Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Los casos de COVID-19 siguen a la baja, autoridades contemplan plan de reapertura

5

Las tendencias a la baja en los casos de coronavirus y las tasas de positividad de las pruebas podrían permitir que el condado de Los Ángeles se mueva al siguiente nivel de la matriz de reapertura económica del estado en algún momento de octubre, dijo el miércoles la directora de salud pública, pero los números pendientes del Día del Trabajo podrían potencialmente frustrar ese movimiento.

El condado se encuentra en el nivel más restrictivo, o “púrpura,” de la hoja de ruta de seguimiento de virus de cuatro niveles del estado. El condado ya tiene una tasa de positividad de pruebas promedio de siete días lo suficientemente baja, alrededor del 3.2%, como para pasar a un nivel menos restrictivo, pero el número promedio de nuevos casos sigue siendo demasiado alto, con un promedio actual de 8.1 casos por cada 100,000 residentes. El umbral estatal para avanzar al nivel “rojo” es de siete casos por 100,000.

Pero la directora de salud pública, Barbara Ferrer, dijo que los números en todas las categorías han tenido una tendencia a la baja durante las últimas seis semanas, luego de un aumento observado después del fin de semana festivo del 4 de julio.

“Si no vemos un aumento en los casos y las hospitalizaciones asociadas con las actividades durante el Día del Trabajo y continuamos reduciendo nuestra tasa de transmisión comunitaria durante las próximas semanas, podríamos ingresar al nivel 2, que es un nivel menos restrictivo, en algún momento de octubre ”, Dijo Ferrer.

Los funcionarios de salud han dicho en repetidas ocasiones que no considerarán más reaperturas comerciales en el condado hasta al menos finales de septiembre, después de determinar si los casos de virus y las hospitalizaciones aumentan después del fin de semana festivo del Día del Trabajo, como lo hicieron después del Día de los Caídos y el 4 de julio.

Si el condado obtiene su número promedio de casos nuevos por debajo de siete por cada 100,000 residentes y mantiene ese nivel durante dos semanas, el condado podrá pasar al nivel “rojo” del estado. Eso permitiría reabrir más negocios, incluidos potencialmente cines y gimnasios, así como campus escolares para el aprendizaje en persona.

Ferrer dijo que el condado ahora está experimentando su tasa promedio más baja de positividad en las pruebas de la pandemia.

“La semana pasada, vimos la tasa de positividad más baja hasta la fecha, alrededor del 3.4%”, dijo. “Esto significa que casi el 97% de las pruebas que las personas realizaron para COVID-19 terminaron siendo negativas. Hace apenas un mes, a mediados de agosto, esta tasa rondaba el 5%. Así que estamos felices de ver el progreso que hemos logrado y esperamos que este número continúe disminuyendo.”

Sin embargo, advirtió nuevamente que el impacto del fin de semana festivo del Día del Trabajo aún no se ha confirmado en los números de casos, ya que el virus tiene un período de incubación de 14 días. También dijo que las próximas vacaciones de otoño e invierno, incluido el inicio de Rosh Hashaná este fin de semana, podrían provocar contratiempos si las personas se relajan con el distanciamiento social y otras medidas preventivas.

“Los meses de otoño e invierno están llenos de momentos especiales que todos esperamos,” dijo. “Hay muchas festividades seculares y religiosas que generalmente celebramos pasando tiempo con nuestros amigos y familiares. Y la pandemia ha sido difícil y frustrante de muchas maneras, incluido el establecimiento de límites sobre cómo podemos celebrar de manera segura. Los animo a todos a pensar ahora en cómo podríamos querer modificar nuestros planes para poder compartir la alegría de las fiestas mientras reducimos el riesgo de transmitir un virus peligroso y, a veces, mortal.”

Ella y la directora de servicios de salud del condado, la Dra. Christina Ghaly, instaron a las personas a vacunarse contra la gripe, señalando que a medida que llega la temporada de gripe, las personas que contraen tanto la influenza como el COVID-19 pueden ser susceptibles a enfermedades graves.

El condado informó el miércoles 31 muertes relacionadas con el coronavirus, aunque una de esas muertes fue anunciada el martes por funcionarios de salud en Long Beach. El número total de muertes en el condado era de 6,303 hasta el miércoles.

El condado también anunció 1,148 nuevos casos confirmados, elevando el total acumulado desde el inicio de la pandemia a 256,148.

Hubo 804 personas hospitalizadas debido al COVID-19 en el condado, un ligero aumento desde el martes. Ghaly señaló que la fuerte tendencia a la baja observada en las hospitalizaciones durante el último mes parece haberse desacelerado o estabilizado. Pero el número de hospitalizaciones hasta el momento se mantuvo en niveles dramáticamente más bajos que hace un mes.

Ghaly dijo que las cifras generales de pruebas durante la semana pasada disminuyeron, gracias en parte a los cierres de algunos centros de pruebas debido a la mala calidad del aire causada por los incendios forestales de la región. Dijo que algunos sitios de pruebas tienen dos tercios de sus horarios disponibles, por lo que alentó a cualquier persona con síntomas del coronavirus o que crea que puede haber estado expuesta a hacerse la prueba.

Fuente: Noticiero Telemundo 52 https://www.telemundo52.com/noticias/local/los-casos-de-covid-19-siguen-a-la-baja-autoridades-contemplan-plan-de-reapertura/2116421/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: