Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

‘A uno se le revienta el disco duro, y para el manicomio’

24

Margalida Castro es la habitante mejor cuidada del edificio en el que vive en el centro de Bogotá. Lleva allí medio siglo, y desde que comenzó la emergencia sus vecinos y las personas encargadas de la vigilancia le pagan los recibos, le hacen las vueltas y le dejan en la puerta de su apartamento todo lo que necesita.

“Estoy más cuidada que una porcelana”, dice la actriz, una de las más importantes del país, que, además, se siente “mamá de la televisión de Colombia, y como buena mamá quiero mucho a este niño hermoso que es el trabajo que aquí se hace”.

Santandereana, ha hecho grandes personajes en la televisión: Bertha Montenegro de Matallana en ‘Doctor Mata’; Josefina en ‘La luz de mis ojos’; Gertrudis ‘Dudis’ Buenahora en ‘El secretario’; Úrsula Eloísa Lacouture Infante de Cabrales y Bárbara Fon Braun Lacouture Infante en ‘Chepe Fortuna’; Mercedes en ‘Luzbel está de visita’; la Tía Chavela en ‘Yo amo a Paquita Gallego’; Elida Pérez en ‘Música, maestro’; la Sietelenguas en ‘Caballo viejo’, Susy Borda de Lavalle en ‘Gallito Ramírez’…

La lista sigue, es mucho más larga, y a cada uno de estos personajes Margalida Castro les ha puesto su alma. 

(Lea también: ‘En mi familia, la ‘normal’ es mi hermana, que estudió idiomas’)

A mí se me dan muy bien los acentos porque soy música y porque para mí, cada libreto es un pentagrama, cada personaje es una obra musical que voy armando según como habla

La actriz cuenta que incluso fue nombrada costeña honoraria por el fallecido periodista Ernesto McCausland, por los dejos costeños de sus personajes de ‘Música, maestro’, ‘Gallito Ramírez’ y ‘Caballo viejo’.

“A mí se me dan muy bien los acentos porque soy música (estudió flauta y es arquitecta) y porque para mí, cada libreto es un pentagrama, cada personaje es una obra musical que voy armando según como habla”.

Por estos días, la televisión repite dos personajes suyos costeños: el de ‘Música, maestro’ (que emite Señal Colombia, entre semana) y el de ‘Chepe Fortuna’, que va sábado y domingo por RCN.

Sobre el primero, en el que hacía un personaje de música, cuenta que fue dirigida por David Stivel, quien le decía siempre: ‘Vos me alucinás, Margalida’, y eso, “viniendo de un argentino, pues era maravilloso”, y del segundo lo que más recuerda y le emociona es que cuando empezaron los ensayos, el libretista, Miguel Ángel Baquero, le dijo que desde que era niño había soñado con estar al lado de ella, trabajar con ella.

Hoy son grandes amigos, como la mayoría de actores mayores y jóvenes que han trabajado con Margalida, una mujer que ha escrito varios libros en los que habla de lo traumático que es estar en un hospital psiquiátrico, una experiencia por la que tuvo que pasar. 

“Yo tuve unas fracturas de cráneo graves, y mi mamá les pidió a los médicos que me salvaran, quedara como quedara. El doctor Jaime Gómez González y ocho neurocirujanos más me operaron, y quedé bien, pero sin poder dormir, y así se me fue fundiendo el cerebro; a uno se le revienta el disco duro, y para el manicomio”.

Con toda la seriedad del mundo narra que cuando hace 30 años se le apareció la Virgen, le dijo que ese hecho había sido programado desde el cielo para que ella contara esta historia. Hoy duerme mejor gracias a que camina mucho. 

(Le puede interesar: La cuarentena televisiva)

Y mientras sale su cuarto libro, ya han aparecido ‘Margalida: del manicomio a la luz’, ‘Camisa de fuerza’ y ‘A ti María que tomaste mi vida por asalto’, que son de carácter testimonial.

Tanto sus libros como sus personajes, cuenta, han salvado vidas, y ella se ha podido enterar. “Una joven de Tame, Arauca, me dijo que con 27 años y en embarazo, se iba a suicidar porque sufría de depresión. Una tía le llevó uno de mis libros, y luego de leerlo pensó que si yo había sido capaz de pasar por lo que sufrí, ella podía seguir viviendo. Su niño se llama Emmanuel Emmanuel, así, doble, como símbolo de salvación. Me dijo que siguiera escribiendo, porque mi testimonio era muy poderoso y fuerte”.

Y estando en Chile, donde viven sus dos hijas, fue con ellas, que tuvieron bebés con 4 meses de diferencia, a comprar ropa para los niños. En ese país estaban dando Yo amo a Paquita Gallego’, y una vendedora la reconoció.

“Estoy viva por usted –le dijo–, hace poco se murió mi bebé, de tan solo cuatro meses, y su personaje me ha mantenido de pie”.

Su gran fe y su trabajo hablan por ella. Son varios los actores que han contado que estando en escenas con Margalida Castro hay escarcha en el set, sin saber de dónde llega y aun en los climas más calientes. 

(Lea además: Los 90 años de Julio E. Sánchez Vanegas, visionario de la TV)

Cada santo tiene una misión. Es que en la droguería del cielo está todo lo que necesitamos

Con varios de ellos reza cuando necesitan algo y les indica a qué santo deben ir dirigidas sus oraciones, “porque cada uno tiene una misión. Es que en la droguería del cielo está todo lo que necesitamos”.

Su casa, además, es un lugar consagrado. Está llena de estatuas de distintos tamaños de santos a los que les hace vestidos y zapatos con telas lujosas porque se lo merecen. Igual ha hecho con las estatuas en distintas iglesias de la ciudad y en la de la mina de sal de Zipaquirá.

Ella misma da testimonio: “El apartamento de una de mis hijas en Chile se incendió, y cuando me salió el personaje de ‘Chepe Fortuna’ ahorré todo el dinero para comprarle uno nuevo, pero Úrsula moría y todavía me faltaba. Entonces apareció un nuevo rol allí, el de Bárbara von Braun Lacouture Infante, y me alcanzó además para regalarle a mi hija las cortinas de su nueva casa”.

Leyendo, haciendo ejercicio y orando pasa estos días. No sabe manejar redes sociales, pero las tiene, y la encargada de actualizarlas es su mánager, a la que ella le manda mensajes para sus 200.000 seguidores.

“Es que los actores somos terapeutas, subimos las defensas”, dice Margalida Castro.

CULTURA

Fuente: ElTiempo https://www.eltiempo.com/cultura/cine-y-tv/margalida-castro-habla-de-los-papeles-mas-recordados-de-su-carrera-522390

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: