Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

En la carrera por hacerse con Georgia, el voto de los militares puede inclinar la balanza

6

06/11/2020 16:42Actualizado: 06/11/2020 19:16

Tras más de 50 horas de agónico escrutinio, la mañana del viernes el candidato demócrata Joe Biden adelantaba en apenas un puñado de votos a Donald Trump en el estado de Georgia. En este momento, Georgia es una de las carreras más ajustadas en juego, con apenas 5.000 votos por escrutar y una diferencia de menos de 1.000 sufragios entre ambas candidaturas.

Los 16 votos electorales de Georgia, histórico estado republicano (no ha votado a un candidato demócrata desde 1992) son claves para decidir la ajustada elección: si el estado se tiñe de azul, sella matemáticamente cualquier posibilidad de Trump para hacerse con la mayoría, que sólo podría aspirar a un empate, si se hace con el resto de estados en disputa. Y en un conteo tan ajustado, en un sistema ‘the winner takes it all’ donde una sola papeleta decide la totalidad del voto del estado, las papeletas de una pequeña demográfica casi siempre olvidada pueden terminar de inclinar la balanza: los militares desplegados en el extranjero.

Según la Comisión de Asistencia Electoral de EEUU, más de 252.000 militares en activo desplegados votaron por correo en las elecciones de 2016, y aunque se desconoce todavía el número total de 2020, las estimaciones apuntan a que este año son varias decenas de miles más, ya que las propias instancias militares han animado a enviar el voto por correo lo más pronto posible, ante los posibles retrasos producidos por la pandemia de coronavirus. Y, gracias a una ley estatal que insta a los estados a asegurar el derecho a voto de sus militares desplegados, sus votos seguirán siendo contados hasta el último minuto posible.

“Anticipamos que las papeletas de los militares jugarán un rol decisivo en estas elecciones, ya que estas papeletas son algunas de las últimas en llegar y ser contadas”, afirma Jack Noland, investigador del grupo Count Every Hero, al Washington Post.

Georgia, Carolina del Norte, Nevada, Arizona, Pensilvania y Alaska continúan todavía con el escrutinio de papeletas, algunas de las cuales continúan llegando incluso hoy mismo. En Georgia, por ejemplo, se cuentan las papeletas enviadas hasta el mismo 6 de noviembre, siempre que hayan sido selladas antes del 3 de noviembre, día que se abrieron las urnas. Venga la papeleta de Atlanta o de Bagdad.

En 2016, este estado, históricamente republicano pero que está a pocos votos de volverse azul, contabilizó más de 12.000 votos por correos de militares. “No podemos saber cuántos votos de militares hay este año. Más de 0 y menos de 99.000”, ha declarado este mismo viernes un oficial electoral del estado. Con la diferencia actual de votos entre Trump y Biden, de apenas un millar y porcentualmente mínima, el Secretario de Estado de Georgia ha anunciado ya que habrá recuento. Y 12.000 pueden perfectamente inclinar la balanza.

Una demografía cambiante

A diferencia del voto por correo en EEUU, mayoritariamente demócrata en el contexto de la pandemia (70-30), esa división tan partisana no decide el voto por correo militar, por lo que los demócratas no pueden contar con que este último grupo de votos les dé ampliamente la victoria. Tanto es así, que el propio Trump, que ha insistido una y otra vez -sin pruebas- en un posible fraude con los votos por correo y ha pedido una y otra vez parar el conteo de nuevas papeletas, se ha mostrado preocupado por los “votos desaparecidos de los militares en Georgia”. “¿Dónde están los votos militares desaparecidos en Georgia? ¿Qué ha pasado con ellos?” ha tuiteado la tarde del viernes.

Históricamente, los distintos estudios sociológicos han pintado unos militares fuertemente republicanos y conservadores, pero eso ha sido solo entre los rangos de oficiales, apuntaba Donald S. Inbody en su libro ‘El voto de los soldados’. Recientes encuestas, especialmente entre los soldados alistados, dibujan otro tipo de ideologías, especialmente con la creciente diversidad del grueso del Ejército estadounidense y unas tropas cada vez más latinas y afroamericanas. Según un sondeo a pie de urna en 2016, Trump logró hacerse con los votos de los veteranos por un amplio margen. Sin embargo, una encuesta elaborada por el medio Military Times este verano mostró que el 41% de los militares en activo votarían por Biden, y solo un 37% por la reelección de Trump.

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mundo/2020-11-06/voto-militares-georgia_2822724/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: