Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Un japonés visita el Machu Picchu tras siete meses confinado en Perú por coronavirus

2

13/10/2020 15:34

El pasado 14 de marzo, Jesse Takayama llegaba a Aguas Calientes, la ciudad que sirve como base a la hora de visitar el impresionante conjunto histórico de Machu Picchu, en Perú. Tenía su entrada comprada con muchas semanas de antelación para el día 16 de marzo y anhelaba el momento en el que pudiera ver su sueño complido. Pero no iba a ser tan fácil.

El gobierno peruano decretó entonces el cierre del yacimiento de Machu Picchu: suspendió todas las visitas y decretó el cierre de sus fronteras para tratar de frenar la propagación del coronavirus. Jesse Takayama se quedaba sin poder continuar viaje y decidió instalarse en Aguas Calientes: allí alquiló un apartamento donde ha vivido los últimos 7 meses.

Durante ese tiempo, este turista japonés de 26 años se ha dedicado a entrenar. Es profesor de boxeo y quiere abrir un gimnasio en su ciudad natal, Osaka, cuando regrese a Japón. Por eso, se ha dedicado a mejorar sus movimientos durante estos meses y a dar clases a algunos de los lugareños que, durante este tiempo, se han convertido en sus vecinos.

Un pase especial

Jesse Takayama no pudo seguir su recorrido por Sudamérica por el cierre de fronteras de Perú, pero sí aprovechó para hacer turismo y conocer otras zonas del país, como las Montañas Putucusi o las Cataratas Alcamayo, cerca de Aguas Calientes. Sin embargo, su sueño seguía siendo poder visitar Machu Picchu, el yacimiento que veía cada día a lo lejos, pero al que no podía subir.

El turista se estaba quedando sin dinero y recibió la ayuda inesperada de una compañía que organiza excursiones en el área de Machu Pichu. Tal y como explican los responsables de Andean Roots en su página de Facebook, Jesse Takayama recibió un permiso especial del Gobierno de Perú para poder visitar Machu Picchu, debido a sus circunstancias especiales.

Jesse estuvo acompañado por el director del complejo arqueológico, José Bastante, así como por dos fotógrafos que inmortalizaron el momento. Además, pudo disfrutar Machu Picchu como nunca lo hubiera imaginado: sin un solo turista, además de él, y con todas las explicaciones recibidas del propio director del yacimiento.

“Seguro que lloraré cuando me vaya, estos meses han sido muy especiales para mí”

Este joven profesor de boxeo volverá a Japón el viernes 16 de octubre, pero se llevará en su mochila los recuerdos de siete meses únicos, en los que reconoce a la CNN que ha descubierto una nueva parte de su personalidad: “Seguro que lloraré cuando me vaya, estos meses han sido muy especiales para mí”. Los niños de Aguas Calientes le han regalado un muñeco fabricado con papel higiénico, un tesoro para Jesse Takayama que siempre llevará a los habitantes de este pequeño pueblo peruano en su corazón.

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mundo/2020-10-13/turista-visita-machu-picchu-coronavirus-peru_2786715/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: