Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Ana Alonso, portavoz de Alerta Roja: “Este Ondas es de todo el sector”

9

El 17 de septiembre, decenas de artistas españoles se unieron en una única voz para llamar la atención sobre la precaria situación de los eventos culturales y musicales en nuestro país por culpa de la pandemia. Manuel Carrasco, Chenoa, Blas Cantó, Pastora Soler, Dvicio, Lola Índigo, David Otero… fueron los rostros conocidos de la iniciativa Alerta Roja: Hacemos Eventos que ha conseguido unir a promotores, empresas, trabajadores, asociaciones y otras organizaciones.

Más de dos meses luchando por la viabilidad y el futuro de la cultura y la música en directo que han tenido como reconocimiento el Premio Ondas 2020: “En el contexto de máxima vulnerabilidad y de inestabilidad en el que nos encontramos, la música en directo está sufriendo una situación extremadamente grave que está repercutiendo drásticamente en todo un sector que aglutina a trabajadores, empresas, organizaciones y asociaciones que suman más de 700.000 profesionales, y que genera por si solo un 3.2% del PIB en España”.

Un nuevo impulso para la justa reivindicación del trabajo de miles de personas. Sobre Alerta Roja: Hacemos Eventos y su merecido Ondas hemos charlado con Ana Alonso, una de las portavoces del movimiento.

Este premio no es de un colectivo o una persona, sino de todo el sector. Ese deseo de unión y estar todos afectados por lo mismo es lo que ha dado este premio. Es muy emocionante.

LOS40: ¿Cómo nace este movimiento?

Ana Alonso: A raíz de la pandemia, vimos la necesidad entre varias asociaciones de unificarnos y que no fuera cada uno por su lado a las administraciones públicas. Creamos un canal de comunicación donde poder trabajar unidos en acciones conjuntas.

Hacia falta un impulso así para visibilizar algo que quizá mucha gente pensaba que no existia el problema

El artista más visible tiene un caché pero todo el resto de la cadena de valor somos profesionales como en cualquier otro sector. Al no existir convenio ni regulación, hay muchísimas diferencias entre unos y otros. No hay estándares fijados para las categorías profesionales que participamos en los eventos

Ha sido como una voz unánime no solo de artistas de primera línea sino de toda la gente que vive de eventos en directo

La clave de toda esta unión está en que por primera vez tanto la parte del colectivo de trabajadores y de las empresas estamos hablando en el mismo canal de comunicación. Siempre se iba por separado pero ahora todo se está haciendo de forma conjunta entre empresa y trabajadores. El trabajador considera que la empresa le da el empleo y si la empresa no cuenta con los trabajadores nunca podrá desarrollar su actividad. A la empresa no le beneficia que haya fuga de talentos que ya está pasando. Los trabajadores se están yendo a otros sectores. Y eso es malo para la empresa porque pierde la formación y el compromiso de esos trabajadores.

¿Cómo es vuestra situación personal?

Hay un poco de todo en el sector. Lo que más afecta a la mayoría de la gente es que no hay una regulación y sobre todo la intermitencia. Dentro del sector de eventos y espectáculos hay una parte más corporativa que sí tiene una continuidad en el año, pero la parte cultural y musical es más estacional e intermitente. Y por ello hay muchas personas afectadas.

¿Cómo están ahora mismo vuestras reivindicaciones?

Ayer se anunció desde el Ministro de Cultura una serie de ayudas que se va a presentar por Real Decreto que se va a aprobar en consejo de ministros el próximo martes para integrar a todas las personas fuera que se van a quedar fuera por esa intermitencia. Uno de los males endémicos que se vienen arrastrando desde hace años son las altas y las bajas puntuales. Eso significa que si aquel 14 de marzo no estabas dado de alta en la seguridad social, estabas fuera de todo tipo de ERTE. Como los autónomos que al principio quien no estaba dado de alta no estaba dentro de las ayudas al cese de actividad y en mayo se hizo una modificación y se introdujeron variables para muchos autónomos, aunque no todos. La intermitencia ha puesto en jaque la situación de los profesionales del sector. El subsidio por desempleo que van a aprobar este martes tiene que ver con ello.

¿Seguís en contacto con la administración?

Nos pidieron que el martes cuando se apruebe el Real-Decreto hagamos un análisis de qué profesionales se quedaban fuera. Y al ser un subsidio por desempleo, solo hace referencia a quienes cotizan en el régimen general y no a autónomos. Tenemos que revisarlo. Es una buena noticia pero hay que analizarlo bien porque al ser para trabajadores por cuenta ajena se quedarán fuera muchos autónomos.

Un reconocimiento simbólico a vuestra lucha es ese Ondas. ¿Cómo recibis la noticia?

Muy emocionados. Se nos siguen poniendo los pelos de punta. Es un reconocimiento. El anuncio nos pilló en el BIME, un lugar de encuentro de todos los profesionales de la industria musical en Bilbao, y fue un subidón ser reconocido el trabajo de los dos últimos meses en el que nos hemos volcado. Este premio no es de un colectivo o una persona, sino de todo el sector. Ese deseo de unión y estar todos afectados por lo mismo es lo que ha dado este premio. Es muy emocionante.

Las imagenes de aquella movilización fueron espectaculares y modélicas en toda España. Fue la mecha de todo.

Aquel 17 de septiembre teníamos necesidad de salir a la calle y dar visibilidad a todas esas profesiones y disciplinas que habían ido invisibles. Nadie sabía lo que había detrás de un artista, sólo se ve al artista, pero son cientos de profesionales trabajando para que un evento salga a la perfección. Por fin ya no somos invisibles y es un reconocimiento a todas esas personas invisibles que trabajan en este sector. Eso es lo emocionante. Esto es de todos. El premio va a estar una semana en casa de cada uno porque esto es de todos y esto lo hemos hecho entre todos.

¿Tenéis la sensación de ser demasiado castigados por las medidas o por palabras como las de Fernando Simón que aseguró que el problema no son los eventos culturales o musicales sino el antes y el después?

No sé si se retractará pero es una afirmación muy desacertada. Estructurar una recomendación por lo que creas que pueda pasar antes o después nos hace un daño tremendo. En esta segunda ola no nos están prohibiendo trabajar pero nos están limitando. El presidente del Gobierno decía que no es un confinamiento total pero a la gente le piden que no salgan a la calle y que no se junten. La gente oyendo eso no sale, no van al cine o al teatro… Estas declaraciones estigmatiza estos eventos y encuentros. Creo que se cumplen con mucho rigor todas las normas de seguridad y sanitarias. Ahora estar en un evento es lo más seguro que hay. No te encuentras con gente en la entrada ni en la salida, todo está sectorizado y hay una trazabilidad asegurada. Creo que se puede seguir yendo a los eventos, a los conciertos y al cine pero con responsabilidad. La que no tuvieron por ejemplo en la cena del aniversario de El Español. Todos tenemos que estar cortados por el mismo rasero. Los eventos tienen que seguir pero no solo los de la administración pública sino también los privados.

Hay muchos promotores que viven atemorizados de que les cancelen sus eventos en el último momento. Un evento no se organiza de un día para otro. Son meses o incluso un año o más para organizarlos. Y ahora los promotores no piensan de aquí a 3 meses por la inseguridad de si te van a confinar o no. Porque las entradas para un concierto, el cine o el teatro no sirven como salvoconducto para entrar en zonas confinadas y eso también es algo que estamos reclamando. La gente no va a comprar entradas si no sabe si podrá ir. Así la viabilidad de los eventos va siendo cada vez más difíciles. Están siendo muy desacertados en muchas cosas.

Fuente: Los40 https://los40.com/los40/2020/10/30/radio/1604078843_219249.html#?ref=rss&format=simple&link=link

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: