Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

‘Gambito de dama’: ajedrez, mujeres y… matemáticas /opinión

7

‘Gambito de Dama’ es el nombre de una serie de Netflix que ha ganado gran popularidad recientemente. Recibe su nombre por un guiño con una famosa jugada de ajedrez que se caracteriza por los movimientos: 1. d4 d5 2. c4.

Sin embargo, la serie no se dedica especialmente a mostrar jugadas o estrategias de ajedrez, sino que más bien presenta las diversas tensiones personales a las que se ve expuesta la protagonista por el hecho de ser mujer, pese a su talento excepcional para este deporte.

La serie cuestiona el ingreso a los torneos que mantienen como categoría el género, y muestra la resistencia de los jugadores masculinos a tener como competidora a Elizabeth Harmon, a quien menosprecian por ser mujer. Sin embargo, ella se niega a competir en torneos femeninos, pretendiendo su participación en torneos generales de ajedrez, que coinciden con ser torneos masculinos.

Esta vehemente decisión, junto al respaldo de su entrenador, quien además es poco convencional, le permitieron un no fácil camino de éxito y reconocimiento, que de otra manera, seguramente, la habrían limitado a los circuitos femeniles de ajedrez y nunca hubiera llegado hasta donde llegó. Mas aún, esto no se hubiera denotado como machismo, sino la adecuación a una regla incuestionable.

Pero ¿por qué es necesaria esta actitud de la protagonista? ¿por qué los éxitos de las mujeres deben acompañarse de resistencias y luchas adicionales?

Aunque la protagonista de la serie es Elizabeth Harmon, sorprende que Walter Tevis, autor de la novela en la que se basa la serie, confesara que él no pensó en ninguna mujer cuando escribió su obra, sino que se inspiró en otros ajedrecistas y en sus conflictos personales, por ejemplo, en Bobby Fischer. Quizás, porque este es un deporte que tradicionalmente se ha asociado con el ingenio masculino, y es que en el ajedrez, así como en otros campos como la ciencia, aunque la situación ha mejorado, la discriminación sigue vigente.

Cada vez somos más conscientes de la discriminación sutil, el machismo velado que se vive en las disciplinas científicas, manifestado en las formas de colaboración, la participación en los eventos, la financiación de las investigaciones y hasta en la adjudicación de los descubrimientos, sin embargo, todavía falta trabajar mucho por hacer mayor conciencia y por tomar acciones derivadas de esto.

Y no hay que olvidar que el quinto Objetivo de Desarrollo Sostenible propuesto por la Organización de Naciones Unidas está relacionado con la igualdad de género. En ese sentido, les recomiendo ver esta serie de Netflix, ‘Gambito de Dama’, en clave de lo que manifiesto anteriormente, como una forma de aumentar nuestro sentido de alerta ante este tipo de situaciones de discriminación.

Carlos Díez Fonnegra
Decano de la Facultad de Matemáticas
Fundación Universitaria Konrad Lorenz

Fuente: ElTiempo https://www.eltiempo.com/cultura/cine-y-tv/opinion-de-la-miniserie-gambito-de-dama-548232

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: