Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Guayaquil y el mito de la revolución incruenta

1

Durante décadas la historia que se ha impartido en escuelas y colegios nos ha fomentado la creencia de que la Independencia de nuestra ciudad, se obtuvo de manera incruenta, casi sin derramamiento de sangre.

A la luz de la investigación histórica con el paso de los años este mito se ha ido disipando por que los hechos demostraron lo contrario. ¿Qué llevó a que este hecho se repitiera y se considerará una verdad histórica sin ninguna duda?

Es evidente que esto se da por la publicación de libros y folletos que no mencionan el número de bajas que se produjeron el 9 de octubre, en las memorias de José de Villamil solo se menciona la muerte del comandante Joaquín Magallar. Basado en las memorias del Prócer historiadores como Pedro Fermín Cevallos, Aguirre Abad entre otros, que no fueron testigos de los hechos, lo tomaron como dato valedero.

[embedded content]

La obra que cuestiona ese dato es el ensayo de Camilo Destruge titulado Historia de la Revolución de Octubre y Campaña Libertadora 1820-1822, publicado en 1920 con motivo de la celebración del primer centenario de la Independencia. En el libro se explica la misión de Luis Urdaneta que era someter a las tropas del escuadrón Daule cuyo cuartel se encontraba en La Tahona, en las calles Malecón entre callejón Franco y avenida Olmedo. Es en esta acción que al negarse a rendirse el comandante Joaquín Magallar se arma un violento enfrentamiento a balazos que termina con la vida del oficial español y ocho de sus soldados, mientras que en el bando de Urdaneta según Destruge se contaron varios heridos, muchos de ellos de gravedad.

En la obra de Destruge también se describe un fuerte enfrentamiento de fusilería en el sector de la Plaza Matriz entre las tropas dirigidas por el teniente Hilario López, el Cacique, y los soldados realistas comandadas por el coronel Barrios, dando como resultado más de seis heridos.

Luis Urdaneta, Cacique Álvarez y José de Villamil.

Hace pocos años se anunció que en el Archivo Militar de Segovia, España, se había encontrado un documento en donde se describía un consejo de guerra contra el comandante español Francisco Martínez de Campos, en el que se lo acusaba de haber perdido la ciudad de Guayaquil.

En el mencionado documento se menciona que el número de bajas que se dieron durante la insurrección de Guayaquil fue de 38 muertos en acción. En el mismo informe se explica que las tropas realistas acantonadas en la ciudad tenían la moral baja debido a la falta de paga entre otros factores. La ciudad a la fecha de su liberación tenía una guarnición de 1500 soldados.

Otra obra que arroja luz sobre el verdadero número de bajas que ocurrieron en Guayaquil el 9 de octubre de 1820 es las memorias del virrey de Perú, Manuel Joaquín de la Pezuela, publicada en la región de León de España, en 1829, también se describen episodios de lo acontecido en la ciudad. En el libro el virrey se lamenta haber designado a Benito García del Barrio como comandante de los Granaderos de Reserva que estaba en la ciudad. (I)

Hoy, 200 años después la historia de la ciudad y de su liberación aun tiene mucho que contar y revelar. (I)

Fuente: EL UNIVERSO https://www.eluniverso.com/entretenimiento/2020/10/08/nota/8007850/bicentenario-guayaquil-celebracion

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: