Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Twinings, el té de la realeza. Historia de una marca

13

Tres siglos lleva la familia Twining vendiendo uno de los tés más célebres del mundo en la misma calle, The Strand, que conecta Westminster con la ciudad de Londres.

Thomas Twining llegó a este lugar en 1706, y desde Tom’s Coffee House atendió como una cafetería más de la época. En ese entonces, las cafeterías eran sitios de reunión para hombres, bebían no solo café, sino ginebra y cerveza.

El té, traído de China, fue nuevo. Las mujeres no podían ser vistas en una cafetería, y por eso, casi un siglo después, cuando las mujeres de la aristocracia se aficionaron a esta bebida y se estableció la costumbre del afternoon tea, un ritual de té acompañado con pequeños bocaditos, Twining también abrió su salón de té.

La calidad ha sido la bandera de esta marca por siglos. A esta casa acudían los nobles a encargar mezclas de té, y por lo mismo surgió la famosa Earl Grey, que lleva el nombre del conde que pidió esta mezcla, al menos según lo cuenta la marca, ya que hay otras historias acerca de su origen.

Lo cierto es que Twinings es sinónimo de esta mezcla y también del conocido sabor del breakfast tea. Y ha sido proveedor de la casa real británica por muchos años. Se dice que es el té que consume la reina Isabel II, el que llevaba consigo incuso en sus viajes, a veces con un poco de leche.

REDACCIÓN CULTURA
@CulturaET

Fuente: ElTiempo https://www.eltiempo.com/cultura/gastronomia/historia-de-una-marca-twinings-el-te-de-la-realeza-529106

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: