Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Marc García, una bomba retardada que amenaza al Real Madrid

8

ACB Liga Endesa El escolta del Urbas Fuenlabrada, que acaparó MVP en formación, explota a los 24 años

Marc García bromea durante la sesión oficial de fotos del Urbas...
Marc García bromea durante la sesión oficial de fotos del Urbas Fuenlabrada.
ACB Photo.

No todos los jóvenes talentos crecen al mismo ritmo. No existe un patrón común, pero sí suele haber odiosas comparaciones con genios precoces de las que cuesta evadirse. Cada uno tiene su proceso de maduración. A Marc García le ha llevado su tiempo, pero a los 24 años ya está cerca de ser el jugador que se esperaba. El escolta del Urbas Fuenlabrada, que esta mañana se enfrenta al invicto líder Real Madrid, ha sido una bomba con efecto retardado.

Marc tiene el decimoquinto mejor promedio de puntos en lo que va de temporada. Mete 14,3 por encuentro, aunque de los 46 máximos anotadores es el que menos minutos juega (17:40). Entre los españoles sólo le superan Nikola Mirotic y Darío Brizuela. En valoración llega a 14,5 de media. Ahí, contando a los nacionales, sólo tiene por delante a la estrella azulgrana. Y todo ello, con un notable 44,8% de acierto en triples y un 25/25 en tiros libres “Pero eso no lo pongas que es gafe”, bromea en conversación con MARCA.

Valga la catarata de estadísticas para confirmar que el jugador manresano pasa por el mejor momento de su todavía corta carrera, aunque no le dé demasiada importancia. “No pienso en eso, sólo en seguir trabajando duro y en ayudar al Fuenlabrada a ganar partidos”, asegura.

En 2014, Marc vivió un primer amago de explosión. En enero, jugando para el filial del Barcelona, fue el MVP del prestigioso torneo júnior de Hospitalet con 24,3 puntos de media. En verano fue decido por los azulgranas al Manresa. En su tercer partido en la ACB le hizo 15 puntos y 22 de valoración al Unicaja. Con sus 18 años de entonces, sólo Ricky Rubio, Rudy Fernández, Juan Carlos Navarro, Álex Abrines y Sergio Rodríguez habían alcanzado esas cifras.

Sin embargo, su presencia en pista fue reduciéndose con el paso de la temporada. No acabó de rematar. Regresó al filial del Barcelona y, en verano de 2016, otro hito: MVP del Europeo Sub20 ganado por España. Nueva cesión, esta vez al Real Betis, donde las lesiones le impidieron tener continuidad. Y de vuelta al Barça. Esta vez al primer equipo, con el que sólo jugó dos partidos. “Ya casi ni me acuerdo de aquello. No tengo ninguna espina clavada con el Barcelona“, dice.

En 2018 llegó a Fuenlabrada, donde ha encontrado su sitio, continuidad y su mejor versión. “Estoy muy cómodo, me han dado confianza y estoy muy agradecido. Además, siento estos colores”, cuenta Marc, que valora cada uno de sus pasos anteriores: “Ha sido un proceso duro, pero todas las experiencias me han fortalecido como persona y como jugador. No se deben tener prisas, sino paciencia. Hay que trabajar y seguir escuchando a los entrenadores y los veteranos. Aún me queda mucho por aprender”.

Ahora es una pieza clave en el conjunto fuenlabreño. En los últimos cuatro partidos promedia 22 puntos, incluidos los 33 que le hizo al Manresa, su tope personal en ACB. El escolta ha tenido bastante que ver en la resurrección de su equipo. Empezó 0-5, lo que le costó el cargo al entrenador Paco García, y ahora lleva tres victorias seguidas. “Estamos bien tanto el equipo como yo y cuando ganas las semanas son más amenas”, afirma.

La mutación ha pasado también por la defensa, primer mandamiento de Javi Juárez, el nuevo técnico. “No podía ser que metiéramos 100 puntos y nos metieran 102. Javi hace mucho énfasis en el trabajo atrás. Es el camino”, reconoce. En las cinco primeras derrotas, el Fuenla encajó 93 puntos de media. En los tres últimos triunfos, 78.

Lo que mantiene el equipo es un ataque frenético, el mejor de la Liga Endesa con 89,38 puntos por choque. Esta mañana se las verá con el Madrid, que tiene el segundo (88,56). “Es un partido muy complicado, pero vamos con confianza. Tiene jugadorazos en todas las posiciones”, analiza Marc, que se las verá con Sergi Llull, uno de sus ídolos: “Iba a verle jugar en Manresa cuando él era joven. Lo ha petado hasta ser uno de los mejores de Europa”.

Para confirmar su buen momento, Marc es firme candidato a estar en la próxima lista de Sergio Scariolo para la Ventana FIBA de noviembre. Ya fue convocado a estas mismas alturas en 2018, aunque no llegó a debutar. “Sería una gran ilusión poder jugar con la selección, pero por ahora me centro en el Fuenlabrada. Si trabajo y va bien, todo llegará”, finaliza.

Suscríbete a la Newsletter de Basket de MARCA y recibe en tu correo electrónico, de lunes a domingo y a primera hora de la mañana, las noticias exclusivas, entrevistas, reportajes, gráficos y vídeos que marcarán el día en la NBA, Liga Endesa, Euroliga y el resto del mundo de la canasta.

Fuente: MARCA https://www.marca.com/baloncesto/acb/2020/11/08/5fa73e69ca4741ed7f8b457b.html

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: