Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

El mundo espera al próximo presidente de Estados Unidos

4

Estados Unidos, la primera economía global, acudirá a las urnas para decidir quién será su próximo presidente, una elección que lejos de estar decidida, promete mantener la incertidumbre hasta el último momento y no descarta reeditar una nueva sorpresa, como ya ocurrió en el 2016.

(Especial: Elecciones en Estados Unidos 2020). 

Y eso a pesar de que en las encuestas, Donald Trimp siempre se ha mantenido por detrás de su rival demócrata, Joe Biden, e incluso el exvicepresidente de Barack Obama se ha ido distanciando cada vez más.

(Así impactó el coronavirus la campaña electoral de EE.UU.). 

Según el promedio en sondeos hasta este lunes compilado por RealClearPolitics, Biden lograría el 51% de los votos, mientras que el actual mandatario de Estados Unidos se quedaría en 44,1%. El máximo porcentaje que muestran estos sondeos es de 54% para el demócrata, y 46% para el republicano.

Por su parte, el portal FiveThirtyEight ha realizado el análisis de las posibilidades de cada uno de cara a lograr la victoria, y hasta ayer determinó que Biden cuenta con el 90% de probabilidades de convertirse en el próximo presidente, por tan solo el 10% de Trump.

Es importante señalar que hace aproximadamente un mes, cuando se realizó el primer debate presidencial, esta cifra se encontraba en el 77%, por lo que en las últimas semanas Biden incrementó sus opciones de ganar la elección.

(¿Puede Trump derrotar a las encuestas en estas elecciones?). 


No obstante, pese a que las cifras podrían mostrar un claro triunfo de Biden, lo cierto es que no se descarta que Trump pudiera dar la sorpresa y lograr ser reelegido. No hay que olvidar que en 2016, Hillary Clinton obtuvo el 48,17% de los sufragios y Trump el 46,15%, pero fueron los colegios electorales lo que permitieron al actual presidente llegar a la Casa Blanca.

“El sistema electoral es irregular a comparación de otros países, pues aquí no se elige al presidente por voto popular y más del 50%, esto se tiene en cuenta, pero quien decide son los colegios electorales, que es un grupo de 538 entre los que también se encuentran los congresistas. Muchos consideran esto antidemocrático, aunque su idea es defender los intereses de los estados menos poblados”, explica el analista político, Robert Valencia.

“Las encuestas miden el sentir de los estadounidenses, por eso aunque la ventaja sea incluso de doble dígito, eso no definirá las elecciones”, agrega Valencia.

Esto se vio perfectamente en 2016, cuando Trump obtuvo el voto de 304 colegios electorales, por tan solo 227 de Clinton.

En este sentido, los sondeos le otorgan una clara victoria a Biden sobre Trump. Según las encuestas recopiladas por FiveThirtyEight, el demócrata lograría 350 colegios electorales, por los 188 que obtendría el mandatario del país.

RealClearPolitics le otorga 216 a Biden, 125 a Trump y considera que hay 197 que aún están sin definir.

OTROS FACTORES

Más allá de esto, hay otros factores a tener en cuenta en estas elecciones, como son la importancia de unos estados sobre otros, o la relevancia del voto latino o afroamericano ante la tensión que ha desatado la presidencia de Trump.

(Las elecciones en Estados Unidos de la A a la Z). 


Uno de ellos, además, es el hecho de que se espera que la participación sea más elevada que en años anteriores, dada la alta polarización que existe en el país
. De hecho, hasta ayer al menos 93 millones de los 230 millones de electores del país ya habían emitido su voto anticipado. Los dos candidatos entre ellos.

“Algunos estados son clave para determinar los resultados, los cuales son conocidos como pendurales, entre los que están Pensilvania, Floridad, Wisconsin u Ohio, entre otros, los cuales no son fieles a un partido”, apunta Valencia.

Biden aventaja a Trump en la gran mayoría, como en Arizona (47,7% vs. 46,5%), Michigan (49,8% vs. 44,7%), Florida (48,6% vs.47,2%), Pensilvania (49,7% vs. 45,4%) o Wisconsin (50,7% frente a 44,1%).

El voto de los latinos también será relevante pues, como indica Pew Research Center, hay más de 32 millones de ellos con derecho a voto. Y este, históricamente, ha sido demócrata: en el 2016, el 65% voto por el partido de Biden, por el 29% para los republicanos.

En cuanto al voto de la población afroamericana, los expertos apuntan que la respuesta de Trump al movimiento Black Lives Matter, sumado a la elección de Kamala Harris como vicepresidenta y haber acompañado a Obama en su gobierno, dan más opciones a Biden.

ELECCIÓN IMPROBABLE

Pese a que nada está definido aún, los expertos sí que apuntan que la reelección de Trump es improbable dada la coyuntura.

De acuerdo con Dorian Kantor, profesor de Relaciones Internacionales y Ciencia política de la U. Javeriana, “hay una serie de factores que hacen que la victoria de Trump parezca improbable: su desastroso manejo de la pandemia, el persistente descontento social como resultado de los múltiples casos de brutalidad policial y la alta tasa de desempleo, en alrededor del 8%. Si bien no podemos descartar una sorpresa, Biden está en una posición mucho más fuerte que la que tenía Clinton en 2016, y la ventaja que tiene es mucho más sustancial que la de ella”.

Kantor explica varios de estos datos. Por un lado, “ningún presidente puede ganar la reelección con cifras de desempleo superiores a las de cuando asumió . El 62% sienten que el país va por mal camino”.

Asimismo, a diferencia de Clinton, que nunca despertó simpatía, “Biden tiene una puntuación de +1, un neto positivo, mientras que la de Trump es 11 puntos negativa”, apunta Kantor.

Por último, Biden cuenta con una ventaja de 7 puntos en voto entre los independientes, y 10 puntos en los mayores de 65 años. “Yo pondría las posibilidades de Trump de ganar en menos del 10%, salvo sorpresa. Si Trump gana, eso significaría que las encuestas están considerablemente más equivocadas que en 2016”, señaló Kantor.

CONSEGUIR LA GOBERNABILIDAD, LA OTRA ELECCIÓN

Además de quién será el próximo presidente, hoy también tendrá lugar otra elección clave para la acción de Estados Unidos durante los próximos años: la composición del Congreso, un aspecto que será clave para tener la gobernabilidad en el país y poder adelantar las medidas, especialmente las relacionadas con el estímulo económico para enfrentar la pandemia.

En este sentido, el promedio de sondeos considera que los demócratas tendrían una victoria fácil en la Cámara de Representantes, la cual mantendrían bajo control con 210 asientos, frente a los 182 de los republicanos. Hay 43 aún en duda.

En el Senado, el partido de Trump obtendría 46 frente a los 45 de Biden, con todavía nueve por definir.

Rubén López Pérez

Fuente: Portafolio

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: