Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

De Madrid a Berlín, las urbes europeas buscan frenar los brotes sin un cierre total

3

12/10/2020 05:00Actualizado: 12/10/2020 08:48

Casi 37,8 millones de personas se han contagiado de coronavirus en todo el mundo, 378.000 solo este domingo, un nuevo récord de positivos diarios. Mientras Estados Unidos se mantiene como el país con más contagios y fallecidos, la segunda ola de la pandemia avanza en Europa a pasos agigantados, dejando a su paso en la última jornada un récord de 120.000 nuevos casos. La curva marca un fuerte ascenso y los gobiernos europeos refuerzan los mensajes de distanciamiento y la necesidad de limitar la actividad a lo esencial. El objetivo es evitar un nuevo cierre total que dé la estocada final a las maltrechas economías. De Madrid a Berlín, esta segunda ola afecta sobre todo a los grandes centros urbanos y las autoridades están recurriendo a algún tipo de confinamiento, a la limitación de la vida social y de la actividad nocturna para atajar la expansión del virus.

Si hace apenas un mes Madrid estaba en el foco como epicentro de la pandemia en Europa, en este inicio del otoño la capital española no es la única que registra preocupantes datos epidemiológicos. Francia, Italia, Alemania, Reino Unido o República Checa son otros países que afrontan ya un fuerte repunte de casos de esta enfermedad después de relajar las medidas impuestas durante la primavera.

Alarma en Madrid y límites al ocio

Mientras Madrid se convierte en un campo de batalla político por las medidas que tanto la Comunidad como el Gobierno han marcado para frenar el avance del virus, actualmente hay más de 600 municipios en todo el país con algún tipo de confinamiento o restricción. Este lunes entran en vigor en Madrid restricciones en cuatro zonas sanitarias no afectadas por el estado de alarma regional decretado el viernes: Sierra de Guadarrama (Collado Villalba), Colmenar Viejo Norte (Colmenar Viejo), Valleaguado (Coslada) y Arganda del Rey. Además de la movilidad, estas zonas también tendrán limitaciones de aforo y horarios restringidos, como en las demás áreas ya afectadas por medidas.

La situación epidemiológica en Navarra ha hecho que el gobierno de María Chivite también aumente las restricciones a toda la comunidad. La presidenta navarra ha insistido en que “es un momento crítico” y que las medidas que entrarán en vigor este martes 13 de octubre son el primer paso, pero no se dudará en tomar decisiones más duras si la curva no deja de empeorar. La decisión se ha tomado después de que la comunidad notificara casi 900 casos más durante el fin de semana tras realizar 5.500 pruebas PCR. Los grandes focos de contagio están en las reuniones sociales y familiares por eso Chivite ha pedido a la ciudadanía que ponga todo de su parte para evitar que la situación alcance niveles como los vividos durante la primera ola del virus. Por el momento no se restringe la movilidad, solo se limitará el aforo en locales comerciales, de ocio, parques y gimnasios, aunque sí se cierran las sociedades gastronómicas y las peñas.

Además de Navarra, Asturias y Cataluña han mostrado su preocupación a lo largo del fin de semana por la situación epidemiológica. El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha avisado de que esta semana se comunicarán nuevas medidas para hacer frente al coronavirus en Cataluña: “Lo estamos estudiando todo“. En una entrevista de ‘Rac1’ recogida por ‘Europa Press’, ha indicado que se priorizará reducir la movilidad y las interacciones sociales, pero que “no todo necesariamente tendrá que cerrarse, ni cerrarse al 100%”. Ha asegurado que no estarán quince días “mareando la perdiz” y que algunas de las medidas serán de obligado cumplimiento. Durante este fin de semana, Cataluña ha sumado 4.800 positivos.

Fila para pruebas de covid en París (EFE)Fila para pruebas de covid en París (EFE)
Fila para pruebas de covid en París (EFE)

También Asturias intensificará las medidas ante la “marea alta” de contagios que está viviendo el Principado. Según el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, el aumento de casos que han observado desde principios de este mes les lleva a pensar que la tendencia ascentente contagios puede mantenerse durante varios meses. En la última jornada han sumado 22 casos, con una tasa de positividad que ascidente al 6,5% tras realizar 3.379 pruebas PCR el sábado. En la segunda quincena de septiembre la situación mostro´cierta “estabilidad”, pero la tendencia ha cambiado y “la única manera de tener niveles aceptables de circulación contenida del virus es poner diques”, ha dicho Cofiño.

París, sin cafés ni bares

Tras semanas de intenso crecimiento en el número de contagios y distintos niveles de restricción en París, el pasado martes, la ciudad de la luz se convirtió en una urbe sin bares, ni cafés abiertos. Durante el fin de semana, otras diez ciudades francesas han llegado la misma situación. Tolouse y Montpellier se han sumado en la tarde del domingo a París, Marsella, Aix-en-Provence y Guadalupe (Antillas), Lyon, Lille, Grenoble y Saint-Etienne como ciudades en situación de “alerta máxima”, una clasificación que impone el cierre de cafés y bares y permite abrir restaurantes a condición de respetar un protocolo sanitario más estricto: un máximo de seis personas por mesa, al menos un metro entre los grupos y obligatoriedad de anotar nombre y teléfono de los clientes para alertarlos en caso de contagio. Mientras, los contagios se han reducido drásticamente tras pasar de los casi 27.000 del sábado a 16.101 en las últimas 24 horas.

Pruebas de diagnóstico de covid a bordo de vehículos en Roma (EFE)Pruebas de diagnóstico de covid a bordo de vehículos en Roma (EFE)
Pruebas de diagnóstico de covid a bordo de vehículos en Roma (EFE)

La alerta máxima se declara en Francia cuando la tasa de incidencia acumulada en los últimos siete días supera los 250 positivos por cada 100.000 habitantes entre la población en general y los cien casos entre las personas mayores, así como cuando al menos el 30% de las camas de las UCIs están ocupadas por pacientes de covid-19. “La situación sanitaria sigue degradándose en Francia. Sucede lo mismo en muchos países vecinos“, advirtió esta semana el ministro francés de Sanidad, Olivier Veran.

Italia llega a cifras no vistas desde marzo

Después de ser el primer epicentro europeo de la pandemia, en esta segunda ola Italia está por debajo de las cifras diarias de Francia, Reino Unido o España, pero ha subido a registros que no se veían desde marzo. El gobierno italiano ha comunicado este domingo 5.456 nuevos contagios de coronavirus; por encima de los 5.000, como en los dos últimos días, pero con 30.000 pruebas menos que el sábado, cuando los infectados fueron 5.724, informó el Ministerio de Sanidad.

Este domingo se realizaron 104.658 pruebas, mientras que el sábado se habían hecho 133.084. El Gobierno italiano ha extendido recientemente el estado de emergencia hasta el 31 de enero para poder seguir afrontando la pandemia con decretos urgentes y ha impuesto la obligación de llevar la mascarilla en todo momento, también al aire libre. Pese a esas medidas, en los últimos días Italia no baja de los 5.000 casos diarios, lo que preocupa al Gobierno.

“Italia no puede permitirse otro confinamiento. El sistema económico y comercial no puede permitírselo”, ha dicho el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio. Según los medios italianos, pero sin confirmación oficial, el Ejecutivo italiano estaría analizando acciones como prohibir las fiestas privadas o el deporte en grupo a nivel de aficionado, como los partidos entre amigos, y obligaría a los bares y restaurantes a cerrar a medianoche. Todo con el objetivo de evitar que la curva de transmisiones se descontrole y el sistema sanitario vuelva a colapsar como en marzo.

República Checa, de éxito a ‘boom’ de casos

El nivel de infecciones de coronavirus vivió en la República Checa este fin de semana un enorme salto, hasta más de 8.600 casos confirmados este sábado, con lo que este país es proporcionalmente el país europeo más golpeado por la pandemia, informó Radio Praga. Según las autoridades sanitarias, el viernes hubo 8.618 nuevos casos en el país centroeuropeo de unos 10,7 millones de habitantes, unas cuatro veces menos que España.

Chequia, ejemplo de éxito en la primera ola, es ahora el país europeo más golpeado en proporción

En la capital, Praga, el número de contagios alcanzó los 1.386 casos, más que en el conjunto de la vecina Austria, donde el sábado se anunció también un nuevo récord de infecciones, con 1.235 contagios. Según los cálculos de Radio Praga, el nivel de contagios en la República Checa es actualmente 14 veces superior a la de su principal vecino, Alemania. A partir del lunes próximo entran en vigor una serie de nuevas restricciones en el país, como el cierre de piscinas públicas y gimnasios, o el cierre adelantado de restaurantes y bares a las 20.00 horas, con un máximo de 4 personas por mesa. Estos datos son especialmente llamativos para un país que fue en la pasada primavera una de las naciones europeas que mejor gestionó la pandemia.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson. (EFE)El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson. (EFE)
El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson. (EFE)

El norte de Inglaterra, contra Johnson

El Reino Unido ha informado este domingo de 65 muertes y 12.872 nuevos positivos por covid. El primer ministro británico, Boris Johnson, anunciará el lunes en una intervención en la Cámara de los Comunes más restricciones para frenar el avance del coronavirus en Inglaterra y se espera que introduzca un sistema “semáforo” con tres niveles para evaluar el riesgo en cada área geográfica, según recoge la BBC.

En una carta a los diputados de circunscripciones del norte inglés -la zona con más repunte de contagios junto con Midlands, en el centro-, el asesor gubernamental Edward Lister les avisó de que deben prepararse para “duras medidas“, que serán debatidas con los dirigentes locales este fin de semana. Johnson se ha encontrado con una oposición de las principales ciudades del norte de Inglaterra -como Manchester, Liverpool, Sheffield, Newcastle o Nottingham– ante la imposición de las nuevas restricciones, que incluirían el cierre de bares y restaurantes.

En una rueda de prensa conjunta, los alcaldes laboristas de Liverpool, Steve Rotherham; Manchester, Andy Burnham; Newcastle, Jamie Driscoll; y Sheffield, Jan Jarvis, pidieron a los diputados norteños de todos los partidos que presionen al Gobierno para que mejore las ayudas económicas previstas ante el cierre del sector de la restauración en sus territorios. Unos 35 diputados del norte de Inglaterra conservadores, del mismo partido que Johnson, han formado un grupo de presión para asegurarse de que el gobierno de Johnson cumple su promesa de regenerar esa zona del Reino Unido, que le aupó a ganar las elecciones del pasado 12 de diciembre.

Aumentan las zonas de riesgo en Alemania

La lista de zonas de riesgo o de especial incidencia del coronavirus en Alemania aumentó en las últimas 24 horas en varias de las grandes ciudades del país, como Essen (oeste), Stuttgart (sur) y Bremen (norte), que se suman así a Berlín, Fráncfort y Colonia. De acuerdo con la norma marcada por el Robert Koch Institut (RKI), competente en la materia en el país, se considera zona de riesgo ahí donde se registran 50 contagios en 7 días por 100.000 habitantes. A partir de ese nivel implantan medidas territoriales especiales.

En esa consideración entraron a mediados de la semana varios distritos de Berlín, hasta que finalmente la capital y ciudad-estado en su conjunto superó la media de los 52 casos por ese cómputo de habitantes y siete días. La capital alemana ha entrado en una fase que supone el cierre de la vida nocturna y la división entre barrios considerados zona roja y otros donde el virus aún no se ha extendido de igual forma. Al igual que ocurre en España, esta falta de armonía en la legislación que afecta a los distintos barrios de una misma ciudada ha generado confusión y protestas entre las patronales sectoriales que demandan “normas claras” para poder desarrollar, en la medida de lo posible, su actividad. En total, en las últimas 24 horas ha notificado el RKI 3.483 nuevos casos en todo el país y once víctimas mortales. Es un claro descenso respecto a los 4.700 positivos y 15 fallecidos notificados el sábado, la máxima marca desde principios de abril.

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mundo/europa/2020-10-12/segunda-ola-europa-fuerza-nuevas-restricciones_2784940/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: