Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

¿Listo para el Gran Despertar? Así entré en QAnon, la secta salvaje que aterroriza a EEUU

4

13/09/2020 05:00Actualizado: 13/09/2020 10:47

Un conejo, una equis roja y un despertador. Sigue a Q por la madriguera del conejo hasta un mundo imaginado colectivamente, tan inmenso que asegura explicar el pasado, el presente y el futuro. Penetra en QAnon.

Registros del linaje de famosos guardados con celo, artículos de noticias reunidos meticulosamente y un diccionario repleto de referencias extraídas de películas ‘hollywoodienses’ de ciencia ficción. Aquí es donde nacen los nuevos relatos cada día y donde toman forma todas las teorías clásicas de la conspiración: que el 11-S y el 7-J fueron ataques realizados desde dentro; que las muertes de Diana, Kennedy y Osama Bin Laden fueron fingidas, simuladas o mentira, o que científicos y medios guardan silencio sobre el origen del VIH y la existencia de extraterrestres.

Me veo rodeada por decenas de miles de adeptos a QAnon que creen que Trump trabaja en secreto para desenmascarar una red de pedofilia que involucra a famosos y élites políticas que han dirigido el país de forma encubierta durante décadas. Me aseguran que Robert Mueller, fiscal especial del Departamento de Justicia, no está investigando a Trump en realidad, sino que trabaja junto con él, las Fuerzas Armadas y la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) para desenmascarar una conspiración masiva del Estado profundo. El “gran despertar” se percibe como una especie de periodo de iluminación anterior al momento en que Trump desencadene finalmente la “tormenta” para encerrar en Guantánamo a todos los políticos delincuentes, entre los que se encuentran Barack Obama, Hillary Clinton y su director de campaña, John Podesta.

'La vida secreta de los extremistas'.'La vida secreta de los extremistas'.
‘La vida secreta de los extremistas’.

Las teorías de la conspiración son un fenómeno que ha existido a lo largo de la historia y que cumple diferentes funciones. Las personas siempre han querido entender el origen de su mala suerte, afianzar su seguridad y mejorar su imagen. Sin embargo, los científicos han llegado a la conclusión de que las teorías de la conspiración nacen con más frecuencia en momentos de crisis social que en momentos de paz y prosperidad. En el año 64 a. C., un gran fuego destruyó la ciudad de Roma y dejó a cientos de miles de sus habitantes sin hogar. El rumor de que el mismo emperador Nerón había incendiado la ciudad se extendió más rápido que las llamas. Nerón, a su vez, acusó a los cristianos de conspirar contra Roma porque odiaban a la humanidad y querían que acabara el mundo.

En Europa, las teorías de la conspiración se han vuelto muy populares desde la crisis de los refugiados de 2015. En 2018, el mayor estudio realizado por varios países sobre teorías de la conspiración concluía que un tercio de la población británica, alemana y francesa cree que sus legisladores “ocultan la verdad” sobre la inmigración. En Hungría, donde el primer ministro, Viktor Orbán, ha sido acusado de alimentar las teorías de la conspiración acerca del multimillonario y filántropo judío George Soros y el ‘establishment global’, la cifra se aproximaba a la mitad de la población. El 60% de los británicos creen en, al menos, una teoría de la conspiración.

Internet no solo contribuye a la rápida expansión de historias y engaños, sino que alimenta también la cultura de las teorías conspirativas

Los estudios muestran que internet no solo contribuye a la rápida expansión de historias y engaños, sino que alimenta también la lógica y la cultura de las teorías conspirativas. En primer lugar, democratiza el conocimiento, de manera que les da poder a los ciudadanos digitales para llevar a cabo sus propias indagaciones e investigaciones con inteligencia de fuentes abiertas, aun cuando carezcan de conocimientos en técnicas de comprobación de fuentes. En segundo lugar, la sobrecarga de información ‘online’ estimula los filtros cognitivos y procesos de reconocimiento de patrones que distorsionan la realidad. A la mente humana le gusta encontrar patrones en el caos y completar huecos de información en historias e imágenes incompletas, incluso cuando el resultado no tiene ninguna lógica.

Las ilusiones ópticas son un buen ejemplo de ello. Los humanos tienden a realizar conexiones arbitrarias entre cosas que no guardan relación. Los científicos tienen incluso una palabra para ello: apofenia. El término fue acuñado originalmente por el neurólogo y psiquiatra alemán Klaus Conrad, que se unió al NSDAP nazi en 1940. Mientras que la apofenia puede ser una fuerza motriz para la creatividad en el arte o la poesía, permite también cultivar teorías de la conspiración y ludopatías. En tercer lugar, internet proporciona una salida a la creación colaborativa de ficción, por lo que incentiva las explicaciones alternativas a observaciones del mundo real, desde las dinámicas políticas a los fenómenos naturales.

Sigue al conejo blanco

¿Preparada para el ‘gran despertar’?”, me pregunta un ‘anon’ (de “anónimo”, como se denominan a sí mismos los partidarios de QAnon). Para él, los atentados terroristas son operaciones de falsa bandera, los accidentes de avión son planeados y las enfermedades han sido diseñadas para matar. “Luego, sigue al conejo blanco.” Un meme del chat muestra a Alicia en el país de las maravillas tomando la pastilla roja: una mezcla de Lewis Carroll con la película ‘The Matrix’ de los hermanos Wachowski.

'Meme' de QAnon .'Meme' de QAnon .
‘Meme’ de QAnon .

Al igual que los periodistas de investigación y los agentes de inteligencia, los ‘anon’ recopilan supuestas evidencias día y noche. Sus fuentes de información e inspiración son poemas crípticos compartidos por Q, y se denominan “migas de pan”. Q, que afirma ser un agente de la inteligencia militar estadounidense con acceso a información clasificada sobre los planes del Estado profundo, atrae a una extraña mezcla de activistas de ultraderecha, evangelistas que apoyan a Trump, negacionistas del cambio climático y adolescentes aburridos. Se autodefinen como “panaderos” que coleccionan las migas de pan de Q para preparar la masa, una síntesis de información (errónea). “Estamos aquí para hallar la verdad”, anuncia uno de ellos.

LA CRUDA VERDAD:

• LOS ORGANISMOS MODIFICADOS GENÉTICAMENTE EN LA COMIDA TE ESTÁN MATANDO

• TE ESTÁN ENVENENANDO EL AGUA

• LAS VACUNAS TIENEN RELLENOS TÓXICOS

• LOS BANQUEROS ORQUESTAN GUERRAS

• LOS MEDIOS TE LAVAN EL CEREBRO

• EL GOBIERNO ES UNA CORPORACIÓN

• LA PEDOFILIA DE LOS POLÍTICOS ES REAL

• NOS ESPÍAN A TODOS

• EL GOBIERNO ESTÁ DESTRUYENDO EL PLANETA

• TE MANTIENEN ENFERMO PARA BENEFICIARSE CONTIGO

• FINANCIAN A LOS DOS BANDOS DE LA GUERRA

• DIVIDIERON LAS TIERRAS Y CREARON CONFLICTOS

• LAS ORGANIZACIONES TERRORISTAS SON GRUPOS ELITISTAS

• CREAN ATENTADOS TERRORISTAS FALSOS

• EL ÚNICO TERRORISMO VIENE DE LA ÉLITE QUE LA MAYORÍA DE LA GENTE IGNORA

Desde que Q empezó a publicar en octubre de 2017, resolver enigmas se ha apoderado de las vidas de muchos ‘anon’ comprometidos, que a veces les dedican todo su tiempo libre. “¿Sabemos cuándo llegará la tormenta?“, le pregunto a un usuario hiperactivo llamado Andrew.

La tormenta ya está sobre nosotros. Los chalecos amarillos nos representan a ‘nosotros, el pueblo con una conciencia global mayor'”, contesta casi inmediatamente en diciembre de 2018. El movimiento de protesta populista de los chalecos amarillos (o ‘gilets jaunes’) había surgido en Francia dos meses antes como una coalición de ciudadanos de ideología diversa que reaccionaba contra el anuncio del presidente Emmanuel Macron de aumentar los impuestos de los carburantes.

Una mujer lleva una camiseta de QAnon en un reciente mitin de Trump en Georgia, EEUU. (Reuters)Una mujer lleva una camiseta de QAnon en un reciente mitin de Trump en Georgia, EEUU. (Reuters)
Una mujer lleva una camiseta de QAnon en un reciente mitin de Trump en Georgia, EEUU. (Reuters)

Las fantasías apocalípticas pueden ser atractivas, ya que tienden un puente entre los relatos de ficción y la vida real. Como mostraba el historiador británico Norman Cohn en su famoso libro ‘En pos del milenio’, las expectativas que tenían los ‘milenaristas’ de que se produjera una profunda transformación social iban a menudo acompañadas de intranquilidad social en la Edad Media. El término “apocalipsis” proviene del griego ‘apokálypsis’, que significa “descubrir, desvelar, revelación”. No obstante, no se puede negar que la revelación que predecían se ha retrasado varias veces hasta ahora. “LOL. 5.453 hilos y ni rastro de la tormenta”, podía leerse en un comentario sarcástico en el foro de imágenes de 8chan, que utilizan con profusión los partidarios de la ultraderecha y las teorías de la conspiración. “Todo el país se ríe de vosotros, fracasados de Q.”

A medida que la revelación predicha se sigue posponiendo una y otra vez, el choque entre imaginación y realidad puede dar lugar a una disonancia cognitiva, una sensación de inquietud mental. El estímulo para reinterpretar hechos y reformular experiencias tiende a crecer a medida que se invierte más tiempo y dinero en el apocalipsis fallido. Tómense como ejemplo a los ‘preparacionistas’ del día del juicio final que se gastan 6.000 dólares en 166 latas de comida liofilizada y deshidratada, el equivalente a cincuenta mil raciones, con el fin de sobrevivir al “inevitable apocalipsis zombi” que telepredicadores como Jim Bakker, presentador del programa estadounidense Survival Food, predicen y posponen una semana tras otra. En comparación con estos kits para el apocalipsis zombi, las cajas de emergencia de quince kilos de pollo ‘tikka’ y de guiso de ternera y patatas para afrontar el Brexit parecen bastante razonables.

Donde va uno, vamos todos

Las teorías de la conspiración, por muy absurdas y contrarias a los hechos que sean, pueden inspirar peligrosas acciones en el mundo real. Matthew P. Right, un vecino de Nevada de treinta años de edad que bloqueó una autopista cerca de la presa Hoover con un vehículo blindado en junio de 2018, había hecho suyo el lema de QAnon: “Donde va uno, vamos todos”. Dos años antes, Edgar Welsh, bombero y padre de Carolina del Sur que creía firmemente en el ‘Pizzagate’ —una teoría conspirativa predecesora de QAnon que afirmaba que los demócratas dirigían una red de abuso infantil masiva desde Comet Ping Pong, una pizzería en Washington D. C. que servía de supuesta sede—, abrió fuego en el establecimiento para liberar a los niños inexistentes. En enero de 2019, un partidario de QAnon mató a su hermano con una espada porque creía que era un lagarto.

Las teorías de la conspiración, por muy absurdas y contrarias a los hechos que sean, pueden inspirar peligrosas acciones en el mundo real

“Desde el punto de vista militar, necesitamos un plan y sacar el mal a la luz“, escribe Max a finales de 2018. “Podemos yo y mis colegas asaltar el MI6 e ir a las ‘ofis’ de Londres, ‘pls’?”, comenta otro ‘anon’. Max afirma que tuvo acceso a información altamente secreta durante la guerra de Vietnam. Está convencido de que “las élites” usan técnicas de reconocimiento facial y de voz con todos nosotros para clasificar y monitorizar a todo el mundo. “Espero que no sea más que una paranoia mía —dice—. No creo que el mal sea tan fácil de derrotar ni que sea idiota, a menos que el cociente intelectual de Satanás haya menguado mucho en los últimos dos mil años”.

El lema de Q, “expande tu pensamiento”, y sus enigmáticas instrucciones para realizar investigaciones ayudan a mantener con vida las creencias apocalípticas que desafían la realidad. Esta es una muestra aleatoria de las migas de pan de Q:

22 de noviembre de 2017 16:52:24

¿3 caras de qué forma?

Expande tu pensamiento.

Vuelve a leer las migas.

Q

23 de noviembre de 2017 22:21:46

Qué noticia ha salido.

¿Contratistas estadounidenses dónde?

Colgados de los pies.

Vuelve a leer depósitos.

¿Por qué es relevante?

Noticias desbloquean mapa.

Expande tu pensamiento.

Q

24 de noviembre de 2017 01:14:46

Quién sabe dónde están enterrados los cuerpos.

El mapa lo tienes delante.

Vuelve a leer.

Expande tu pensamiento.

Propósito del tiempo que pasas aquí.

Q

Las teorías de la conspiración tienen a menudo un origen oscuro: algunas incluso comienzan como un chiste o una broma. El Libro de Q, una colección inicial de mensajes de Q, sugería que QAnon podría ser “el LARP (juego de rol en vivo, es decir, una broma) más largo” de la historia de 4chan. Tanto algunos medios informativos como Wikileaks han especulado asimismo con la idea de que QAnon comenzara como un engaño que se fue de las manos. BuzzFeed llegó a publicar un artículo con el siguiente titular: “Es muy probable que QAnon sea una broma de la izquierda a los partidarios de Trump“. Anonymous le echa la culpa a 0hour1, un trol que fue excluido del colectivo de ‘hackers’.

Un manifestante viste una camiseta con la Q de QAnon en una concentración republicana en Boston. (Reuters)Un manifestante viste una camiseta con la Q de QAnon en una concentración republicana en Boston. (Reuters)
Un manifestante viste una camiseta con la Q de QAnon en una concentración republicana en Boston. (Reuters)

Hay algunos indicios. A mediados de los noventa, un grupo de revolucionarios cibernéticos libertarios de izquierdas y de artistas underground de Bolonia montaron el denominado Proyecto Luther Blissett, que recibía su nombre del famoso delantero que jugó en la selección inglesa de fútbol en los ochenta. Desde entonces, miles de artistas en toda Europa y Estados Unidos han adoptado el nombre de Luther Blissett para escenificar bromas mediáticas o acciones de sabotaje cultural. QAnon hace algunas referencias a la trama y el lenguaje de la novela Q, que se publicó con el seudónimo de Luther Blissett en 1999.

¿Cómo puedo ayudar?

Me uno a los grupos de trabajo ‘Clima como arma’, ‘Sustracción de órganos’ y ‘Pedogate’ en Discord. “¿Hay algo que no tenga relación con Clinton?”, pregunta un miembro. Las investigaciones se llevan a cabo en varios idiomas y abarcan diferentes geografías: desde Reino Unido, Suecia y Macedonia a Estados Unidos, Rusia y México.

“¿Cómo puedo ayudar?”, le pregunto a uno de los moderadores.

“Me gustaría que hicieras informes para subirlos a este servidor y poder consultar más información que vaya llegando, sobre todo relacionada con Q, así como eventos actuales y que cuenten la verdad pura y dura, incluso aquella que el ‘statu quo’ no acepta. ¿Hay algún área específica que consideres tu fuerte?”, responde Max, que también es miembro de QEurope, QNN (una abreviación de QAnon), Operation Name and Shame, Meme Warfare y The Freedom Fighters, entre otros. “Las personas como tú son útiles a la hora de difundir información. Puedes unirte aquí a mi servidor.” Sigo a Max hasta el QOffice. Me explica que el ‘bot’ del canal de noticias ya proporciona información de cinco fuentes, entre las que se incluyen Naturalnews, Southfront, No Agenda, Zerohedge y SGT Report.

“¿Cuánto tiempo debo dedicarle a esto?”, pregunto.

“No hay requisitos para los roles. Tienes tus habilidades, así que puedes usarlas. Yo soy más bien un archivador.”

El sistema de archivo de QAnon es impresionante y más ordenado que algunos departamentos burocráticos gubernamentales

He de admitir que el sistema de archivo de QAnon es impresionante. Es probable que sus partidarios sean incluso más ordenados que algunos departamentos burocráticos gubernamentales. Me desplazo por un archivo tras otro de noticias falsas, gráficas disparatadas y alegaciones absurdas, todas con número de serie y categorizadas en diferentes secciones. La mayoría de los canales están conectados con otros más especializados: uno solo para noticias publicadas en YouTube, otro para cuentas seleccionadas de Twitter, un tercero de recursos para la guerra de ‘memes’… Y en medio de esta colección de datos y listas interminables de abreviaturas cuentan incluso con un ‘bot’ de ritmo que publica sugerencias musicales: Elvis Presley, Pink Floyd y Bob Dylan están entre sus favoritos.

Veo la equis roja dondequiera que mire, lo cual significa: “Nos están censurando”. El símbolo fue aprobado originalmente por el comité de supervisión de ’emojis’ de Unicode 6.0 (efectivamente, hay un comité de supervisión de ’emojis’) para indicar negación o advertencia, pero ha sido adoptado por la Alt-Right para denunciar las campañas contra el discurso de odio en las redes lanzadas por Facebook, Twitter y Google, entre otras compañías. En el mundo de QAnon, los gigantes tecnológicos forman parte de la conspiración masiva.

Asistentes a un mitin de Trump celebrado en Pensilvania este verano. (Reuters)Asistentes a un mitin de Trump celebrado en Pensilvania este verano. (Reuters)
Asistentes a un mitin de Trump celebrado en Pensilvania este verano. (Reuters)

Es fácil advertir el entusiasmo en los grupos de QAnon. Joe es un hombre en la cincuentena que afirma estar “muy despierto” desde que era adolescente. “Os amo a todos y no estoy seguro de dónde encajo en todo esto, pero me estoy preparando”, escribe. Dice llevar todo este tiempo investigando. “Sentí que tenía que unirme porque me hacía muy feliz encontrar por fin a gente con la que poder hablar, porque de verdad que nadie a mi alrededor, ni en el trabajo ni en casa, quería despertar“.

En la categoría “Linajes”, los ‘anon’ investigan los ancestros de cualquier persona de la que sospechan: la familia Li china, los Rockefeller, los Kennedy, los Clinton, las familias Disney y McDonald o la familia real. “La reina británica desciende del profeta Mahoma —afirma un ‘anon’—. Su linaje se remonta a cuarenta y tres generaciones.” Creen que tres familias controlan el mundo como la camarilla global del Nuevo Orden Mundial: la Casa de Saud, los Rothschild y los Soros, que han acumulado riquezas durante generaciones y controlan prácticamente cualquier Gobierno poderoso e institución púbica y privada que podamos imaginar.

Creen que tres familias controlan el mundo como la camarilla global del Nuevo Orden Mundial: la Casa de Saud, los Rothschild y los Soros

“Un subconsciente sano es la única defensa real contra sus engaños —razona Joe—. Estamos sometidos a SU control. […] Distorsionan el lenguaje, la perspectiva y la Verdad […], cegándonos en lo que respecta a nuestra herencia. No nos permiten ni siquiera imaginarnos que somos capaces de un rendimiento físico e intelectual asombroso”.

Los ‘anon’ creen que hay seis compañías que controlan todo el espacio informativo: GE, News Corp, Disney, Viacom, Time Warner y CBS. “Dejad de consumir veneno. Las mentiras y las distorsiones de los medios empañan la realidad. Los químicos en la comida y el agua envenenan el cuerpo y la mente”, advierte Joe.

¿Qué es mejor para nosotros? ¿Causarles problemas? ¿O gastar nuestros vales de esclavos en las herramientas que necesitamos para sobrevivir y en buena comida saludable para nuestras familias y nosotros mismos? […] Muchos son capaces. ¿Cuántos lo harán? REVELAOS. Sed los Héroes de vuestra propia historia. Hasta la próxima. ¿Qué hay en un nombre, queridos ‘anon’? Haceos valer. Patriotas.

Joe sugiere empezar el día a las cuatro de la madrugada, hora del este, que es cuando comienzan las emisiones del día en Estados Unidos. “Necesitamos tener preparado todo lo necesario (pruebas, fuentes, etc.) y enviárselo a todos los grandes medios antes de las cuatro”. Estructuran el trabajo diario en ciclos de cuatro horas con arreglo a los pasos siguientes: primero, aviso legal; segundo, noticias; tercero, oración; cuarto, normas de moderación para la jornada, incluyendo temas prohibidos, y quinto, el presentador hace un resumen de lo que ha ocurrido esas cuatro horas. Para permanecer en el grupo es necesario que te asignen un cargo según una evaluación de habilidades que responda a descripciones de roles detalladas. Puedes ser presentador, productor, mentor organizador, mentor reportero, mentor investigador o moderador.

Mapa Q

“Mapa Q recién salido del horno. ¿Qué os parece?”, Joe comparte el diagrama de flujo más complicado que he visto en mi vida; el mapa del metro de Tokio es una imagen sencilla en comparación. Hay flechas que conectan con palabras que parecen escogidas al azar: las flechas de Obama y Clinton señalan las palabras “pañuelo”, “pizza” y “fiestas gastronómicas”, que conectan a su vez con “idioma en código secreto”, mientras que “arte raro” conecta con “satanismo” y “trata de personas”.

Cuando era joven me encantaba jugar a asociar ideas. Podías entrenar la mente para imaginarte una idea que evocara de inmediato otra imagen en tu cabeza. Cuanto más extravagante fuera la conexión y más improbable la cadena de pensamientos, más hilarante resultaba la historia. Pero siempre sabías que se trataba de un ejercicio de la fantasía.

Mapa Q.Mapa Q.
Mapa Q.

“¡Interesante!”, respondo finalmente, aún fascinada por la cantidad de detalles y la complejidad de su “Cartografía de las redes de corrupción organizadas globalmente”. Los ‘anon’ han encontrado un modo de conectar a la CIA y el MI6 con los Rothschild, el Vaticano, Facebook, Hollywood, los nazis, los ‘illuminati’ y los alienígenas para explicar no solo las guerras mundiales, el cambio climático y los atentados terroristas, sino también las vacunas, la pedofilia y el canibalismo. ¿Por qué habríamos de optar por una explicación más directa para las dinámicas políticas actuales si podemos elegir la más complicada?

Las teorías de la conspiración no tienen que seguir lógica alguna, y sus adeptos pueden llegar a creer en afirmaciones completamente contradictorias. Una investigación demuestra, por ejemplo, que las personas que creen que la princesa Diana fingió su propia muerte también son más propensas a creer que fue asesinada. El mismo estudio concluía que los individuos que piensan que Bin Laden ya estaba muerto cuando las fuerzas especiales estadounidenses entraron en su complejo de Abbottabad en 2011 también son más proclives a creer que sigue vivo. Dichos individuos poseen lo que los psicólogos llaman “mentalidad conspirativa”: si crees en una teoría de la conspiración, hay más probabilidades de que creas en otras, aunque se contradigan entre sí.

Las teorías de la conspiración no siguen lógica alguna, y sus adeptos pueden llegar a creer en afirmaciones completamente contradictorias

Las personas que han recibido menos años de educación son más propensas a creer en teorías de la conspiración. Si tienes muy poca información acerca de un tema, es más probable que confíes mucho en tus conocimientos y juicios. Esto se conoce como el efecto Dunning-Kruger. Las deducciones (i) lógicas pueden perpetuarse ‘ad infinitum’ y generar incontables teorías de la conspiración: existen incluso las teorías conspirativas sobre teorías conspirativas. Según el historiador de origen suizoalemán Daniele Ganser, el término “teórico de la conspiración” es un “grito de guerra político” inventado por la CIA, algo poco probable teniendo en cuenta que el filósofo austriaco Karl Popper ya había utilizado el término en 1940, siete años antes de que se creara la CIA.

Los usuarios de 8chan pueden publicar preguntas dirigidas a Q, como si consultaran al oráculo:

¿Cuál es el gran secreto sobre la Antártida?

¿Qué mercados de valores caerán?

¿Es Boris Johnson digno de confianza?

Y May, ¿¿¿es buena o mala???

¿Es posible viajar en el tiempo?

¿Nos va bien Mueller?

¿Es Michelle Obama un hombre?

Solo una, Q, y me callo.

¿Caerán el Gobierno de Ocupación Sionista y el marxismo cultural?

Algunos ‘anon’ se enfadan asimismo con las conspiranoias ajenas:

Solo para cerrarles la boca a los terraplanistas. Q, ¿es la tierra plana?

No. Q.

¿Está vivo JFK hijo?

No. Q.

Un éxito desconcertante

El éxito de QAnon es desconcertante. Ha pasado de ser una conspiranoia que vivía en los foros marginales de 4chan y 8chan a convertirse en un movimiento masivo que conquista los canales de medios sociales mayoritarios, así como las concentraciones en apoyo a Trump. Solo en 2018, los dispositivos de monitorización de medios sociales de ISD identificaron cerca de treinta millones de incidencias del término “QAnon” en Twitter, YouTube y otros blogs y foros como Reddit y 4chan. En YouTube, los vídeos de QAnon suelen tener cientos de miles de visualizaciones, mientras que los autodenominados “panaderos” se cuentan por decenas de miles, con ramificaciones en prácticamente todo Estados Unidos y Europa. Los partidarios de QAnon se solapan considerablemente con el foro r/The_Donald en Reddit, uno de los principales puntos de encuentro favoritos de la Alt-Right según los análisis de datos del influyente sitio web de noticias del siglo XXI Vox. En agosto de 2018, una foto de Michael Lebron, el principal teórico de la conspiración de QAnon, en la que visitaba a Trump en el despacho oval, apareció en algunos medios sociales y generó controversia.

De ser una conspiranoia de foros marginales a convertirse en un movimiento masivo que conquista los medios sociales mayoritarios

Incluso algunos famosos, como la actriz Roseanne Barr o Curt Schilling, exlanzador de los Red Sox, se subieron al carro y ayudaron a popularizar QAnon. En un momento dado, los vídeos de QAnon eran los primeros en aparecer al buscar “Tom Hanks” en YouTube. Al escribir “la verdad sobre” en el cuadro de búsqueda de YouTube, se abre la posibilidad de indagar en un universo virtual de mentiras, donde Suecia está llena de zonas donde rige la sharia, las vacunas provocan cáncer y los banqueros judíos planean conquistar el mundo. Durante años, agitadores políticos como Alex Jones han estado aprovechando para difundir todo tipo de mentiras de forma deliberada. El presentador de Infowars, la plataforma de teorías de la conspiración famosa en todo el mundo, contaba una y otra vez a los diez millones de visitantes mensuales de su web que el tiroteo de la escuela de Sandy Hook de 2012 era un engaño, un trabajo hecho desde dentro totalmente escenificado. En 2018, Lenny Pozner y Veronique De La Rosa, padres de Noah, de seis años, uno de los veinte niños asesinados en el tiroteo, lo demandaron por difamación. A consecuencia de las afirmaciones de Jones, los padres se habían convertido en objetivo de campañas de odio y se habían tenido que mudar en siete ocasiones.

Foto: Reuters.Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

He de admitir que hay algo emocionante y en cierto modo perturbador en formar parte de una comunidad secreta que crea su propio universo de “pruebas” increíblemente conectadas para explicar el origen de todos los males. Es una escapada a un mundo donde puedes centrar toda tu atención en juntar las diferentes piezas de un importante puzle, como en una novela de Dan Brown. Cualquier hallazgo científico se vuelve insignificante, la probabilidad se percibe como una variable redundante. Esto hace que todo sea posible y que nada se pueda verificar.

El primer paso para la mayoría de los ‘anon’ es darle forma a la red global de Q y convencer a más personas para que sigan al conejo blanco. Todo el universo de la alt-tech se utiliza para la movilización: Q deja sus migas de pan en 8chan; a continuación, los ‘anon’ las meten en el horno y hacen planes en Gab, Reddit y Discord. Asimismo, producen ‘memes’ y vídeos virales para Instagram, Twitter, Facebook y YouTube.

Los ‘anon’ dan forma a la red global de Q y su labor es convencer a más personas para que ellas también sigan al conejo blanco

“¿Puedes compartir este gráfico en tu red de medios sociales, por favor?”, pregunta Raven en la filial británica del movimiento, Q Britannia, cuyo objetivo, según puedo entender, es “proporcionar a la gente del Reino Unido un lugar donde conectarse en red, compartir información, disponer de un archivo y encontrar la manera de recuperar nuestro país“. Según explican los administradores: “La atención debería concentrarse siempre en descubrir información que pueda emplearse en mostrar la corrupción y despertar a la gente. Q conseguirá, sin duda, llegar al Reino Unido en su momento. En ese momento habrá algunas revelaciones sorprendentes y pastillas amargas para todos nosotros“.

Hay un lado práctico en el hecho de combinar diferentes teorías de la conspiración: es posible unir a conspiranoicos de todos los rincones de internet y aumentar el alcance global del movimiento. Los grupos de QAnon han demostrado ser muy flexibles en lo que respecta a la ideología (y la lógica) en sus intentos de moldear sus relatos para adaptarlos a públicos diferentes. Han hecho suyas las manifestaciones de los chalecos amarillos e impulsado las campañas más duras del Brexit y las protestas de Tommy Robinson. Al inyectar en estos movimientos su narrativa conspirativa, pueden aprovecharse de las redes ya existentes y afectar la dirección política.

Más allá de EEUU

Desde que surgieron en el Reino Unido, los ‘anon’ han puesto empeño en hacer campaña a favor del Brexit. Algunos miembros de Q Britannia acusaron a partidarios de permanecer en la UE, como el laborista lord Andrew Adonis, de tener vínculos con el satanismo y de no querer que se cierre la frontera con la Unión Europea debido a su implicación en la trata de personas. En una investigación llevada a cabo junto con ITV descubrí que campañas como #BrexitBetrayal (traición al Brexit) y #StandUp4Brexit (defiende el Brexit) iban acompañadas de los ‘hashtags’ de QAnon y el “gran despertar”.

Una encuesta concluía que las personas que votan a favor del Brexit y a Trump son más proclives a creer en teorías conspirativas sobre la inmigración que los que votaron a favor de permanecer en la UE o a Hillary Clinton. Por ejemplo, el 30% de las personas que votaron a favor del Brexit creían en la teoría del “gran reemplazo”, mientras que solo el 6% de los que votaron en contra lo hacían. A pesar de que los teóricos de la conspiración no tienen un perfil concreto, suelen coincidir en gran medida con individuos que sienten que la globalización les afecta negativamente.

Protesta en Berlín el pasado agosto de negacionistas del covid donde se hizo notar QAnon.Protesta en Berlín el pasado agosto de negacionistas del covid donde se hizo notar QAnon.
Protesta en Berlín el pasado agosto de negacionistas del covid donde se hizo notar QAnon.

En los años sesenta, el historiador estadounidense Richard Hofstadter escribió sobre la prevalencia de un estilo paranoico en la retórica de los “pseudoconservadores”, que combinaba “exageración acalorada, suspicacia y fantasía conspirativa”. No obstante, las conspiranoias son más numerosas y están más extendidas en la actualidad que en la era anterior a internet. Los activistas online de la Alt-Right se han convertido en los nuevos pseudoconservadores, sostiene el sociólogo Andrew Wilson, de la Universidad de Derby. Utilizan teorías de la conspiración en combinación con el activismo de ‘hashtag’ en medios sociales para llevar sus puntos de vista extremistas a la corriente de pensamiento mayoritaria.

Las tácticas para difundir teorías conspirativas en las redes se están volviendo aún más creativas. “Sobre darle la pastilla roja a todo el mundo: cómo transmitir el mensaje de True Lies QAnon —escribe Raven en el grupo de Discord—. Estaba pensando en cuántas personas alrededor del mundo usan la aplicación de Periscope para emisiones en directo. Durante debates importantes como los que mantenemos ahora mismo, ¿qué tal si muchos nos abrimos cuentas en Periscope y emitimos ahí los debates para todo el mundo? Como un ataque sorpresa por parte nuestra.” Algunos ‘anon’ han creado tarjetas de visita y productos promocionales con eslóganes y diseños de Q. “Vamos a necesitar una carpeta para las plantillas de las tarjetas de visita de Q —escribe Raven—. Son parecidas a los ‘memes’, pero con formato de tarjeta y un vínculo a True Lies QAnon en YouTube, o a un sitio web, o un ‘hashtag’ que los conecten con los ‘anon’. Quiero coger uno o dos de los mejores diseños y procesarlos con Vistaprint”.

QAnon no solo ha llegado al Reino Unido. Hay también ramificaciones en Alemania, los Países Bajos, Francia, Suecia, los Balcanes…

QAnon no solo ha llegado al Reino Unido. Hay también ramificaciones en Alemania, los Países Bajos, Francia, Suecia, los Balcanes y otros países. El fundador de Dutch Leaks, una plataforma que afirma desenmascarar cortinas de humo de las instituciones políticas holandesas y europeas, agradece a la comunidad la inspiración para crear su canal en holandés basado en True Lies QNN dentro de Discord. “Podemos compartir información y así aumentar nuestra red —dicen—. Estamos trabajando mucho por crearla y anunciarnos en las plataformas sociales para atraer a más gente concienciada.”

Nunca antes habían estado los actores y movimientos extremistas más conectados internacionalmente que ahora. Los foros y puntos de encuentro globales en internet —ya sean para encuentros románticos o juegos de detectives colectivos— han permitido que grupos marginales se conviertan en comunidades online mucho mayores. Su único argumento de venta es que cultivan vínculos entre individuos afines por todo el mundo. Las conexiones pueden basarse en puntos en común extraños, como la creencia en teorías conspirativas o el deseo de prevenir la supuesta extinción de la raza blanca. Dichas comunidades conectadas en red pueden servir tanto de puerta de entrada como de aceleradores de la radicalización, pero aún más importante es el hecho de que permiten que movimientos regionales eleven su influencia a un nivel transnacional.

Estas redes globales pueden ser aprovechadas en ese momento para la movilización en el mundo real.

Julia Ebner (Espasa)Julia Ebner (Espasa)
Julia Ebner (Espasa)

* ‘La vida secreta de los extremistas: cómo me infiltré en los lugares más oscuros de Internet’ , de Julia Ebner, lo publica Temas de hoy en español el 15 de septiembre traducido por Noelia González. Ebner es miembro del Instituto para el Diálogo Estratégico, donde lidera proyectos sobre extremismo online, desinformación y discursos de odio. Recoge pruebas para numerosos Gobiernos, además de asesorar a Naciones Unidas, la OTAN y el Banco Mundial. Sus artículos periodísticos han sido publicados en ‘The Guardian’, ‘The Independent’, ‘Prospect’ y ‘Newsweek’, entre otras publicaciones. Reside en Londres.

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/cultura/2020-09-13/qanon-teorias-de-la-conspiracion-trump_2743303/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: