Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

La UE se prepara para chocar en diciembre por los nuevos objetivos climáticos

3

17/10/2020 18:47

Este jueves y viernes, en lo que parece estar siendo el inicio de la segunda ola de coronavirus, los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete han vuelto a tomar el pulso a asuntos que habían quedado aparcados durante los últimos meses debido a la pandemia, como por ejemplo las negociaciones con el Reino Unido o los objetivos climáticos. Lo que todos se preguntan ahora en Bruselas es si de nuevo el coronavirus volverá a copar todas las agendas en las próximas semanas.

En cualquier caso, y aunque nadie sabe exactamente en qué situación se encontrará la Unión Europea dentro de dos meses, los líderes han decidido dejar para diciembre una discusión que ha demostrado ser divisiva en anteriores Consejos Europeos: los objetivos climáticos para 2030 y 2050, y en concreto, decidir si se aumenta la ambición en la reducción de emisiones para el final de la década.

Antes de que el coronavirus llegara a Europa, la prioridad de la actual Comisión Europea liderada por la alemana Ursula von der Leyen era la transición verde, lograr la neutralidad climática en Europa para mitad de siglo. Fue la gran promesa de Von der Leyen ante un Parlamento Europeo que desconfiaba de ella: un Pacto Verde financiado con cientos de millones de euros que ayudara a Europa a dejar de ser contaminante. Por los pelos, pero los eurodiputados aprobaron a la alemana.

Desde entonces ha sido una prioridad para Von der Leyen, pero es un asunto sensible entre los Estados miembros. La presidenta de la Comisión Europea y el del Consejo Europeo, Charles Michel, ya se lanzaron a proclamar que el objetivo de la neutralidad climática en 2050 había sido acordado por la UE. Y sin embargo no era así: Polonia seguía diciendo que, por el momento, ella no firmaba ese objetivo. Cualquier debate sobre clima se celebra con un par de Estados miembros con la mano echada sobre el freno de emergencia.

Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión, con la activista medioambiental Greta Thunberg. (EFE)Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión, con la activista medioambiental Greta Thunberg. (EFE)
Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión, con la activista medioambiental Greta Thunberg. (EFE)

Varsovia tiene una economía muy dependiente de las energías fósiles, y eso hace que sea el país más reticente a marcar objetivos ambiciosos. El Gobierno polaco quiere dos cosas: más dinero dentro del Pacto Verde y claridad sobre cuáles son las consecuencias de una transición verde que para ella será especialmente agresiva. El argumento de Polonia es claro: los países europeos parten desde puntos distintos, y no se puede exigir el mismo ritmo a todos los Estados miembros, de lo contrario podrían profundizar las diferencias este-oeste.

Lo que la Comisión Europea ha introducido en esta cumbre es, en realidad, un paso previo al objetivo de 2050: aumentar del 40% al 55% el objetivo de reducción de emisiones para el 2030 respecto a los niveles de 1990. Solo así, opinan la mayoría de los expertos, se podría alcanzar el objetivo del 85% en el año 2050. El Parlamento Europeo, así como algunos países más ambiciosos, piden ir más allá para el final de esta década, subrayando que la meta debería ser el 60%.

El asunto se debatió este jueves en el Consejo Europeo, y no levantó las protestas de Polonia porque el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, no pudo viajar a la capital comunitaria al haber estado en contacto estrecho con un positivo por coronavirus. Pero nadie duda que en diciembre la discusión será difícil. Esta vez en sus conclusiones los líderes europeos no marcan el objetivo del 55% para 2030 pero sí que se comprometen a “aumentar la ambición para la próxima década y actualizar el marco de política climática y energética”.

Dinamarca, Estonia, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Letonia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y Suecia apoyan los objetivos marcados por la Comisión Europea, y de hecho emitieron antes de la cumbre un comunicado conjunto cerrando filas con la Comisión Europea. Parte de ese grupo de Estados miembros, entre los que se encuentran Luxemburgo o Dinamarca, apuestan incluso por objetivos más ambiciosos, como el 60% pedido por la Eurocámara o incluso algo más allá.

Líderes europeos durante el Consejo de esta semana. (Reuters)Líderes europeos durante el Consejo de esta semana. (Reuters)
Líderes europeos durante el Consejo de esta semana. (Reuters)

Hay otros Estados miembros del este que estarían dispuestos a unirse al objetivo del 55%, pero que piden que sea una meta común de la Unión Europea, y no individual de cada país. Esa es, por ejemplo, la posición de República Checa, que, de lo contrario, se encontrará probablemente en el mismo bloque que Polonia.

El acuerdo será difícil dentro del Consejo, pero esa no será la parte más difícil: después tocará negociar con el Parlamento Europeo, que intentará imponer el objetivo del 60%, una meta que se aprobó por muy pocos votos después de que los eurodiputados del Partido Popular Europeo (PPE) se opusieran por considerar que no era un objetivo realista y que solo lograría cristalizar una oposición por parte de algunos Estados miembros.

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mundo/europa/2020-10-17/la-ue-se-prepara-para-chocar-en-diciembre-por-los-objetivos-climaticos_2793043/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: