Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Mapa | Camino hacia la victoria: calcula cómo pueden Trump o Biden ganar las elecciones

3

30/10/2020 13:59Actualizado: 30/10/2020 14:32

A estas alturas, casi todos los estadounidenses se saben de memoria el camino para que Donald Trump o Joe Biden ganen las elecciones. El inquilino de la Casa Blanca se decidirá el próximo martes 3 de noviembre en trece ‘swing states’ o estados bisagra. En el mapa que mostramos en este artículo, diseñado por el equipo de formatos de El Confidencial, puedes proyectar tu propio resultado coloreando de azul (demócrata) o de rojo (republicano) estos estados.

Para ganar la presidencia se necesitan 270 de los 538 votos electorales que están en juego y cada estado reparte todo su botín a quien consiga más votos. La fórmula se conoce como ‘The winner takes it all’ (‘El ganador se lo lleva todo’). Sin embargo, con casi toda seguridad el mundo estará centrado en 11 campos de batalla que decidirán el futuro del país con sus 187 votos electorales.

De izquierda a derecha en el mapa son: Arizona, Texas, Iowa, Wisconsin, Michigan, Ohio, Georgia, Pensilvania, Carolina del Norte, Florida. A estos estados hay que sumar los particulares casos de Nebraska y Maine, dos distritos congresionales que reparten sus votos de forma proporcional y que también están en disputa.

Hace cuatro años, Trump se impuso con 306 votos en 30 estados frente a los 232 en 20 estados de Hillary Clinton, a quien de nada sirvió sumar tres millones de sufragios más que su rival. Ese año, las encuestas fallaron en escenarios muy ajustados en el Cinturón del Óxido (Pensilvania, Michigan y Wisconsin). Como ya explicamos hace unas semanas, los sondeos no siempre son un buen método para predecir el futuro. Son fotografías estadísticas que capturan la opinión pública en un momento preciso y operan con unos márgenes de error que reducen su exactitud cuando hay resultados ajustados. En algunos casos, su diseño muestral puede infrarrepresentar a ciertos colectivos que habían permanecido poco activos políticamente en el pasado, como sucedió con parte del voto de Trump en las pasadas elecciones.

Sin embargo, a diferencia de 2016, los encuestadores se han asegurado de arreglar ese error porque un nuevo descalabro estadístico pondría muy en duda la credibilidad del sector. Además, las pistas indican que 2020 es un año muy distinto a 2016. Primero, los márgenes de ventaja de los sondeos, tanto a nivel nacional como estatal, son mucho más amplios. Segundo, la participación puede alcanzar niveles históricos, algo que beneficiaría a la izquierda. Y tercero, porque la pandemia ha puesto patas arriba las elecciones y ha hecho mella en la base de apoyo de Trump.

El improbable camino hacia la victoria

A nivel nacional, Trump se encuentra en una situación crítica. Según RealClearPolitics, un agregador de sondeos, la diferencia es de casi ocho puntos de diferencia a favor de Biden (Hillary Clinton llegó con cuatro puntos de ventaja a la última semana antes de las elecciones). El modelo de The Economist le da tan solo un 4% de posibilidades de victoria al actual presidente, mientras que FiveThirtyEight eleva la cifra al 11%. Los republicanos pueden ser un poco más optimistas al mirar las casas de apuestas: gozan de un 36% de posibilidades de mantener la Casa Blanca.

Si el camino hacia la victoria de Joe Biden es una simple línea recta, el de Donald Trump es más complejo y está lleno de obstáculos. Los demócratas gozan de 226 votos electorales prácticamente asegurados por lo que, si quieren ganar la presidencia, tan solo tendrían que conseguir 44 más. La vía más rápida es reconquistando el Cinturón del Óxido (‘Rust Belt’) y ganando Pensilvania, Wisconsin y Michigan sin perder Nevada o Minesota. Podrían permitirse perder uno de estos feudos si consiguen conquistar algún estado republicano. Por eso, si las encuestas no fallan, Biden será el 45 presidente de Estados Unidos.

Pero antes de adelantar acontecimientos veamos cuál podría ser el tortuoso viaje de Donald Trump hacia la victoria. El presidente tan solo tiene 125 votos electorales asegurados, por lo que tendría que ganar en prácticamente todos los estados en disputa. Difícil, pero no imposible.

Empecemos por el sur

Primero, tendría que despejar dudas y ganar en Texas (38), donde las encuestas de las últimas semanas mostraban una carrera competida con apenas dos puntos de ventaja para los republicanos. Si durante la noche del martes los demócratas ganTampoco podría perder Georgia, Ohio, Iowa o Carolina del Norte, estados en los que Trump y Biden están prácticamente empatados. Por si fuera poco, Trump debería ganar Florida, la joya de la corona de los ‘swing states’ porque otorga 29 votos electorales al ganador. Y aquí llegan las malas noticias: desde el principio de la carrera, Biden le ha sacado un par de puntos a Donald Trump en el estado del sol.

Como explicaba este especial del Wall Street Journal, Trump tiene 64 formas de ganar distintas y el 91% de ellas pasa por lograr Florida. Si en la noche electoral Florida cae del lado demócrata, los republicanos pueden ir despidiéndose de la Casa Blanca.

En el caso de que Trump lograra mantener el fuerte en estos estados, las posibilidades de la victoria aumentan y la batalla se desplazaría al norte del país porque, a falta de Arizona, quedarían por decidir Michigan, Pensilvania y Wisconsin. Los más optimistas dentro de la Casa Blanca tendrían un ojo puesto en Minnesota, New Hampshire y Nevada, estados típicamente demócratas que en 2016 se quedaron cerca de colorearse de rojo. Cualquier desliz de los demócratas en estos frentes puede ser fatal. Pero imaginemos, como aseguran las encuestas, que estos estados tendrán una mayoría demócrata.

De los estados restantes, Trump debería ganar dos como mínimo. Si vence en Arizona (ahora mismo hay un empate según RealClearPolitics), tan solo necesitaría uno de los tres restantes. Los republicanos mirarían a Pensilvania, donde el equipo del presidente ha puesto sus esfuerzos en los últimos días de campaña. Si consiguen hacerse con sus 20 votos electorales, Trump sería presidente de EEUU otros cuatro años más.

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mundo/2020-10-30/el-camino-hacia-la-victoria-calcula-como-pueden-trump-o-biden-ganar-las-elecciones-de-eeuu_2813544/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: