Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Al menos dos muertos y una quincena de heridos en una cadena de atentados en Viena

7

02/11/2020 21:09Actualizado: 03/11/2020 03:35

Al menos dos personas han muerto y otras quince han resultado heridas, incluido un agente de Policía, en una serie de tiroteos en el Distrito 1 (Innere Stadt) de Viena, en lo que las autoridades austriacas han catalogado de atentado terrorista. Los tiroteos se han producido en los alrededores de la conocida plaza Stephansplatz, cerca de una sinagoga, pero también de otros templos religiosos y monumentos. El canciller austriaco, Sebastian Kurz, ha calificado los atentados con ametralladoras como un “repugnante ataque terrorista”.

Según la policía de Viena, se han producido tiroteos en al menos seis localizaciones distintas del barrio. Los terroristas utilizaron armas largas y desde el punto inicial se desplazaron por el centro de la ciudad, ametrallando a quienes ocupaban las terrazas de los locales. Por ello, la situación continuaba siendo peligrosa horas después de los primeros sucesos, según indicó el portavoz de la policía, Harald Sörös, en declaraciones al telediario especial ZIB.

El incidente continúa en curso

El incidente, que comenzó a las 20:00 hora local, continúa en curso en el centro de la ciudad. “Todavía estamos lidiando con un ataque terrorista en curso”, ha señalado el ministro del Interior de Austria, Karl Nehammer, que ha especificado que aún hay atacantes “fuertemente armados” y “peligrosos” que están cambiando de ubicación. Cientos de agentes de policía buscan “al menos” a uno de los terroristas.

Un sospechoso fue abatido por la policía durante un intercambio de disparos, en el cual un agente resultó gravemente herido, mientras que otro de los supuestos atacantes logró huir. Dadas las circunstancias, el Ejecutivo austriaco ha desplegado un enorme dispositivo de seguridad en el centro de la ciudad, con grupos especiales de la policía y comandos antiterroristas, y ha activado incluso las fuerzas especiales del Ejército, los Jagdkommando, que han asumido la vigilancia de edificios públicos de Viena para liberar a los agentes de policía allí destinados.

La policía está analizando si el atacante abatido portaba un cinturón de explosivos, según el alcalde de Viena, Michael Ludwig. Respecto a la identidad y la motivación de los atacantes, las autoridades han dicho que aún es pronto y que la situación no está clara.

“Hay una gran operación abierta ahora mismo en el Primer Distrito de Viena [área interior de la ciudad]. (…) Se han producido disparos en el distrito, hay personas heridas. Manténgase alejados de todos los lugares públicos o transporte público”, ha señalado el cuerpo policial en su cuenta de Twitter. La Policía ha acordonado la zona y se han cancelado los servicios de metro y tranvía.

En vídeos distribuidos en redes sociales, pueden escucharse numerosos disparos en la zona del ataque y personas poniéndose a cubierto en medio de un fuerte despliegue policial con agentes armados. En uno de ellos, se puede observar a uno de los presuntos atacantes, vestido de blanco y pertrechado con un arma de fuego de cañón largo.

Un testigo del incidente, entrevistado por la televisión local ORF, afirma que vio “a una persona corriendo con un arma automática, que disparaba salvajemente”. La sinagoga cercana a donde se ha producido el tiroteo estaba cerrada en el momento del ataque, según declaraciones de Oskar Deutsch, presidente de la mayor organización judía en Austria, que ha explicado que no se puede confirmar por tanto que la sinagoga fuera el objetivo del ataque.

Desde la redacción del semanario ‘Falter’, situada a escasos metros de los sucesos, su editor, Florian Klenk, reportaba el dramatismo de la situación al periodista estrella de la televisión pública, Armin Wolf. Uno de los tiroteos había tenido lugar a escasos metros de un tranvía que se acercaba a su parada. El terror cundió entre los pasajeros.

En otro vídeo, se veía a un terrorista apuntando y disparando con un rifle en plena calle. Esa misma medianoche, empezaba el segundo ‘lockdown’ en Austria, y muchos ciudadanos habían salido a cenar o a tomar algo, ansiosos de aprovechar la última velada antes del cierre de la hostelería, establecido para las próximas cuatro semanas.

A pocos metros de la sinagoga de la Seitenstettengasse se encuentra precisamente un excelente restaurante ‘kosher’, en el que los dueños hablan un perfecto castellano. La zona constituye el corazón de la comunidad judía en Viena, y lamentablemente sufrió otros atentados en el pasado. Solo hay que doblar la esquina hacia el Desider-Friedmann-Platz para encontrarse una placa conmemorativa de los sangrientos hechos del 29 de agosto de 1981, cuando dos miembros de la comunidad judía del IKG, Nathan Fried y Sarah Kohut, fallecieron a consecuencia de los disparos de terroristas palestinos.

Y de repente aparecieron muchos policías fuertemente armados, que instaron a la gente a meterse dentro de los restaurantes

Cientos de personas se refugiaron en los interiores de los locales y restaurantes cercanos a la sinagoga y también en la catedral de Viena ante los disparos de los atacantes. Jasmin, una joven vienesa, relataba a la agencia de noticias EFE desde el interior de un restaurante del centro de la ciudad que en torno a las 20:00 vio cómo la gente empezó a salir corriendo de la zona. “Y de repente aparecieron muchos policías fuertemente armados, que instaron a la gente a meterse dentro de los restaurantes“, explicaba.

La policía austriaca, en una estación de metro cercana a la Ópera estatal de Viena. (EFE) La policía austriaca, en una estación de metro cercana a la Ópera estatal de Viena. (EFE)
La policía austriaca, en una estación de metro cercana a la Ópera estatal de Viena. (EFE)

A pocos metros se encuentra la famosa Ópera de Viena, donde este lunes se presentó la última función antes del confinamiento, con el cierre del teatro hasta al menos el 30 de noviembre.

“No cederemos en nada”

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha lanzado un mensaje de solidaridad con el pueblo austriaco tras este incidente y ha reiterado su voluntad de no ceder ante el terrorismo. “Después de Francia, atacan a un país amigo. Es nuestra Europa. Nuestros enemigos deben saber a quién se enfrentan. No cederemos en nada”, ha subrayado.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha trasladado su solidaridad con el pueblo austriaco tras el “ataque terrorista” registrado este lunes en el centro de Viena y ha asegurado que Europa permanecerá “firme ante el terrorismo”.

Viena se enorgullece de ser una ciudad tranquila y tolerante, en la que los ciudadanos pueden practicar su religión con libertad. Sin embargo, hace pocos días, había causado alarma la ocupación de una iglesia católica por parte de un grupo de jóvenes de origen turco, en el barrio de Favoriten. La capital austriaca, con cerca de dos millones de habitantes, es uno de los tres centros de Naciones Unidas y sede de otros organismos internacionales, como la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) o la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mundo/europa/2020-11-02/tiroteo-viena-austria-sinagoga_2816243/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: