Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

‘La región necesitará cooperación internacional para bajar su deuda’

4

La crisis por la pandemia le saldrá cara a Latinoamérica. En la presentación del informe de perspectivas económicas de la Ocde se volvieron a mostrar algunas las cifras que certifican que será la región más afectada: la caída del PIB será de 9,1%, lo que hará retroceder el indicador al nivel de 2009. Eso llevará a la destrucción de 2,7 millones de empresas, 8,5 millones de empleos y un alza de 6,9 puntos porcentuales en la pobreza.

(Lea: Latinoamérica retrocedería a niveles de 2009)

Esto, más allá de tratar de recuperarse estos números, supone retos que América Latina tendrá que enfrentar, y entre ellos, según Mario Pezzini, director del Centro de Desarrollo de la Ocde, estará la deuda, el cual los países no podrían reducir por sí mismos.

(Lea: Recesión económica mundial en 2020 sería menos dura de lo previsto)
“Con un panorama en el que la deuda de América Latina va a seguir creciendo, y tiene un bajo nivel de recaudación, 23% frente al 34% de la Ocde, con el que se puede hacer poca política pública, va a necesitar de cooperación internacional para reducir el endeudamiento, ya sea logrando que le perdonen una parte, refinanciando o con otros acuerdos”.

Pezzini, eso sí, apunta que no será fácil, pues los acreedores no solo son países, sino también el sector privado. Y dice que seguramente estos acuerdos estén condicionados a que los recursos se usen de una determinada manera, para la recuperación e inversiones productivas, o incluso que se involucre a la población en los planes de desarrollo.

“Los países ricos van a entender que de la crisis salimos todos, o no sale nadie, y verán la necesidad de que si no le perdonan parte de su deuda a Latinoamérica, ellos mismos no podrán impulsar su crecimiento”.

De igual forma, el otro reto de la región es que, según Pezzini, el descontento social va a volver a manifestarse. “Las expectativas que se generaron en la década de 2010 no fueron satisfechas, y la población ve que a pesar de los avances, no se ha logrado lo suficiente: en Colombia tenemos un 46% sin protección social y 61% de informales. Cuando el peligro inminente de la pandemia baje, la tensión social va a ser un problema serio”.

Y aunque la pandemia será un detonante, el problema estaba ahí. Como apunta Pezzini, “la situación antes no era buena, y si comparamos el crecimiento promedio de América Latina desde el año 2000, cercano al 2%,es menor al 7,8% de Asia, o del 4,4% de África. Y a esto se le suman las trampas al desarrollo como la informalidad, la baja productividad e industrialización, o la crisis institucional”.

OPORTUNIDAD DIGITAL

Ante el panorama, el ‘outlook’ de la Ocde apunta a la digitalización como la oportunidad en la recuperación, para impulsar el desarrollo de la región y solucionar problemas estructurales.

No obstante, las brechas aquí también son importantes. “La transformación digital puede ser una muy buena oportunidad, pero no para todos, pues se deben cerrar brechas. Aquí el 68% de la población usa internet, por el 84% de la Ocde, y ese uso se concentra en un 75% en el quintil más alto y 37% en el bajo. Esa brecha es enorme y muestra que la desigualdad de la región también en el acceso a la tecnología”.

Además, el experto apunta que se necesita una gran alfabetización digital de empresas y trabajadores, más intervención tecnológica en la educación, y que se desarrollen políticas industriales que ofrezcan servicios directos más que subvenciones a las compañías.

Según el reporte, Colombia está por debajo del promedio en el acceso tecnológico, y tiene brechas territoriales, con un 70% en urbes y 40% en zonas rurales.

Por último, Pezzini hace un llamado a que tras la 2° Guerra Mundial, se esperaba que Latinoamérica fuera la región con mayor crecimiento en vez de Asia, y ocurrió justo al revés, por lo que la región perdió su oportunidad de ser más influyente en el mundo. Otras regiones, como Asia o Árica tienen planes de integración y comercio, pero en América Latina no se ve ese esfuerzo, yun gran error, pues en la tensión actual, va a ser clave mirar hacia el interior de la región”.

Fuente: Portafolio

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: