Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Casos de bebés intercambiados al nacer que sorprendieron al país

5

En los últimos años se han conocido historias insólitas sobre confusiones que tienen consecuencias dolorosas y, en ocasiones, irreversibles.

Hay bebés que crecen en familias a las cuales no pertenecen. Construyen una vida y se forman en un hogar que, por lo menos en un sentido biológico, no es el suyo. Labran su vida, su suerte y su destino bajo el manto de una equivocación. 

(Además: ¿Qué significa Jedediah, el nombre del hijo de Falcao?).

Se encuentran extraviados y, con el paso de los años, los familiares se dan cuenta del error. ¿Quedarse en el hogar pese a no pertenecer del todo? ¿O tratar de ’empezar de cero’ con la familia de sangre?Estos fuertes dilemas se han presentado en las siguientes historias. 

Intercambio en Barranquilla

El pasado 17 de septiembre, se conoció la historia de una familia que se enteró de que una niña, a quien han criado como a su hija, no es en realidad su descendiente biológica, pues fue intercambiada en el Hospital Niño Jesús, de Barranquilla, en el momento de su nacimiento.

Para entender lo sucedido hay que remontarse hasta el 2016, cuando ocurrió el cambio: al parecer, una de las enfermeras que asistió los dos partos se confundió. 

(También le puede interesar: Después de 4 años, padres se enteran de que les cambiaron a sus bebés).

Hospital Niño Jesús en Barranquilla

En el Hospital Niño Jesús, de Barranquilla, sucedió el caso de intercambio de bebés que impactó a los barranquilleros esta semana.

Foto:

EL TIEMPO. Guillermo González

De acuerdo con las versiones que se han dado a conocer, el intercambio de bebés se descubrió luego de que uno de los padres notara que los rasgos físicos de la niña que estaba criando no coincidían ni con los suyos ni con los de la madre.

Acto seguido, el hombre le reclamó a su esposa por una supuesta infidelidad, lo que desató una crisis en el matrimonio.

Para despejar dudas, ambos se hicieron una prueba de ADN y confirmaron que la niña que habían criado no era biológicamente suya.

De inmediato, la pareja inició la investigación y, mediante derechos de petición al Hospital, logró conocer la información sobre todos los nacimientos que se registraron en el centro asistencial el mismo día que ellos. Descubrieron que nacieron cuatro bebés, dos niños y dos niñas.

A partir de esa información, y con el apoyo de un investigador, lograron ubicar por Facebook a la madre de la otra niña, quien reside en un municipio del departamento del Cesar.

(Lea: Capturan una mujer que raptó a un bebé en el Hospital Niño Jesús).

Luego de varios correos, en los que le insistían a la mujer que la niña que tenía no era de ella, la otra madre accedió a hablar. 

En una entrevista al diario local ‘El Heraldo’, confesó que su esposo la había dejado pensando que ella lo había engañado, pues la niña que estaban criando tampoco se parecía a ellos.

La mujer contó que enterarse de que la bebé no es su hija biológica “fue un golpe muy duro”, ya que ama a la niña.

Fue muy duro, hasta el punto que intenté quitarme la vida. Estuve hospitalizada, casi me vuelvo loca. Yo miraba a la niña y la abrazaba. No lo podía creer

(También puede leer: Acuerdo de Punto Final para salud, a paso lento).

En estos momentos, el Hospital prepara una respuesta para aclarar qué fue lo que pasó. Las familias estarían pensando en poner una demanda millonaria.

Caso del Centro Policlínico del Olaya

Tres madres (dos eran menores de 17 años) que dieron a luz a tres niñas entre las 5 de la mañana y las 3 de la tarde del 9 de julio del 2012 resultaron con las bebés cambiadas. El hecho se registró en el Centro Policlínico del Olaya, en el sur de Bogotá.

Centro Policlínico del Olaya

En el año 2012, en el Centro Policlínico del Olaya también hubo un intercambio de bebes, pero los padres se percataron del hecho con rapidez. 

Foto:

Google Maps

El triple ‘cambiazo’ de las recién nacidas ocurrió después de que las madres hicieron el reconocimiento de sus hijas y las entregaran a las enfermeras para que les practicaran exámenes de rutina, aseguró, en ese momento, Luz Dary Bernal, tía de una de las mamás afectadas.

Las jóvenes se dieron cuenta de lo que sucedía cuando les regresaron a las niñas: notaron que no estaban vestidas con la ropa que les habían puesto y, en las manillas de identificación, los nombres no correspondían.

(También puede leer: Hecho histórico: se empezó a aplicar la ley de residentes).

Al elevar la queja por lo sucedido, el Policlínico practicó pruebas de ADN y pudo entregarle a cada madre su hija biológica.

(Además: ‘Se hacen esfuerzos por el hospital San Juan de Dios’).

Caso del Hospital San José

En enero del 2015, el intercambio de bebés ocurrió en Hospital San José, de Bogotá y las afectadas fueron dos familias.

Hospital San José de Bogotá

El Hospital San José, de Bogotá, tuvo un caso de ‘cambiazo’ de bebés en el año 2015, pero, afortunadamente, las madres se dieron cuenta gracias a las manillas de identificación.

Foto:

Abel Cárdenas. Archivo EL TIEMPO

Al igual que el caso del Policlínico del Olaya, en este las madres se dieron cuenta de lo ocurrido por la manilla de identificación. Sin embargo, duraron 5 días esperando una respuesta por parte del Hospital. 

Al final, una prueba de ADN permitió que cada bebé encontrara a su familia biológica.

(También le puede interesar: Prometen millonaria suma para pago de personal sanitario en Valledupar).

Caso del Hospital de Chiquinquirá

De acuerdo con el programa ‘Séptimo día’, el 26 de mayo de 1991, Sonia Cortés tuvo una hija en el Hospital San Salvador de Chiquinquirá (Boyacá).

Cuando su hija cumplió 18 años, el esposo de Sonia concluyó que la joven no se parecía en nada a él y pidió una prueba de ADN.

El resultado demostró que la adolescente no era hija biológica de la pareja. 

Mapa Hospital Regional de Chiquinquirá

Hasta el año 2011 y después de una larga investigación, dos familias de Chiquinquirá comprobaron que las niñas que habían criado no eran sus hijas biológicas y habían sido intercambiadas al nacer.

Foto:

Google Maps

​Investigando lo que había sucedido el 26 mayo del 91 encontraron ayuda en un trabajador del hospital, quien les dio la información sobre una familia campesina, de la vereda San Miguel, cercana a Chiquinquirá, que había tenido a su hija el mismo día en el mismo lugar.

Una vez los contactaron, les contaron lo sucedido y les pidieron que se practicaran la prueba de ADN

(Puede leer también: El hospital San Isidro de Manizales se resiste a cerrar).

Hasta el 2011 pudieron hacerlo, pero terminaron comprobando que las jóvenes a quienes habían criado no eran sus hijas biológicas. 

El caso llegó hasta la Gobernación de Boyacá, que declaró que hubo un error en el Hospital San Salvador y ambas familias fueron reparadas.

(Además puede leer: Los hallazgos por los que intervinieron el hospital público de Quibdó).

Caso del Hospital Materno Infantil

El caso de Jorge Enrique y Carlos Alberto Bernal Castro y de Wilber y William Cañas Velasco fue conocido en 2015, pocos meses después de que los cuatro jóvenes descubrieran, por una casualidad, que dos de ellos habían sido intercambiados al nacer por un error en el Hospital Materno Infantil, de Bogotá.

¿Cómo así? Sencillo: el 21 diciembre del 1988, Jorge Enrique y William nacieron en el centro de salud mencionado. El día 22, Carlos Alberto y Wilber llegaron a la vida, pero en Santander.

Ambas parejas fueron sietemesinas y una complicación de salud hizo que Carlos Alberto y Wilber fueran trasladados al Hospital Materno Infantil de Bogotá, donde todo comenzó.

(Lea también: Con trapo rojo, clínicas del Llano lanzan SOS por crisis financiera).

Hospital materno infantil Bogotá

En el año 1988, en el Hospital Materno Infantil, de Bogotá, fueron separadas dos parejas de gemelos.

Foto:

Google Maps

Aún sin saber bien el porqué, las parejas de gemelos fueron separadas: a Jorge Enrique lo unieron con Carlos Alberto y a William con Wilber, y cada ‘nueva’ pareja vivió 25 años con el convencimiento de que eran mellizos y que las diferencias físicas entre ambos eran normales.

Los dos primeros lograron ir a la universidad y vivir en la ciudad (Jorge trabajaba como dibujante en una compañía y estudiaba ingeniería y su hermano Carlos se preparaba para ser contador.), mientras que los otros dos apenas terminaron la primaria (William había migrado a Bogotá en busca de oportunidades y trabajaba en una carnicería y su hermano Wílber le había seguido los pasos y era empleado de un supermercado).

El descubrimiento se hizo luego de que un amigo de Jorge le comentara sobre el carnicero de su barrio, a quien se parecía mucho.

Este caso se dio a conocer en ‘Séptimo día’ y se volvió conocido a nivel internacional. Los jóvenes incluso participaron en una investigación que buscaba explicar cómo el entorno y la nutrición afectan el desarrollo de individuos genéticamente iguales.

‘Hermanos accidentales: la historia de gemelos intercambiados al nacer y el poder de la naturaleza y la nutrición’ fue el libro que se escribió sobre el estudio de su caso. Las autoras fueron la psicóloga Yesika Montoya y la especialista en gemelos Nancy L. Segal.

(También puede leer: Aprendices de Sena crean cabina de intubación para hospital del Valle).

Tendencias EL TIEMPO

Fuente: ElTiempo https://www.eltiempo.com/cultura/gente/casos-impactantes-de-intercambio-de-bebes-en-colombia-538600

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: