Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Claudia Piñeiro: Para entender una sociedad hay que contar los crímenes que en ella se cometen

4

El único objetivo que persigue la escritora Claudia Piñeiro es el de contar historias, “desarrollar personajes, amasar las palabras y el lenguaje, jugar con ellos”. Por segunda ocasión, la argentina regresa a la Feria Internacional del Libro de Guayaquil con Catedrales, una obra que deja los complejos de lado para hablar sobre la doble moral, el aborto y aquellos asesinatos con autores silenciosos.

En su última obra Catedrales presenta el caso de una joven que aparece quemada y descuartizada en un basural de Adrogué ¿Una manera de recordar los peligros a los que están expuestas las mujeres?

Catedrales es la historia de una familia, pero también la historia de una sociedad. Ana apareció muerta, quemada y descuartizada hace treinta años. Aún no se sabe qué pasó. Pasaron 30 años. Hasta que cada una de las voces que hablan en la novela no acepte su cuota, mayor o menor, de responsabilidad en lo que pasó, no van a poder reconstruir la verdad que se les escapa.

Además expone los efectos de los fanatismos, en este caso el religioso ¿Claudia cuestiona los mandatos religiosos?

Ni la novela, ni yo, cuestionamos lo que cada uno o una crea. Cada quien es libre de tener fe religiosa o no. Lo que se cuestiona en la novela es cuando esa fe religiosa propia quiere ser impuesta a los demás, que los otros tengan que vivir como la religión le pide que viva a ese creyente. Y también la novela cuestiona la hipocresía de ciertas instituciones religiosas, eso de decir cómo cumplir con los mandatos del Dios que sea, y luego tapar los propios trapos sucios dentro de la institución.

Catedrales, de Claudia Piñeiro, puede ser adquirido en Librería Española.

¿Qué busca Claudia al poner el debate del aborto sobre la mesa?

En la literatura no busco llevar un mensaje. Para eso está el activismo, donde también tengo una participación porque me parece ineludible. Desde mi primera novela (2005) y en las que siguen están presentes el aborto, la violencia de género, el derecho de las mujeres a decidir no ser madres y el rol de la mujer en la sociedad.

Pero para mí la literatura es contar historias, desarrollar personajes, amasar las palabras y el lenguaje, jugar con ellos. Luego si hay un mensaje por debajo, no es el objetivo. Tengo que ponerme en los zapatos de todos los personajes, los que piensan como yo y los que no, los que podrían ser mis amigos y los que no. Pero es obvio que todo sale de una misma cabeza, la mía, y al elegir el punto de vista de mis historias, tal vez, es cuando estoy haciendo el mayor acto político.

Tengo que ponerme en los zapatos de todos los personajes, los que piensan como yo y los que no, los que podrían ser mis amigos y los que no” Claudia Piñeiro.

También incluye patologías en sus libros como en Elena sabe, donde el personaje central sufre de párkinson. Y ahora en Catedral uno de sus personajes padece de amnesia anterógrada. ¿Qué la lleve a incluir estos elementos?

Me interesa el tema de la psiquis humana en general, los condicionamientos de traumas anteriores sobre la vida futura, cómo se arma la personalidad de alguien a lo largo de su vida y con sus marcas. Hace cuarenta años que hago análisis cambiando a veces de tipo de abordaje terapéutico. Pero los motivos fueron diferentes en las dos novelas.

El párkinson en Elena sabe fue porque es la enfermedad que tuvo mi madre y con la que murió. Los problemas de memoria anterógrada que aparecen en Catedrales me permitieron hablar de la memoria en general. También de la memoria de los y las que no tenemos problemas neurológicos. De como al no tener memoria se rompe a posibilidad de armar un discurso. A veces no tenemos consciencia de ello.

También el personaje de Marcela es una mujer joven a la que no se la escucha por esta dificultad que tiene, como no se escucha a tantas mujeres.

¿Qué es lo que más le atrae o empuja a escribir sobre crímenes?

Los crímenes cuentan las sociedades en que vivimos. Para entender una sociedad hay que contar los crímenes que en ella se cometen. No son necesariamente los mismos.

En EEUU puede ser que cada tanto aparezca un tipo con un arma y desde un edificio mate a quien están en el patio de un colegio. En Latinoamérica ese tipo de crímenes es muy poco frecuente. Pero tenemos otros crímenes muy atroces que nos definen como sociedades, si estamos dispuestos a hacernos cargos, la única manera de remediarlo a futuro. Me interesa la muerte como enigma, la consciencia de la finitud de la vida, y contar las sociedades donde vivo. Creo que ahí está la clave de mi interés.

Me interesa la muerte como enigma, la consciencia de la finitud de la vida, y contar las sociedades donde vivo. Creo que ahí está la clave de mi interés”.

¿Cuánto tiempo le llevó hacer Catedrales, y bajo qué circunstancias escribió?

Me llevó cerca de dos años, como casi todas las novelas que escribo. Por un tiempo dejo la imagen disparadora en mi cabeza y cuando entiendo bien esa escena, escucho a los personajes, veo sus conflictos y supongo un posible hilo para la historia. Recién entonces me pongo a escribir.

En Catedrales tuve más tiempo la imagen disparadora en la cabeza sin arrancar. Tenía muchas decisiones para tomar, por ejemplo, quien contaría la historia. Y definí que era Coral, para poder tener todos los puntos de vista. Menos el de la muerta, también para que no haya una fantasía de que se puede recuperar la voz de aquellas a las que se les quitó.

Por un tiempo dejo la imagen disparadora en mi cabeza y cuando entiendo bien esa escena, escucho a los personajes, veo sus conflictos y supongo un posible hilo para la historia. Recién entonces me pongo a escribir”.

¿Puede comentarnos sobre El Reino, serie escrita con Marcelo Piñeyro?

Es una serie que ya está escrita y esperamos que se estrene en Netflix en 2021. Estamos super contentos con lo que grabamos hasta ahora con la dirección de Marcelo. La pandemia hizo que se parara todo por unos meses pero esperamos retomar en breve. Tuvimos que reescribir varias escenas para adaptarlas a los nuevos protocolos de filmación.

|Catedrales, de Claudia Piñeiro, es una de las últimas novedades de Librería Española.

Su participación en la FIL

Piñeiro participará mañana sábado a las 19:00 en un coloquio sobre su trayectoria y obra, conducido por la crítica literaria Cecilia Velasco. Las conferencias magistrales son por Zoom, accediendo gratuitamente al sitio www.libroguayaquil.com y registrándose a cada una de ellas. El aforo por sala es limitado.

Sus recomendaciones literarias

Piñerio menciona a algunas escritoras argentinas dentro de sus sugerencias literarias: Selva Almada y su último libro, No es un río; Gabriela Cabezón Cámara y su obra Las aventuras de la China Iron. Además agrega a autoras como: Mariana Enríquez, Ariana Harwicz, Samanta Schweblin. “Me quedaría un largo rato completando esta lista”. dice. (I)

Fuente: EL UNIVERSO https://www.eluniverso.com/entretenimiento/2020/09/24/nota/7989790/claudia-pineiro-catedral-feria-internacional-libro-2020

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: