Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Banco Mundial, más optimista con el repunte de la región

3

El Banco Mundial (BM) vislumbró signos optimistas de cara al futuro de la economía de Latinoamérica, principalmente por la evolución del comercio global y las remesas, a pesar del daño económico y social “inmenso” que está dejando la pandemia del coronavirus.

(Lea: Colombia recibirá préstamo del Banco Mundial)

“Existen razones para moderar los pronósticos más pesimistas: la evolución del comercio internacional, las remesas y las finanzas no ha sido tan mala como se anticipó inicialmente. Otra circunstancia atenuante han sido los paquetes de estímulo adoptados por varios gobiernos”, valoró el economista jefe del BM para América Latina y el Caribe, Martín Rama.

(Lea: ‘Impacto económico de la pandemia en Latinoamérica sería duradero’)

Rama hizo este comentario después de que el departamento que dirige presentara sus últimas estimaciones de crecimiento en la región para 2020 y 2021. Según sus cálculos, la economía de Latinoamérica se contraerá un 7,9% este año por el impacto de la pandemia del coronavirus, especialmente debido a una caída de la demanda externa y el colapso del turismo, y para 2021 que reflote un prometedor 4%.

(Lea: Coronavirus agudizará la pobreza extrema mundial)

“El impacto de la covid-19 se ha sentido a través de múltiples canales, incluyendo la demanda externa, el aumento de la incertidumbre económica, el colapso de los flujos turísticos y las consecuencias de meses encerrados para tratar de contener la propagación de la enfermedad”, detalló el BM en su informe semestral para Latinoamérica y el Caribe, publicado ayer.

De hecho, todos estos datos llevan a que América Latina vaya a ser la zona del planeta más golpeada. “Nuestra región soporta el peor impacto económico y en salud debido a la covid-19 de todo el mundo, algo que exige mayor claridad respecto a cómo combatir la pandemia y recuperar el rumbo económico de cara a una rápida recuperación”, consideró a su vez Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para la región de América Latina y el Caribe.

Cabe resaltar que pese a los signos optimistas, estas nuevas cifras del Banco Mundial son mayores a las que anunció meses atrás. En concreto, en las perspectivas de julio, la institución esperaba una caída de 7,2%, mientras que en las de abril su pronóstico era de que la baja en la actividad sería de 4,6%.

Eso sí, las cifras del BM se mantienen por debajo de las estimaciones que han lanzado otros organismos para Latinoamérica, como el FMI o la Cepal, que a falta de las actualizaciones, ven desplomes de 9,4% y 9,1% respectivamente.

Para 2021, la institución multilateral prevé que la actividad económica latinoamericana crezca un 4%, un porcentaje “prometedor para la recuperación”.

En el 2022 ese ritmo volvería a frenarse, y el avance del PIB sería de 2,8%, lo que supondría que en ese entonces aún no se habría logrado todavía volver a los niveles prepandemia.

DATO DE COLOMBIA

Al igual que el conjunto de la región, Colombia también ha ido empeorando sus indicadores durante el año, tanto así que mientras que en abril se esperaba una caída de 2%, ese dato subió hasta el 7,2%.

No obstante, el país registrará también un mayor repunte económico que el esperado previamente en el 2021 y 2022, el cual llegaría a 4,5% y 4,2% respectivamente, frente al 3,4% y 3,9% que se preveía anteriormente para esos dos ejercicios.

De hecho, en su análisis, el economista uruguayo dijo que los países mejor preparados para salir de esta crisis son aquellos que tienen un mayor espacio fiscal, una deuda pública manejable y un déficit bajo control, como por ejemplo, Perú, Chile y Colombia.
Recomendaciones

En el informe, el Banco Mundial apunta a varias direcciones como los retos más importantes que enfrenta la región para mitigar lo máximo posible el golpe económico hasta que llegue la vacuna.

“Los gobiernos deben proteger a los más vulnerables mientras adecúan las normas sanitarias y de seguridad en todos los sectores y actividades, en especial el de la educación, para que la probabilidad de contagio siga siendo baja mientras la vida continúa”, dijo Martín Rama. “Garantizar un acceso amplio y asequible a la atención médica es fundamental para enfrentar este desafío”.

En el informe publicado por el BM, también se apunta que “será necesario reorientar los impuestos y el gasto público de manera que apoye la creación de empleo, la prestación de servicios y el desarrollo de la infraestructura para que la región vuelva a la senda del crecimiento inclusivo y sostenible. Después de muchos años de resultados económicos decepcionantes y una de las peores recesiones de la historia, no hacerlo podría ser el presagio de nuevas olas de malestar social y posiblemente de un regreso de las políticas populistas a la región”.

Y, por supuesto, el avance en la formalización de las economías es otra tarea pendiente. “La crisis de la covid-19 es un llamado a reflexionar sobre cómo fomentar la formalización de una manera que no impida la creación de empleo, al tiempo que se extiende la protección social a los trabajadores y sus familias. Mientras, se necesitan registros de población completos para que las transferencias sociales lleguen a muchos de los que viven al día y se ven afectados de manera desproporcionada por las cuarentenas”.

Entre los otros aspectos que resalta el BM, está el refuerzo de los sistemas de salud. “La crisis también es un llamado a ampliar rápidamente el acceso a servicios básicos de importancia crítica, el acceso al agua y al saneamiento sigue siendo una importante prioridad de salud pública. Y no se puede ampliar la cobertura sanitaria eficaz de forma asequible sin prestar atención al precio de los productos farmacéuticos. Dado que los gobiernos son grandes compradores, la contratación pública es particularmente importante”.

OTROS PAÍSES

En sus previsiones, el BM espera que las tres economías más grandes de la región, México, Brasil y Argentina, registren también descensos significativos en sus economías este año, del 10%, 5,4% y 12,3%, respectivamente.

Estas tres naciones también aportarán a la recuperación del próximo año, según las estimaciones, ya que la economía mexicana se espera que crezca un 3,7%, la brasileña un 3% y la argentina un 5,5%.

En este sentido, Rama subrayó que la actividad en México depende “sustancialmente” de la de Estados Unidos, que tiene ahora unas mejores perspectivas que meses atrás, pero aun inferiores a las de China, país del que depende en mayor parte Brasil.

‘El coste de mantenerse sano’ es previo al inicio de la Asamblea que se celebrará del 12 al 18 de octubre.

Fuente: Portafolio

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: