Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

¿Por qué ha sido controvertida su inminente elección al frente de BID?

7


Usted ha sido uno de los artífices de la política exterior de EE. UU. en relación con Venezuela. ¿Eso no nos está saliendo medio mal? Ahí sigue el hombre atornillado, y ahora comprando misiles…

Toda la política cambió, cuando juramentó Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, y empezamos a crear la coalición. Casi 60 países del mundo lo apoyaron. Es la coalición a favor de la democracia más grande que hemos visto en el mundo. Es indudable que en estos últimos veinte meses hemos presenciado un régimen más debilitado y más desesperado, buscando cualquier tipo de apoyo para sostenerse día a día. Sobre todo con el tema de la gasolina, porque al fin y al cabo se le han cerrado todas las puertas que había tenido abiertas, hasta con China, con Rusia. En cuestiones económicas, busca desesperadamente que lo rescate Irán. También sabemos que dentro del régimen propio, Maduro incrementalmente no confía en su propio círculo de consejeros y personas de confianza, que cada día es menor, y que ahora son criminales encausados y buscados por la justicia de los Estados Unidos. También hemos visto discrepancias y divisiones dentro del propio régimen. El covid se los está agudizando. No es un secreto que Nicolás Maduro aprovechó el hecho de que Diosdado Cabello tuvo covid para esencialmente quitarle el poder que tenía, y se lo redujo dramáticamente.

(Puede leer: Crecen voces contra el candidato de Trump al BID)

¿En qué se nota que le haya reducido el poder a Diosdado Cabello?

Se nota en su influencia con las Fuerzas Armadas. En el hecho de que su clase básicamente ha sido eliminada de las esferas de poder. Se nota en su mermada participación en el Gobierno y en las diferentes posiciones, y en que sobre los aliados que tenía dentro del régimen ha aprovechado para cambiarlos todos. Los leales a Diosdado Cabello han sido desplazados por Maduro, aprovechándose de su contagio de coronavirus.

¿Y es que tenemos alguna esperanza en Diosdado Cabello, de manera que nos tenga que preocupar tanto que lo distancien del poder?

No, para nada. Pero él es prueba del debilitamiento, la desesperación, la falta de confianza y paranoia adicional que tiene Nicolás Maduro. El hecho de que su círculo, que ya era pequeño, se vaya minimizando más, es una señal de que básicamente no tiene sostenimiento y de que incrementalmente no ve salida a la crisis actual. Básicamente están viviendo el día a día, solo ven a las pocas personas en quienes confían. Pero desconfían de aquellos que están en su entorno.

(Además: ‘El régimen de Nicolás Maduro protege, ayuda y financia al Eln’)

A usted también se le adjudica gran influencia en un plan de inversión muy atractivo para Colombia, que se llama ‘Plan Colombia Crece’, y que es como una especie de Plan Colombia dos, que contempla lucha contra el narcotráfico pero con un marcado acento en el desarrollo de las regiones rurales. ¿En qué consiste?

Son dos iniciativas, obviamente complementarias, pero diferentes. Por una parte, está la iniciativa del plan de crecimiento de Estados Unidos -Colombia. Se basa, efectivamente, en un nuevo plan Colombia de próxima generación, basado en el desarrollo económico, para reforzar, prolongar y sostener las ganancias y los logros que se han obtenido en el tema de la seguridad. Particularmente, intentar tener más impacto en el desarrollo económico en las zonas rurales. Para ese plan se están negociando varios acuerdos específicos, para crear financiamiento, obviamente con un efecto multiplicador pero para inversiones en las zonas rurales, en materia de infraestructura, transporte, energía, etc. También tenemos la meta de lograr ayudar a esos campesinos para que puedan sostener y aprovechar mejor sus ganancias. Se cree equivocadamente que los campesinos que producen coca tienen buenas ganancias, pero no es verdad. Pero son víctimas del abuso y la extorsión de los propios mercaderes de la droga. Así que en los mercados formales van a tener no solamente más oportunidades, sino que van a poder hacer más dinero aun que con la coca.

Se puede inicialmente estimar que estamos hablando de 30.000, 50.000 millones que pueden transferirse nuevamente a la región

¿Y de qué se trata el plan ‘Regreso a las Américas’?

La iniciativa que hemos bautizado ‘el Regreso a las Américas’, formalmente se va a lanzar en las próximas semanas, ya el concepto está avanzado. Lo que estamos creando ahora es un mecanismo financiero para poder aportar y financiar algunos costos de localización. Estamos creando una estructura que permite que las compañías o los países puedan tener una vía mediante la cual, si han tenido en particular una huella en un país, o les interesa su presencia en un país, puedan trabajar con nosotros, y nosotros trabajar en equipo con el país huésped, en este caso obviamente Colombia, donde será el programa piloto.

Luego, tener acceso al mecanismo financiero para aportarle ayuda en algunos costos de la organización, operación, y capital humano. Ahí los que van a tener más éxito, y es la razón por la cual Colombia es como el proyecto piloto, son los que ya han hecho su tarea y la han hecho bien.

¿Colombia ya ha hecho la tarea?

Sí. Colombia tiene identificadas a más de 20 compañías, 20 empresas que han dejado huellas en el país, que han tenido presencia en Colombia, pero que se mudaron a otros lugares del mundo en las últimas décadas, por ejemplo a Asia. Al estar identificadas conjuntamente con el Gobierno colombiano, vamos a formar equipos con el Ministerio de Comercio de Colombia, para hacer la repatriación y abrir acceso a nuestro mecanismo de financiamiento para ayudarles en la localización.

Pensamos que eso obviamente va a tener un impacto enorme en la región. En los últimos años son decenas de miles de millones de inversiones que han salido de Colombia, no solo con empresas norteamericanas. Durante 2018 y 2019 las inversiones de empresas de EE. UU. en Latinoamérica bajaron como en 35.000 millones, por ahí, pero en Asia subieron como en 50.000 millones.

(Puede leer: Tres expresidentes europeos piden aplazar la elección del BID)

¿Y se trata de volver a traer esa inversión?

Exacto. Se puede inicialmente estimar que estamos hablando de 30.000, 50.000 millones que pueden transferirse nuevamente a la región, imagínese lo que significaría eso en la generación de empleo, que es la prioridad de todos.

Señor Claver-Carone, usted está nominado por el Gobierno de los EE. UU. a un cargo al que en Colombia le tenemos mucho cariño, porque ha sido ocupado durante muchos años por un colombiano ilustre que es Luis Alberto Moreno. Nos interesa mucho quién va a ser su sucesor, y lo más probable es que sea usted. Sin embargo, le han salido algunos problemitas. Se le oponen países como Argentina, México, Costa Rica, Chile, que insisten en que por tradición esa presidencia le corresponde a un latino. ¿Pero ese nombre y apellidos suyos no son de origen latino?

(Ríe) Bueno, sabe que yo soy familiar, creo que primo lejano, de San Pedro Claver, que es el santo patrón de Colombia. De santo no saqué nada (ríe).Pero no solo soy el candidato nominado por los Estados Unidos, sino he sido oficialmente nominado por Guyana, Haití, El Salvador y Paraguay. Por lo cual, creo que soy el candidato en la historia del BID más representativo de toda la región, de Norteamérica con los Estados Unidos, de Centroamérica con El Salvador, del Caribe con Haití y Guyana, y obviamente de Suramérica con Paraguay. Mi candidatura ha sido nominada por todas las subregiones de las Américas, de lo cual nos sentimos muy orgullosos, y creo que es algo que no se debe criticar, sino celebrar.

Lo apoyan ampliamente Colombia, Brasil, Ecuador, Estados Unidos, y Venezuela…

Me apoyan públicamente más de 18 países, no están mal…

(Le sugerimos: La distancia entre Claver-Carone y el actual presidente del BID)

Pero el candidato Biden, a través de su vocero, dijo que nadie debería sorprenderse de que el nominado al BID de la administración Trump esté generando escepticismo entre algunos accionistas principales del banco, “porque este nominado es como la mayoría de sus personas designadas: demasiado ideológico y subcalificado”. ¿No es una descalificación muy fuerte?

Estamos en pleno furor de la campaña presidencial, y los voceros salen a decir cualquier tipo de cosas. Yo diría que en las últimas seis semanas se ha hablado más del BID de lo que se había hablado en los últimos seis años, y a lo mejor, en sesenta años.

La realidad es que muchos de esos políticos nada hicieron por el BID en las últimas décadas. Y ahí esta Luis Alberto Moreno como testigo de eso. Así que lo que sí podemos y tenemos la oportunidad ahora de hacer es que toda esta energía que se ha creado alrededor del BID, de ambas partes, republicanos y demócratas, se canalice ahora para poder movilizar ya los recursos, y lograr cohesión en las instituciones financieras internacionales. Me he comprometido para un término de cinco años, con una agenda ambiciosa. Vamos a cumplirla. Si soy elegido el 12 de septiembre, todas las personas que tanto han hablado de que apoyan el BID van a tener que cumplir con su palabra.

¿Teme que a última hora el grupo que se opone a su nombramiento logre aplazar la fecha de la elección?

Cuando nosotros lanzamos la candidatura el 17 de junio, todos los países del BID, incluyendo a la Argentina, unánimemente acordaron que la elección fuese el 12 de septiembre. Solamente después de que dos terceras partes de países de la región salieron públicamente a apoyarme, empezaron a buscar la zancadilla. Hemos hecho todo siguiendo las reglas, es un proceso democrático, y en las democracias deben surgir las mayorías y no las zancadillas.

La gestión económica del presidente Duque ha sido responsable, al igual que la de los EE. UU.

Finalmente, ¿usted cómo ve el papel de Colombia en el futuro inmediato?

Muy positivo. Mire, obviamente está atravesando una crisis debido a la pandemia que todo el mundo está sufriendo. Sin embargo, la gestión económica del presidente Duque ha sido responsable, al igual que la de los EE. UU., a pesar de la interrupción de la actividad económica que hemos tenido. Estructuralmente EE.UU. sigue siendo muy fuerte y estamos muy confiados en que vamos a repuntar, en cuestión de empleos, de crecimiento económico y de mercados. Creo que Colombia estructural y fiscalmente es el país que más flexibilidad y más colchón había creado para poder, no solamente aguantar hasta cierto punto esta crisis, sino para abrirse ahora nuevamente camino y volver a repuntar.

Nosotros obviamente queremos ayudar y trabajar conjuntamente con Colombia para que ese repunte sea rápido. Igualmente queremos hacerlo con toda la región. No queremos que esta sea otra década perdida. Y para eso vamos a tener que trabajar todos juntos, creo que la visión va a ayudar definitivamente, y bueno, la situación y la crisis actual requieren soluciones que no se pueden postergar. Y, obviamente, por eso es conveniente que se respete la voluntad de la mayoría de la región; lo que he ofrecido con mi candidatura al BID son soluciones en ese sentido, y esperamos que se puedan cumplir, y que una minoría no intente obstaculizarlas.

Bueno, entonces después del 12 de septiembre volveremos a hablar, muy seguramente ya como presidente del BID, porque lo veo a usted ya elegido…

Si San Pedro Claver quiere…

(No se quede sin leer: Colombia y 16 países más rechazan posponer las elecciones del BID)

¿Qué santo no va a querer tener un primo en ese puestazo? (Risas).

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Fuente: El Tiempo https://www.eltiempo.com/mundo/mas-regiones/entrevista-de-maria-isabel-rueda-a-mauricio-claver-carone-537154

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: