Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Pandemia adelantó el cumplimiento de la meta de bancarización del país

4

Colombia logró cumplir la meta de tener el 85 por ciento de su población adulta bancarizada dos años antes de lo previsto, luego de que en los primeros seis meses del 2020 más de 1,6 millones de adultos ingresaran por primera vez al sistema financiero, a través de la apertura de un producto de ahorro o de crédito, los cuales, además, están utilizando con más frecuencia.

Hasta el 6.º mes del presente año, 31 millones de colombianos estaban bancarizados, dijo Freddy Castro, director del programa estatal Banca de las Oportunidades, con lo cual el país alcanzó una tasa de inclusión financiera del 85,9 por ciento, cerca de un punto porcentual por encima de la meta establecida en el Plan de Desarrollo para el 2022 (85 por ciento).

(Puede leer: Consumo de hogares en septiembre fue superior al mismo periodo de 2019)

Este esfuerzo contribuirá para que Colombia continúe liderando el ranking de economías emergentes que brindan mayor acceso al sistema financiero a sus pobladores (Microscopio Global) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otras entidades internacionales.

Con 82 por ciento de inclusión financiera, el año pasado el país superó a Perú, Uruguay, México, India y Brasil, entre otros, según el Microscopio Global 2019.

Las restricciones que generó la pandemia del covid-19, que arribó al país a finales de marzo pasado, fueron un gran dinamizador no solo en el proceso de inclusión financiera en el país, sino también para que las personas hicieran un mayor uso de sus productos, muchos de los cuales se encontraban inactivos antes de decretarse las medidas de cuarentena.

“En particular, la evolución del indicador de uso tuvo un crecimiento superior al 4 por ciento entre marzo y junio, mientras que en el primer trimestre este fue de 0,8 por ciento”, indican en Banca de las Oportunidades.

(Además: Las ciudades de Colombia con mayor y menor pobreza y desigualdad)

Crece el uso de productos

De hecho, la entidad informó que a junio de 2020, unos 2,3 millones de adultos usaron productos que estaban inactivos en diciembre pasado, y que para el primer semestre de este año, 25,8 millones de colombianos tenían productos activos en el sistema financiero, lo cual también es una buena señal frente a las metas que se ha fijado el Gobierno en ese frente.

Este porcentaje de colombianos llegó al 71,6 por ciento, 5,6 puntos porcentuales por encima del dato registrado en diciembre pasado y 5,4 por debajo de la meta fijada para el cuatrienio.

Cifras recientes de la Superintendencia Financiera dan cuenta de la dinámica que trae el uso de los productos financieros y los canales que las entidades han dispuesto, sobre todo, en la actual coyuntura de pandemia.

Durante los días hábiles de la cuarentena, esto es del 25 de marzo al 2 de octubre, los clientes financieros en el país han realizado cerca de 1.119 millones de operaciones monetarias por valor superior a los 2.393 billones de pesos, señala la Superfinanciera.

(Le sugerimos: Congreso aprobó extensión del subsidio de nómina hasta marzo del 2021)

Los canales electrónicos, advierte la entidad, continúan siendo los más utilizados en medio de esta coyuntura. El crecimiento de internet, banca móvil, corresponsales bancarios y datáfonos, entre otros, marcan una tasa promedio por encima del 150 por ciento, frente a un día normal.

“En este frente, el país traía una dinámica positiva que, bajo el escenario de pandemia, se ha profundizado especialmente en acceso y uso de servicios financieros digitales, resultado de la coordinación entre el sistema financiero y entidades de Gobierno. Este salto ratifica que la transformación digital no tiene reversa”, señaló Castro, de Banca de las Oportunidades.

Agregó que los programas de transferencias monetarias del Gobierno, como Ingreso Solidario y Compensación del IVA, han jugado un rol importante.

El primero logró que más de 759.000 beneficiarios activaran sus productos de depósito o abrieran uno por primera vez. El segundo permitió que más de 99.000 personas reactivaran o abrieran un producto de depósito, la mayoría de estos digitales.

(Le recomendamos leer: Los cuatro sectores que Bill Clinton destaca para invertir en Colombia)

En marzo se registraron 2,3 millones de adultos con Cuentas de Trámite Simplificado (Cats) y 2,7 millones de usuarios de Cuentas de Depósito Electrónico (CDE) activas. Tres meses después, el primer producto contaba con 4,3 millones de titulares activos, mientras el segundo escaló hasta los 7,4 millones de usuarios.

“En este Gobierno hemos acelerado la ejecución de programas de transferencias monetarias y por eso cerca del 90 por ciento de los hogares en condiciones de pobreza y vulnerabilidad económica acceden a algún esquema. Sin duda estamos sentando las bases de la política social moderna y construyendo equidad a partir de la prestación de servicios financieros”, señaló Luis Alberto Rodríguez, director del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Pese a los avances en esta materia, aún quedan tareas pendientes por ejecutar en este frente, en especial en las zonas rurales y apartadas del país.

Se estima que más de 5 millones de colombianos permanecen hoy por fuera del circuito financiero, hacia donde apuntan las estrategias estatales para que no solo hagan parte de este, sino tengan acceso a los servicios que prestan las entidades.

Una primera iniciativa, en ese sentido, busca ampliar la red de corresponsales bancarios en 1.600 puntos. El país cuenta con cerca de 145.000. Se invertirán 7.000 millones de pesos en los próximos dos años y para ello selló una alianza con el sector cooperativo.

Los primeros 100 puntos serán operados por ocho cooperativas y permitirán que los clientes del sector cooperativo realicen pagos, retiro de dinero, accedan a la financiación y adquieran seguros.

(Además: Los 5 países más interesados en invertir en vivienda en Colombia)

Las cuatro estrategias para avanzar en la inclusión

Aunque los avances en inclusión financiera son significativos, en el Gobierno están convencidos de que si estos indicadores no se consolidan a futuro, la tarea quedará a medio hacer.

Por eso, hace dos semanas se aprobó un Conpes que establece la ruta a seguir, con cuatro estrategias puntuales.

La primera es la ampliación de la oferta de productos y servicios financieros a la medida, impulsando la corresponsalía digital, cuyo propósito es llegar a la población excluida y de regiones apartadas. Habrá planes de crédito agropecuario y microfinanzas, con enfoque en el pequeño productor y la mujer rural.

Lo segundo, promoción de la educación financiera. Busca desarrollar las competencias, el conocimiento y la confianza de los colombianos en el sistema financiero, e incentivar el uso de los servicios bancarios.

(Para seguir leyendo: Los perfiles laborales más buscados en Colombia, según LinkedIn)

La tercera es la optimización de la infraestructura financiera, lo que permitirá realizar cambios normativos para agilizar el proceso de open banking, aumentar el impacto de la nueva regulación sobre el sistema de pagos de bajo valor y fortalecer los servicios de autenticación digital.

Por último, se modificará la estructura institucional de esta política pública para generar mejores sinergias entre actores públicos y privados.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Fuente: El Tiempo https://www.eltiempo.com/economia/sector-financiero/cuantos-colombianos-estan-bancarizados-y-que-tanto-usan-sus-productos-543347

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: