de la población vuelve a estar sobre la mesa.

Cierre de bares en Roma tras el toque de queda instaurado en todo el país para contener el contagio de coronavirus. (EFE)
Cierre de bares en Roma tras el toque de queda instaurado en todo el país para contener el contagio de coronavirus. (EFE)

Mientras, el hospital de San Gerardo de Monza, cerca de Milán, ha pedido un apoyo militar que aún no ha llegado. El centro se encuentra al límite de su capacidad, con 450 camas y 48 de ellas de UCI y más de un 10% del personal médico contagiado.

Un poco más al norte, en Orbassano (cerca de Turín), el hospital sabe que no tiene mucho más margen para acoger pacientes y, ante el inminente momento límite, se montaron 74 camas más en la capilla. Hasta esta noche, cuenta Il Corriere della Sera, aún no se había ocupado ninguna de ellas, pero desde el centro prevén ocuparlas pronto si el flujo de ingresos no disminuye.

En Latina, una localidad a caballo entre Roma y Nápoles, también están preparados para hacer lo mismo y en la capilla de Santa María Goretti se ha despejado el tabernáculo y los objetos sagrados para permitir instalar más camas, aunque por ahora se han montado ya diez en las afueras del hospital, en el párking.

En los últimos días también han causado conmoción las imágenes de Nápoles, en el hospital de Cotugno, donde el personal médico ha tenido que realizar el pre-triaje a través de las ventanillas del coche, en algunos casos hasta facilitando bombonas de oxígeno si era necesario.

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mundo/europa/2020-11-10/italia-colapso-sanitario-uci-contagios-coronavirus-10000-muertos_2825556/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: