Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Estudio: Casos de COVID-19 en el condado de Orange siete veces más alto de lo que se pensaba

4

Se descubrió que las infecciones por coronavirus en el condado de Orange eran siete veces más altas de lo que se pensaba, según los resultados de un estudio de la Universidad de California Irvine (UCI) publicado el miércoles.

Los funcionarios del condado contrataron a UCI para realizar un estudio serológico de una gran muestra representativa de residentes para verificar los anticuerpos de COVID-19 y tener una mejor idea de la prevalencia de la enfermedad altamente infecciosa en la comunidad, según el director ejecutivo del condado de Orange, Frank Kim.

El estudio mostró que “la prevalencia de la enfermedad es aproximadamente siete veces mayor que la identificada previamente mediante pruebas positivas”, dijo Kim. También mostró que las infecciones por coronavirus también eran “mayores en los residentes latinos y de bajos ingresos, lo cual sabíamos porque tenían una tasa de positividad más alta”, dijo.

Las razones de las tasas de infección más altas en los vecindarios latinos incluyen “viviendas de mayor densidad” y “menos acceso a atención médica de calidad”, explicó Kim.

Otro obstáculo es el temor entre algunos latinos de participar en cualquier programa administrado por el gobierno por temor a la deportación, agregó Kim.

La renuencia a hacerse la prueba puede ayudar a impulsar la propagación del virus, particularmente entre aquellos que no muestran ningún síntoma, destacó Kim.

“Algunos no quieren someterse a las pruebas del gobierno, por lo que si no se hace la prueba, es posible que se la transmita a un familiar”, dijo.

Kim señaló que los funcionarios de los condados circundantes, especialmente en las comunidades de migrantes, dicen que es un problema espinoso.

“Mis compañeros me dicen que es un desastre porque no saldrán a hacer la prueba a pesar de que es gratis”, dijo Kim sobre muchos trabajadores migrantes. “Algunas personas en nuestra comunidad temen cualquier cosa que involucre una rama oficial del gobierno. También lo descubrimos con el censo”.

Las tasas de positividad se determinan a partir de pruebas de reacción en cadena de la polimerasa o PCR, que involucran a un profesional de la salud que usa un hisopo de la cavidad nasal y se consideran las más confiables para determinar si un paciente está infectado.

La precisión de los análisis serológicos o de sangre para determinar si una persona ha desarrollado anticuerpos contra COVID-19 se considera menos precisa.

Los investigadores de la UCI buscaron mejorar la precisión de los análisis de sangre reclutando “sujetos fuera de un entorno clínico” y utilizando “estrategias para minimizar el sesgo de reclutamiento de casos en su mayoría sintomáticos”.

Los científicos también aplicaron una tecnología que, según dicen, tiene “una sensibilidad y especificidad superiores en relación con las pruebas actualmente disponibles aprobadas por la FDA utilizadas por otros” que han realizado estudios serológicos similares, según la UCI.

Los investigadores también “reclutaron una muestra suficientemente grande de adultos para calcular la seroprevalencia por raza/etnia, edad y género, lo que puede descubrir diferencias importantes entre estos grupos”, según la UCI, y utilizaron un cuestionario “sin revelar inicialmente una oferta por un anticuerpo prueba.”

El estudio se centró en los adultos del condado y reflejó la demografía de la región. Los 4,555 participantes fueron evaluados en sitios de drive-thru desde el 10 de julio hasta el 16 de agosto. De los sujetos que participaron, el 65.4% se presentó para proporcionar una muestra de sangre.

El estudio mostró que el 11.5% tenía anticuerpos para COVID-19, mucho más alto que las estimaciones anteriores de menos del 2%.

Entre los latinos, las tasas llegaron al 17% y al 15% para los residentes de bajos ingresos.

“La razón por la que el condado y la HCA (agencia de atención médica del condado de Orange) contrataron a UCI para realizar las pruebas de anticuerpos generalizadas es para saber exactamente lo que aprendimos hoy, que es la prevalencia de la infección por COVID en nuestro condado, pero no queríamos espere hasta estos resultados antes de tomar medidas”, destacó el supervisor Andrew Do. “Por lo tanto, el supervisor (Doug) Chaffee y yo, como parte del comité ad hoc de pruebas (de la junta), propusimos la Iniciativa de equidad en la salud de los latinos y, posteriormente, el Programa de pruebas de las islas del Pacífico asiático para abordar los puntos críticos que ya habíamos visto en esas comunidades “.

La supervisora ​​Lisa Bartlett dijo que el estudio “nos permite enfocarnos en aquellas áreas” que necesitan atención adicional.

Bartlett señaló que las viviendas de alta densidad en los vecindarios latinos a menudo también son multigeneracionales, por lo que existe un mayor riesgo de exponer a adultos mayores y más vulnerables al virus.

El condado “inició la Iniciativa de equidad en la salud de los latinos mucho antes” de que el gobernador introdujera una métrica para que los condados se reunieran con las comunidades de menores ingresos, señaló Bartlett.

Desde julio hasta este mes, el condado ha visto una reducción del 74% de las infecciones por COVID-19 en los puntos calientes del condado, dijo Bartlett.

“Es una cuestión de hacer correr la voz para hacerse la prueba si tiene síntomas y no tener miedo”, dijo. “Tenemos pruebas gratuitas en toda la comunidad. Así es como vamos a superar eventualmente el COVID-19, asegurándonos de que las personas se hagan las pruebas cuando necesiten hacerse las pruebas y nosotros realizamos el rastreo de contactos y las personas serán puestas en cuarentena”.

El Dr. Matthew Zahn, director médico de la división de control de enfermedades transmisibles de la HCA, dijo a los periodistas en una conferencia telefónica que la tasa del 11.5% no era “tremendamente sorprendente”.

Añadió: “Para cuando este estudio se estaba realizando en julio y agosto, realmente tuvimos un aumento significativo en ese período de tiempo en todo el país y varios estudios han estimado que la cantidad de casos que identifica que se diagnostican puede tienen hasta 10 veces más en la comunidad que están realmente infectados “.

Zahn explicó que sería útil hacer otro estudio similar porque proporcionan una “instantánea” que es útil para determinar la tasa de propagación del virus.

“Tiene sentido considerar la posibilidad en el futuro de una nueva encuesta serológica para ver cómo progresa el virus en nuestra comunidad”, dijo Zahn.

“Es realmente útil tener una imagen de nuestra comunidad”, agregó Zahn. “Esto ilustra dos puntos realmente importantes para mí, porque sabemos que puede ocurrir una infección asintomática o muy leve y la propagación de eso … (pero) el simple rastreo de contactos en sí no es suficiente para contener este virus”.

Zahn también señaló que el 11.5% está muy por debajo del 70% necesario para lograr la inmunidad colectiva.

“No estamos ni cerca del punto de inmunidad colectiva en este momento”, dijo Zahn.

Zahn caracterizó la cifra del 11.5% como “simultáneamente un número muy grande y muy pequeño”, porque representa a cientos de miles de personas infectadas, pero también muestra cuántas personas más aún no se han visto afectadas.

“Atestigua el hecho de que si no continuamos adhiriéndonos al distanciamiento social o enmascarando las medidas para mantenernos a salvo, hay una gran parte de nuestra población que no ha sido infectada con este virus”, explicó Zahn.

Bernadette Boden-Albala, directora del Programa de Salud Pública de la UCI, agregó: “Tenemos toda esta gama de (personas) asintomáticas y levemente sintomáticas que no fueron recogidas porque las personas no creen que estén enfermas o transmitiendo la enfermedad. “

Zahn señaló que el virus continúa “afectando desproporcionadamente” a la comunidad latina.

“Esta información principalmente refuerza las medidas que sabíamos que eran apropiadas”, agregó Zahn sobre los esfuerzos del condado para enfocarse en los puntos calientes en Santa Ana y Anaheim.

Tim Bruckner, co-investigador principal de la encuesta y profesor asociado de salud pública, dijo que el estudio también muestra que comparar el COVID-19 con la gripe es engañoso.

“Hubo esta narrativa de que el riesgo de infección y fatalidad de COVID, si contamos a todos los individuos, no sería muy diferente de la gripe estacional, y de este estudio sabemos que ese no es el caso”, dijo Bruckner. “Esa comparación de la gripe estacional no es apropiada”.

Bruckner dijo que la “gran fracción de transmisión” que ocurre de personas que no saben que están infectadas es una diferencia importante de la gripe.

“Parece que muchas personas que tenían Covid ni siquiera sabían que tenían Covid, así que claramente ni siquiera sabían que lo estaban difundiendo. Ese es un punto importante”.

Añadió: “Las tasas de positividad de quienes se adhieren a las pautas (de distanciamiento social) o eran asintomáticas fueron sustanciales … La mayoría de las personas que dieron positivo en el estudio eran asintomáticas”.

Bruckner se negó a poner un porcentaje sobre el número, pero dijo que más de la mitad de los infectados no experimentaron ningún síntoma.

Fuente: Noticiero Telemundo 52 https://www.telemundo52.com/noticias/local/estudio-casos-de-covid-19-en-el-condado-de-orange-siete-veces-mas-alto-de-lo-que-se-pensaba/2128522/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: